Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sexta-feira, 11 de março de 2011

FUNDÉU RELATA


«Hay que hacer periódicos más agradables»
Alberto Gómez Font, coordinador de la Fundéu BBVA, asegura que el uso del idioma en Internet es positivo porque facilita la comunicación inmediata.

Gómez Font, dice que los extranjerismos enriquecen la lengua si se saben usar, pero hay casos en los que son innecesarios.

El experto en lingüística se ríe cuando recuerda la historia de la palabra aceite. Esta es una palabra de origen árabe y se utiliza para referirse al jugo de la aceituna.

A manera de chiste cuenta que un día un hombre de habla hispana esperaba adquirir un poco de óleo, pero antes de pedirlo escuchó a un árabe que lo llamaba aceite y como le pareció un nuevo término empezó a difundirlo hasta que el óleo empezó a llamarse aceite.

La anécdota corre por cuenta de Alberto Gómez Font, coordinador general de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), en España, quien llegó al país para participar en la celebración del 85 aniversario del Diario LA PRENSA.

Gómez Font alerta sobre el deterioro que el idioma español sufre ante los diversos cambios en el habla de los hispanos y la gruesa lista de anglicismos que se han sumado al amplio diccionario español.

-¿El uso de anglicismos de forma descontrolada entorpece el uso del español?

Los extranjerismos si se usan con medida y cuidado enriquecen a un idioma, porque son nuevas palabras que vienen a alimentar la lengua.

Por ejemplo, alguien que inventa algo como el escáner y lo llaman así, entonces lo que hacemos es apropiarnos de ese término y adaptarlo a la ortografía del español. Escáner nos llegó con un ‘s’ líquida al inicio y con dos ‘n’ ( scanner ), le pusimos una ‘e’ delante de la ‘s’, le quitamos una ‘n’ y le pusimos una tilde en la ‘a’ para marcar la intensidad de la palabra e hicimos una palabra nueva: escáner.

Pero a veces son innecesarios y es ahí cuando se nota un daño en el idioma.

Sí, hay otros extranjerismos innecesarios porque se aplican para tratar de ser distinto y demostrar a los demás que uno sabe más y entonces dicen holding en lugar de consorcio. Eso realmente hace daño al idioma, porque no toda la gente tiene que saber otras lenguas y se pone un término en inglés y se da por hecho que la persona que lo lee lo comprenderá y no es así.

-Se dice que los periodistas dictan normas en cuanto al uso del español por el uso del idioma al momento de informar. A partir de su experiencia, ¿cómo ve el manejo del español en los medios de comunicación, principalmente en los escritos?

El manejo del español en los medios de comunicación en el mundo hispano goza de un nivel bueno. Si bien es cierto en la lengua escrita ha habido un retroceso en la calidad de la escritura debido a la excesiva confianza en los correctores automáticos. Esos correctores son minas automáticas que se tienen que desactivar en cuanto se pueda, porque están diseñadas para analfabetos funcionales.

No es necesario que una máquina vigile si nos equivocamos o no nos equivocamos. Esas máquinas no piensan. Son máquinas a las que le dan una serie de órdenes y en algunos casos puede hacer que nos equivoquemos más todavía.

Durante algunos años hubo una figura en los medios de comunicación escritos y sigue habiendo afortunadamente en algunos medios, y es la del corrector de texto. Pero este se fue sustituyendo por el corrector automático.

Los medios impresos son una referencia para los hispanohablantes.

Sí, se tiene que tomar conciencia de que una página de un periódico es un ejemplo de cómo se está usando el idioma hoy y si hay errores, principalmente en los titulares, se detecta con mayor facilidad.

Cuando uno es periodista maneja una herramienta básica, que es la lengua, y si no maneja bien esa herramienta que se usa para informar a la gente, desde ahí ya está haciendo mal su trabajo.

-¿El uso del internet y las nuevas tecnologías contribuye al deterioro del idioma o lo enriquece?

El nivel de calidad en el uso de español en las páginas de internet es la misma que en las páginas impresas.

La influencia que puede tener el internet en el uso del idioma en los medios de comunicación es positiva porque facilita la comunicación inmediata. El intercambio de información se ve rápido, podés ver cómo se está llamando la misma cosa en distintos países del mundo. Hay una cosa que fluye por la red y hace que se tengan una serie de recursos que antes no se tenían para un mejor uso de la lengua.

Pero a veces la red no es confiable.

Hay mucha basura en la red. Por eso hay que saber dónde mira uno en internet. Hay una serie de recursos muy buenos y son para resolver dudas sobre el uso del español, sinónimos, aclaraciones de cómo se dice el plural de determinada palabra (...) hay mucha buena información, pero se tiene que diferenciar de la que no es buena.

Cuento sencillo

«Hacer periodismo cultural es una responsabilidad de los medios de comunicación. Esa debería ser la responsabilidad corporativa de los periódicos. Hay que hacerle más agradable la lectura a la gente, hay que contar las cosas con un lenguaje sencillo, directo y de forma que cuando uno inicie a leer el artículo tenga ganas de seguirlo leyendo».
Publicado 09/03/2011
Jeniffer Castillo Bermúdez
La Prensa.com.ni, Nicaragua
Lunes, 7 de marzo del 2011

ESOS BUENOS AMIGOS QUE NO DEFRAUDAN...


© Archivo Efe
Un amigo hace llegar a Línea Directa este comentario: «En La Nacion online, a propósito de la mención de un unitario con Gonzalo Heredia en el que el actor interpretará a un lobisón, hubo al pie del artículo un montón de comentarios de lectores que ponían el grito en el cielo porque, según ellos, «lobisón» se debería haber escrito *lobizón . Hubo un solo (solamente) lector o un lector solo (solitario) que los remitió al DRAE y les dijo que lobisón es correcto».

Ir al diccionario, como aconseja Fundéu, es siempre el camino indicado. Quien esto escribe recuerda cuando, a los diez años y leyendo Fuego salvaje de Zane Grey, encontró la palabra hirsuto y sufrió un ataque de indignación, convencida de que la grafía correcta era *hisurto . Sólo una discusión posterior con su padre (el que había aconsejado la lectura de la novela) y la consecuente búsqueda en el diccionario la convencieron de que el traductor sabía su oficio y que hirsuto era la grafía correcta. Pero, como premio consuelo, también aprendió allí a usar de una vez y para siempre la palabra cortafuegos , en el sentido de 'vereda ancha que se hace en los sembrados y montes para que no se propaguen los incendios' (en el DRAE la entrada actual es cortafuego o cortafuegos).

Ahora bien, no siempre que uno busca está la palabra en el diccionario, pero eso no significa que no exista y que por ello su uso no sea correcto. Por ejemplo, hay muchos adverbios terminados en -mente que tampoco figuran y no por ello dejan de usarse ni son menos correctos. María Moliner, en la Presentación de su Diccionario del uso del español , aclara que «en muchos casos, se sustituye la definición de los derivados en una palabra formados mediante un sufijo usual por la fórmula "derivados de significado deducible del de". En general, no habrá duda respecto de su significado; pero, si la hubiese, bastaría con buscar el valor del sufijo en su lugar alfabético».

Dos lectores de esta columna, Ana M. Tello y Eduardo Acosta, tuvieron una misma duda. Escribió Tello: «Hace unos días, mientras conversaba con una mamá, le escuché decir la palabra repitencia y hoy la veo escrita en el diario. Fui al diccionario y no la encontré. Abrí el de la RAE (Internet) y tampoco figuraba. ¿Existe esta palabra? ¿Hay un equivalente cuando nos referimos a la repetición de grados o años escolares?». Acosta se refirió a ello casi en los mismos términos: «En repetidas ocasiones he leído en La Nacion la palabra repitencia en relacion con el problema escolar de la repetición de grado o año. ¿Es una palabra ya admitida en nuestro idioma? Me sonaba mejor hablar de repetición».

Repitencia es un sustantivo formado correctamente. Si se consulta la entrada del sufijo -ncia , en el DRAE , está la respuesta: «-ncia. (Del lat. - ntia ). 1. suf. Forma sustantivos femeninos abstractos, de significado muy variado, determinado por la base derivativa. Toma las formas -ancia , cuando la base derivativa termina en -ante . Extravagancia , importancia ; -encia , cuando termina en -ente o -iente . Insistencia , dependencia » En el DRAE figura el adjetivo repitiente : «(Del ant. part. act. de repetir ). 1. adj. Que repite o se repite. U. t. c. s. 2. adj. Que repite y sustenta en escuelas o universidades la repetición. U. t. c. s.", pero en el Diccionario panhispánico de dudas se aclara que «el adjetivo, usado frecuentemente como sustantivo, que se aplica en muchos países de América al alumno que repite curso, es repitente (...) La forma repitiente , también válida, es menos frecuente. Con este mismo sentido, en otros países, se usa la forma repetidor».

Hay que volver a lo que nos enseñaban cuando éramos chicos. Fundéu nos lo recuerda: «El diccionario es tu amigo» y el tango lo confirma: «Los amigos se cotizan en las buenas y en las malas». En soporte papel o en Internet, diccionarios y enciclopedias estarán siempre a la mano, dispuestos a ayudar. ¡Consultémoslos, seguro que no nos van a defraudar!

Publicado 07/03/2011
Graciela Melgarejo
www.lanacion.com.ar

FUNDÉU RECOMIENDA...


Recomendación del día


el billion inglés no equivale al billón español

Es común que cuando los medios de comunicación escriben cifras que proceden de textos en inglés hablen incorrectamente de billones: «Según las proyecciones poblacionales, en el 2011 seremos 7 billones de personas»; «Cuando se acabe el 2011, alcanzaremos los 7 billones de personas sobre la faz de la tierra».

Según explica el Diccionario panhispánico de dudas, el billion inglés equivale en español a mil millones o un millardo, denominación menos utilizada, y no a un billón ('un millón de millones').

De este modo, en los ejemplos citados lo correcto hubiera sido: «Según las proyecciones poblacionales, en el 2011 seremos 7.000 millones de personas»; «Cuando se acabe el 2011, alcanzaremos los 7.000 millones de personas sobre la faz de la tierra».

FUNDÉU RECOMIENDA...


Recomendación del día

las Fallas, cinco claves para una buena redacción

Próximamente se celebra en Valencia y otras ciudades y regiones de esta comunidad la fiesta de las Fallas. A continuación se muestran algunas recomendaciones sobre los términos que pueden plantear dudas.

1. La palabra falla se escribe con mayúscula inicial cuando se usa como nombre de la fiesta que se celebra, fiesta de las Fallas o simplemente las Fallas.

2. Se escribe con minúscula cuando nos referimos a uno de los grupos escultóricos que se queman: «La falla ardió rápidamente» y no «La Falla ardió rápidamente».

3. Aunque no son palabras propias del castellano, en España términos como ninot, cremá, mascletá, plantá y casal están lo suficientemente asentados en el uso como para escribirlos en letra redonda.

4. Es conveniente traducir la expresión ninot indultat como ninot indultado.

5. Las expresiones Nit del Foc y la Cremá es aconsejable escribirlas en mayúsculas y en redonda.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe