Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

domingo, 23 de novembro de 2008

LOS PARADIGMAS DEL TERCER MILENIO

LOS PARADIGMAS DEL TERCER MILENIO

Ruben Centellas ~ Bolivia
El conocimiento es parte fundamental como ventaja competitiva de las nuevas empresas, es un recurso que poseen todas las organizaciones y se puede gestionar de diferentes formas.

En la actualidad no es de extrañar encontrarnos con fuentes bibliográficas que hagan referencia a la globalización, revolución informática, capital intelectual, revalorización del factor humano, y muchos otros temas que dan cuenta de la necesidad de cambio en la forma de gestionar el elemento humano en las organizaciones.

Asombra menos, el hecho de que las organizaciones también deben adaptarse a las exigencias del medio y adecuar sus estructuras para responder a los paradigmas del tercer milenio; asumiendo un creativo e innovador sistema de planificación que permita "prever" el futuro para no tener que "padecer".

Sin embargo, las organizaciones se han creado y se estructuran para que funcionen en un ambiente relativamente estable y previsible que ofrecía la era industrial. La rapidez actual de renovación organizacional es comprendida en forma demasiado lenta por las organizaciones para hacer frente a la velocidad del cambio que ha traído al mercado en la "Era del Conocimiento", que consiste en la idea de una sociedad inteligente, en el cual las actividades rutinarias pasaran para las máquinas y las personas serán quienes hagan el trabajo inteligente.

Este paradigma que comienza a identificarse como el poder de la Nueva Economía, puede caracterizarse por las siguientes claves:



La rapidez del cambio en las tecnologías (telefonía móvil, Internet, etc.).

La globalización que permite conseguir la presencia de los productos o servicios en el mayor número de mercados posible y en un corto plazo de tiempo.

El incremento de la cultura económica del consumidor o cliente que exige cada vez mayores niveles de excelencia al producto o servicio y, por tanto, impide que se trasladen ineficiencias de las empresas a su oferta.

El conocimiento y la información (intangibles) como elementos que mayor valor añaden al producto o servicio.

Así mismo, la caracterización de este nuevo entorno genérico está produciendo un impacto directo en la empresa convencional fundamentalmente, a través, de la modificación de patrones clásicos de la organización del trabajo, de la potenciación de la comunicación interna y de la necesidad de incorporar en su oferta de productos o servicios cada vez mayor nivel de factores intangibles.
De esta manera, se tornan nuevos vectores estratégicos competitivos en la organización, los cuales dependerán de su habilidad para incorporar en el menor tiempo posible las competencias y aptitudes directamente relacionadas con la gestión del cambio (innovación), la gestión del conocimiento y la actualización de este activo a través de una formación de excelencia.

No obstante, para que el conocimiento se convierta en fuente de ventaja competitiva no basta con que exista, es necesario que se pueda capturar, crear, distribuir, almacenar, compartir y utilizar por los miembros de la organización.

En el presente y futuro, el trabajo se vincula progresiva y asombrosamente al aprendizaje; la sentencia de los tiempos venideros no puede ser más clara: la capacidad de aprender con mayor rapidez que la competencia será, sin duda, la única Ventaja Competitiva sustentable de éstos y los futuros tiempos; este aprendizaje se acrisolará en el desarrollo constante de tecnologías de proceso, que le dará a las organizaciones, la elasticidad, movilidad de una serpiente: para reaccionar y accionar ante los signos de los mercados de esta hiper-época que comenzamos a vivir.

El aprendizaje es, y será en el futuro, la piedra angular del desarrollo de las organizaciones, motivo por el cual, lo más admirable de un empresario es su humildad para seguir aprendiendo –de sí mismo y de los demás-; lo más reprobable es su soberbia, pues ésta es la principal causa de que no siga aprendiendo para adquirir sabiduría.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe