Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 24 de janeiro de 2011

PREOCUPARSE


«preocuparse por (o de)», no «preocuparse sobre»

24/01/2011

La Fundación del Español Urgente recuerda que el verbo preocuparse se construye con las preposiciones por o de, y no con sobre.

Es común encontrar en los medios de prensa frases como las siguientes, donde preocuparse aparece construido con la preposición sobre: «… según los manifestantes, el gobierno no se ha preocupado sobre el futuro del puerto»; «Benedicto XVI está muy preocupado sobre la división entre secularismo y fe».

Preocuparse (que significa 'sentir temor o inquietud por alguien o algo' o 'dedicar atención a alguien o algo') se construye con las preposiciones por o de, tal como se indica en el Diccionario panhispánico de dudas.

Así, en los ejemplos anteriores lo correcto hubiera sido decir «… según los manifestantes, el gobierno no se ha preocupado por el futuro del puerto»; «Benedicto XVI está muy preocupado por la división entre secularismo y fe».

LA VEJEZ...

Las claves para mantener tu cabeza joven

El catedrático de Fisiología Humana Francisco Mora asegura que retrasar el envejecimiento del cerebro es posible

CRISTINA GARRIDO / MADRID

Sentir la felicidad de las pequeñas cosas es clave para retrasar el declive del cerebro
Cada vez nos morimos más tarde y eso puede ser una suerte o una desgracia según el provecho que le saquemos. En España la esperanza de vida actual se sitúa en torno a los 80 años, una cifra que aumentará en casi seis años durante las próximas cuatro décadas. Pero, ¿merece la pena vivir hasta los 90, los 100, los 120 años? En nuestro país los parámetros culturales asientan la creencia de que a partir de los 65 años llega la retirada y que los viejos tienen poco que hacer más que mirar las obras. Y, obviamente, ante esta perspectiva de «fiesta», a nadie le apetece que la cosa se alargue demasiado.
«La jubilación no puede ser el final de una vida. Vivimos con la creencia de que el trabajo lo es todo y cuando llega el momento de dejarlo viene el precipicio. Hay que cambiar la cultura y aprender desde jóvenes que hay vida más allá de lo profesional», explica Francisco Mora, catedrático de Fisiología Humana en la Universidad Complutense de Madrid.
El número de años que vamos a vivir tiene un componente genético alto, pero el tipo de envejecimiento (si llegamos gagás o espabilados) es cuestión de estilos de vida. Ante este planteamiento, Mora asegura en su último libro «¿Se puede retrasar el envejecimiento del cerebro?» (Alianza Editorial) que siguiendo unas pautas se puede retrasar el declive del cerebro para disfrutar en plenas facultades de la vejez.
Comer menos de modo alternativo, hacer ejercicio físico y mental regularmente, viajar, vivir acompañado, adaptarse a los cambios sociales, no fumar, disfrutar de un sueño reparador, evitar el apagón emocional o sentir la felicidad de las pequeñas cosas, son algunas de las claves que da el experto.
Alimentos del cerebro
No son pocos lo estudios que achacan a determinados alimentos propiedades contra el alzheimer y otras patologías relacionadas con el envejecimiento del cerebro. La mayoría de estas afirmaciones se basan en correlaciones estadísticas.
Es el caso de la cúrcuma, una especia con una gran potencia antioxidante, muy consumida en India, donde precisamente la incidencia de la enfermedad de Alzheimer es muy baja. «Si queremos viejos sanos tenemos que cambiar a la dieta mediterránea: aceite de oliva virgen puro, proteínas del pescado, oligoelementos de frutas y verduras; y huir de las carnes rojas», asegura Mora.
Y en cuanto a ejercitar la mente, nada de los populares videojuegos para entrenar la memoria, este experto recomienda aprender un idioma o a tocar un instrumento porque «es más efectivo para conservar la juventud del cerebro aprender cosas nuevas cada día en lugar de repetir las ya aprendidas como loros».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe