Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sábado, 15 de dezembro de 2012

DEL IDIOMA


REFRANERO NEGRO
María Luisa García Moreno
Revista Pionero, Cuba,
Octubre, 2012


De la cultura africana, nos llegan numerosos refranes o proverbios acuñados por la experiencia colectiva a través del tiempo, con temas diversos y relacionados con su realidad.
Proceden de aquella época en que la tradición oral llevaba el saber popular de una generación a otra. Y ¡claro!, muchos se ajustaron al nuevo entorno en que los esclavos traídos desde el continente negro desarrollaron sus vidas en estas tierras. De esa forma contribuyeron a enriquecer nuestra propia herencia cultural.
Por ejemplo, uno de esos refranes, de origen congo, dice: «Cuando el leopardo está ausente la gacela baila». En América, donde no hay ni leopardos ni gacelas, pronto se transformó: «Cuando el gato está ausente, los ratones se divierten (o se van de fiesta)». ¿Y no has oído ese otro que reza: «Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza» (quizás el único errado, pues la educación ha demostrado su poder en este sentido). Mira el original, de origen yoruba: «¿Por qué nos quejamos de que un árbol salga torcido cuando en nuestras calles hay personas torcidas?», que no presenta, por cierto, el fatalismo del más común entre nosotros.
Hay otros tres que, aunque no les conozco relación con los nuestros, me parecen muy interesantes y te los quiero regalar convencida de su profunda verdad: «Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza siempre glorificarán al cazador»; «La mentira es como un pez muerto, siempre sale a la superficie» y «Cada hombre deja sus huellas».

LA LENGUA VIVA








Humor se escribe con hache
Amando de Miguel
Demos la bienvenida a un nuevo libertario, curtido ya en las batallas del Facebook. Se trata de José Cuevas Yáñez, que en su día fue nombrado Prioste de la Cofradía de mi Facebook. En esa posición se encargó de recordarnos cotidianamente los escolios filosóficos de Nicolás Gómez Dávila, el famoso pensador colombiano, una especie de Ortega y Gasset americano. Don José Cuevas ha acuñado el verbopriostar para introducir unas gotas de humor en las comunicaciones internéticas. Nos vendría muy bien que replicara aquí la experiencia. El humor es la mejor demostración de que muchas palabras acarrean un doble sentido.
En la misma línea humorística, Juan Antonio Fernández M. me envía algunos chistes desternillantes. Reproduzco resumidos dos de ellos. Se trata de un profesor de enseñanza primaria (o como se llame ahora) que trata de provocar a sus alumnos para que imaginen lo que van a ser de mayores. Jaimito contesta que de mayor será millonario, irá a las fiestas llevando a la puta más cara, a la que regalaría una mansión, un yate, un coche deportivo y más cosas. Después de ese deseo, el profesor señala a una alumna: "Y tú, Luisita, ¿qué quieres ser de mayor?". La niña responde: "Profe, yo la puta".
El otro suceso que cuenta mi corresponsal revela muy bien la gracia que supone la sorpresa. Se trata de una excursión de moteros, de esos que hacen trepidar sus Harley Davidson. Al pasar por un puente, la pandilla se encuentra con una delicada muchacha dispuesta a saltar por la barandilla. El jefe de los moteros hace parar a sus seguidores y se dirigen a la muchacha. La cual les comunica que se va a suicidar. El musculoso y rudo jefe de los moteros le dice que adelante, pero le pide que antes le dé un apasionado beso de despedida. La muchacha accede con gusto y ambos se estrechan en un romántico beso. El motero reconoce que ha sido el beso más cálido que le han dado en su vida. Lo cual le da ánimos para preguntar a la chica por qué se va a suicidar. La respuesta es así de sincera: "Es que a mi papá no le gusta que me vista de mujer".
Julio Iglesias de Ussel relata la conversación oída en un bar de Granada. Sintetizo mucho por mor del espacio que tengo. Uno de los paisanos deja caer que le han dado la invalidez, pero que sigue regentando el negocio que tenía con su mujer. Su compañero le felicita por la astucia y añade que él despidió a los tres trabajadores que tenía en el taller para ahorrarse los seguros sociales. De esa forma los tres trabajadores siguen trabajando y cobrando el paro al mismo tiempo. Todos contentos. Su compañero se congratula de esa forma de hacer las cosas y le comunica que a su hija le ha regalado un BMW A3, pero que la chica es muy lista y ha conseguido una beca de 5.000 eurillos. Hay que defenderse. Por eso en su taller no acepta facturas con IVA, que solo sirven para engordar a los chorizos del Gobierno. Claro que lo mejor es haber conseguido una declaración de discapacidad para su padre, y así él puede aparcar tranquilamente en los lugares reservados para minusválidos. Los dos interlocutores se entretienen después en hacer ascos de los casos de corrupción en el Ayuntamiento y en la Comunidad. La conversación se interrumpe porque el primer interlocutor recuerda que su coche lleva un rato en segunda fila. Don Julio comenta que conversaciones como la que él recogió en el bar de Granada se pueden documentar en muchos lugares. Se pregunta si, después de esto, nos merecemos los políticos que nos gobiernan. Aquí el antropólogo se pone serio. El humor es una forma de enfrentarse a las inquietudes y tribulaciones cotidianas.
Cualquiera puede observar que en las conversaciones corrientes se desliza cada vez más el tono de sarcasmo. Los comentarios políticos de Federico Jiménez Losantos apuntan cada vez más a la calificación de grotescos que tienen los personajes públicos. En las tertulias de la radio o de la tele se emplea cada vez más el recurso de la ironía.
Contacte con Amando de Miguel http://www.libertaddigital.com/opinion/amando-de-miguel/humor-se-escribe-con-hache-66721/

EZRA POUND


El poeta de la contradicción

09.12.2012 | Ezra Pound, un gran artista cuestionado por su integridad moral. Muerto cuarenta años atrás, el 1º de noviembre de 1972, es una de las cumbres de la lírica por "Los cantos", libro considerado como la mayor epopeya en lengua inglesa del siglo pasado. Su orientación política desmereció su producción.
Ezra Pound dedicó cuarenta y cinco años de su vida a escribir "Los cantos", un libro que luego influyó en muchos poetas, escritores y pintores, a quienes ayudó a difundir su propios trabajos como al novelista estadounidense Ernest Hemingway, o el irlandés James Joyce o el poeta norteamericano T. S. Eliot, entre otros.
En su libro "Allen Verbatim", una colección de sus conferencias sobre "poesía, política, conciencia", de 1974, el poeta estadounidense Allen Ginsberg considera a Pound ""el más grande poeta"" del siglo XX, debido a que exploró nuevas formas del habla desde Walt Whitman.
"Haré un pacto contigo Walt Whitman/ Te he detestado ya bastante./ Vengo a ti como un niño crecido/ Que ha tenido un papá testarudo;/ Ya tengo edad de hacer amigos./ Fuiste tú el que cortaste la madera,/Ya es tiempo ahora de labrar./Tenemos la misma savia y la misma raíz./ Haya comercio, pues, entre nosotros", dice Pound en su poema "Un pacto", traducido al español por el poeta Ernesto Cardenal.
APOYO FASCISTA
Pound, quien apoyaba las ideas de Benito Mussolini y fue acusado de antisemitismo, escribió "Personae" (1926), "Los cantos" (cuya edición definitiva de ciento diecisiete poemas estuvo terminada en 1970), y numerosos ensayos literarios, entre otros libros.
También compuso "Los cantos pisanos" (1948) en una jaula al aire libre en Pisa, Italia, en condiciones infrahumanas, tras ser capturado por las tropas estadounidenses que invadieron Italia en la Segunda Guerra Mundial.
Pound fue acusado de "traición" por difundir por radio la propaganda fascista y acusar al entonces presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt de "tener la idea norteña del dinero".
Tan grande era la fama de Pound en Estados Unidos, que en 1949 le fue otorgado por la Biblioteca del Congreso el premio Bollingen por "Los cantos pisanos", que fue considerado el mejor libro de poesía del año.
Pound escribió varias notas para expresar sus pensamientos literarios, incluida una en la que se refiere al lenguaje y dice: "No uses ninguna palabra superficial, ningún adjetivo que no revele algo. No uses expresiones como "brumosas tierras en paz". Embota la imagen. Mezcla una abstracción con lo concreto".
OBVIAMENTE LOCO
En una carta enviada al escritor y poeta norteamericano Archibald MacLeish, el 10 de agosto de 1943, desde Finca Vigía, Cuba, Hemingway señala que Pound "está, obviamente, loco".
Sin embargo afirma: "(Pound) no debería ser colgado y no debería ser un mártir. Porque tiene una larga historia de solidaridad y generosidad con otros artistas. Es uno de los más grandes poetas vivos".
Con Eliot, especialmente, Pound tenía una relación especial, ya que le entregaba sus borradores de poemas y el autor de "Los cantos" se los corregía, como ocurrió con el celebrado poema "Waste Land" (La tierra baldía) que lo redujo a la mitad con un lápiz azul.
Pound fundó también el "imaginismo", considerada una estética moderna en los primeros años del siglo XX, que significó un cambio fundamental en el intercambio de ideas entre los poetas británicos y los estadounidenses.
Esta disciplina basó su técnica en la poesía clásica china y japonesa, dotándola de claridad, precisión y economía del lenguaje en la rima tradicional, con el fin de "componer en la secuencia de la frase musical, no en la secuencia del metrónomo", según afirmó Pound.
Nacido en Hailey, Idaho, en 1885, Pound completó dos años de la Universidad de Pennsylvania -donde aprendió varios idiomas- y ganó un grado en el colegio universitario de Hamilton en 1905.
EDITOR DE LUJO
Después de enseñar en el Colegio Wabash por dos años, Pound viajó a España, Italia y Londres, donde fue albacea literario del erudito Ernest Fenellosa. A partir de allí comenzó a interesarse en la poesía japonesa y china; luego se casó con Dorothy Shakespear, en 1914, y se convirtió en el editor de la londinense Little Review en 1917.
En 1924, Pound volvió a Italia, donde se involucra en los movimientos fascistas. Tras ser arrestado en Roma en 1945 por el Ejército estadounidense, regresó a Estados Unidos, donde fue absuelto del cargo de traición en 1946, pero declarado mentalmente enfermo, por lo que fue recluido en el departamento de "locos furiosos" del hospital St. Elizabeth en Washington.
Después de que varios escritores reclamaran su libertad, Pound abandonó el hospital en 1958 y viajó a Italia, donde vivió en Venecia -semirrecluido- hasta su muerte.
"Que la verdad se encuentra en la bondad" dice Pound en su canto CXIV. "Cuando nuestros amigos se odian entre sí ¿cómo puede haber paz en el mundo?", se pregunta en el canto CXV. También dijo en su poema "El mensaje del señor Housman": "La condición humana es desgraciada".

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe