Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 8 de abril de 2013

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


ex primera ministra, no exprimera ministra

Ex primera ministra, no exprimera ministra ni ex primer ministra, es la forma adecuada de referirse a Margaret Thatcher, fallecida hoy a los 87 años.

Aunque la Ortografía de la lengua española señala que la norma general es escribir el prefijo ex- unido a la palabra siguiente (el exjugador, el exministro…), explica también que existen algunas excepciones en las que va separado.

Una de ellas es cuando a ese prefijo le siguen varias palabras que juntas tienen un significado unitario, como en ex hombre de confianza, ex jefes de Estado o, como en este caso, ex primera ministra.

Así en frases como «Murió la exprimera ministra Margaret Thatcher» o «La ex primer ministra británica muere a consecuencia de un un infarto cerebral» lo adecuado habría sido escribir «Murió la ex primera ministra Margaret Thatcher» o «La ex primera ministra británica muere a consecuencia de un un infarto cerebral».

En estas información también ha aparecido el término premier, que se aplica con frecuencia a los primeros ministros del Reino Unido, es un anglicismo superfluo, que puede sustituirse por los equivalentes españoles primer ministro o primera ministra, como señala el Diccionario panhispánico de dudas.

Por otra parte, la Ortografía señala que los apodos y alias que se utilizan acompañando a un nombre propio o en sustitución de este, como Dama de Hierro, se escriben con inicial mayúscula y sin cursivas ni entre comillas, a no ser que se intercalen entre el nombre y apellido reales de la persona (Ernesto «Che» Guevara).

LA LENGUA VIVA


A la búsqueda del significado perdido
Amando de Miguel

Una de las preguntas más repetidas y emocionantes de los niños es la de: "¿Qué quiere decir esto?". Aquí andamos siempre a vueltas sobre lo que significan las palabras. Me refiero de cutio a la cuestión de la polisemia, la dificultad y el estímulo que supone el hecho primordial de que muchas palabras contengan varios significados. José Cuevas me proporciona una lista de 19 sentidos que puede tener la palabra zorra. Puede ser ojeriza, plumero, constelación, remolque, vulva femenina (en Chile), etc. Cita el asturiano la expresión ni zorra idea, aunque yo creo que se trata de un ñoñismo para no decir puta. Nunca he podido averiguar por qué esa asociación entre las prostitutas y las zorras. ¿Podrá ser porque trabajan de noche?

Las palabras cambian de significado porque las combinamos a capricho. Jesús Laínz (que todo lo ve y todo lo oye) anota el parte meteorológico de hace unos días: "Esta semana la península se verá afectada por un glosario de borrascas". No es una errata.

Precisamente, Cristina Pérez me pregunta si la palabra sobrevivencia, que está en un libro mío, puede entenderse como un error o una errata. Nada de eso. Es el sustantivo del verbo sobrevivir. Dice doña Cristina que sobrevivencia no está en el DRAE. Pero está en el Seco, que es más completo.

Jesús Millán me consulta la diferencia entre el guioncito (-), las comas o los paréntesis para lograr el efecto de un aparte o una especificación en la frase. Más que el guioncito, que sirve para otra cosa, se utiliza el guión largo (─). Los tres signos cumplen funciones parecidas. Me guío por el olfato. Con las comas se hace una frase implícita dentro de la principal. Los paréntesis sirven mejor para explicar un significado. El guión largo debe utilizarse para interpolaciones muy cortas.

José Luis Mullor se refiere a la moda de "sistémico" (lo referido al conjunto, a la estructura). Lo critico no porque esté mal dicho, sino porque se abusa de la palabreja, por ejemplo, para diluir la culpa y, en el fondo, por pedantería. No debe confundirse con sistemático (reiterado, constante).

José Antonio Martínez Pons observa que algunas expresiones que estuvieron de moda dejan de estarlo. Por ejemplo, a nivel de o en base a. Tiene razón. No es que se hayan abandonado, sino que en la generación anterior eran muletillas de la clase alta y ahora son de la baja. Terminarán por desaparecer. Es lo que pasa con las modas. ¿Quién se atreve ahora a llevar un pantalón de talle bajo?

Miguel Mijares se queja de que se dice mucho lo de "obviamente", o "evidentemente", cuando las cosas no son tan obvias ni tan evidentes. Creo que fue Felipe González, en sus días de gloria, quien introdujo el "obviamente". Evidentemente se lo oyó decir a su colaborador Julio Feo.

Contacte con Amando de Miguel: http://www.libertaddigital.com/opinion/amando-de-miguel/a-la-busqueda-del-significado-perdido-67984/

DICCIONARIO DE MEXICANISMOS


Diccionario de Mexicanismos, listo en 2014

La obra tiene entre 100 y 200 términos acotados del estado de Veracruz
Por: Luis Arturo Gayosso | 2013-04-05 | 10:26

Para finales de 2014 estaría la segunda edición del Diccionario de Mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua con léxico regional, "suficientemente enriquecido pero no inacabado", señaló la lingüista, investigadora y académica Concepción Company Company, en el marco del el III Encuentro Regional de la Academia Mexicana de la Lengua celebrado en la USBI Xalapa.
La especialista explicó que en el diccionario se encuentran entre 100 y 200 términos "que nosotros ponemos que son acotados del estado de Veracruz" o de la región política o geográfica en la que se encuentra la entidad.

Por su parte, el director de la Académica Mexicana de la Lengua, Jaime Labastida, felicitó a la Universidad Veracruzana por su trayectoria editorial y a favor de las letras a nivel Latinoamérica.

"De verdad este tercer encuentro es motivo de enorme satisfacción para la Academia", aseguró el director.

El rector de la Universidad Veracruzana, Raúl Arias Lovillo, fue el encargado de inaugurar el foro se lleva a cabo el 4 y 5 de abril en la sala de vídeo conferencias de la Unidad de Servicios Bibliotecarios e Informáticos (USBI).

Esperan que el encuentro sobre la lengua celebrado en Xalapa pueda enriquecer el diccionario que saldrá en 2014.

Hasta el momento se tiene culminado el estudio de seis letras de la lengua que representaría "el 40 por ciento de la lengua, que es inacabable... Hemos hecho un esfuerzo por marcar gramaticalmente cada forma y también va a terminar una estructura de marco sociopolítico, tenemos a dos antropólogos en lingüística y dos sociólogos haciendo una revisión de nuestro marcado sociolingüístico", explicó Company Company.

LA ESQUINA DEL IDIOMA


Piedad Villavicencio Bellolio
pvillavi@eluniverso.com

¿Se puede conjugar el verbo pudrir como podrir?
El infinitivo de este verbo es «pudrir» o «podrir». El participio es «podrido» y el gerundio es «pudriendo».

«Pudrir» es ‘corromperse, descomponerse o entrar en estado de putrefacción una materia orgánica’.

El Diccionario panhispánico de dudas (DPD) indica que en el español medieval y clásico, por la existencia de los dos infinitivos (podrir y pudrir) se usaban formas que tenían -u- o que tenían -o- en la raíz. Algunos de estos usos antiguos permanecen en el español actual.

En la Nueva gramática de la lengua española (NGL) se difunde que «en el español culto europeo predominan las formas con -u- en toda la conjugación, con la excepción del participio (podrido). En la norma culta americana también se prefieren las formas en -u-, pero se registran igualmente las variantes con -o-». Veamos algunos casos:
En el cuadro de conjugación de la NGL, p. 309, este verbo presenta la alternancia -u-/-o- prácticamente en todas las formas del modo indicativo con excepción de la primera persona (yo pudro), segunda persona (tú pudres/vos pudrís) y terceras personas (él pudre, ellos pudren) del presente.

En ese formato de conjugación, el modo subjuntivo no tiene cambios en la vocal radical: todos los tiempos y personas se forman con -u-: yo pudra, tú pudras, él pudra; yo pudriera o pudriese, tú pudrieras o pudrieses, él pudriera o pudriese; yo pudriere, tú pudrieres, él pudriere, etc.

La alternancia -u-/-o- se registra en el modo imperativo: pudre (tú), pudrí o podrí (vos); pudrid o podrid (vosotros).

El pretérito imperfecto o copretérito de pudrir o podrir se puede confundir con el condicional simple o pospretérito del verbo poder, puesto que las dos conjugaciones tienen las mismas formas: podría, podrías, podríamos, podríais y podrían. En todo caso, el contexto siempre descartará cualquier peligro de ambigüedad.

Para referirse a la acción y efecto de pudrirse, los sustantivos más usuales son podredumbre, putrefacción, pudrición y pudrimiento. Las variantes pudredumbre, podrición y podrimiento son anticuadas y deben evitarse en el uso actual, según indica el DPD.

Además del significado de ‘descomponerse una materia’, pudrir se emplea también con el sentido de ‘molestar, impacientar, consumirse’: No logra superar el problema: la tristeza lo está pudriendo. Tus impertinencias me pudren.

En el Ecuador se emplea con el sentido de tener una cantidad grande de algo, por ejemplo, dinero o bienes: Está podrido en dinero o en plata. Este significado no está registrado en el DRAE.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2001), DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS (2005) Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2009), DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO DEL USO CORRECTO DEL ESPAÑOL EN EL ECUADOR (2004), DE SUSANA CORDERO DE ESPINOSA.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


toples, adaptación de topless

Toples, no topless ni top-less, es la grafía recogida en el avance de la vigésima tercera edición del Diccionario académico para designar el ‘desnudo femenino de cintura para arriba’ o el ‘bar o local donde trabajan mujeres desnudas de cintura para arriba’.

Sin embargo, es frecuente encontrar en los medios de comunicación frases como «Un grupo de feministas hizo top-less por la renuncia de Benedicto XVI» o «Mujeres en topless protestan contra Berlusconi en las elecciones italianas», en las que ya se habría podido emplear la adaptación al español toples.

Asimismo, se recuerda que es invariable en plural, los toples, y que, si se opta por la forma en inglés, lo adecuado es escribirla en cursiva por tratarse de un extranjerismo.

FUNDÉU


la prensa argentina es muy creativa para idear nuevas palabras
lainformacion.com

"Banquinero", "fugaducto", "motochorro" son solo algunas de las muestras de la gran capacidad de la prensa argentina para crear o imponer nuevas palabras y extender su uso entre los ciudadanos.
TemasAgencia EFE Argentina Buenos Aires Lenguaje Mario Tascón Medios de difusión Mundo Religión y credos
Buenos Aires, 6 abr.- "Banquinero", "fugaducto", "motochorro" son solo algunas de las muestras de la gran capacidad de la prensa argentina para crear o imponer nuevas palabras y extender su uso entre los ciudadanos.Así lo aseguró en declaraciones a Efe la delegada de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) en Argentina, Gabriela Pauer, quien destacó otros rasgos positivos como el afán creciente de los periodistas argentinos por evitar errores lingüísticos."Hay un periodismo que quiere crecer sin arrasar con el idioma", pese a la presión de la inmediatez o al exceso de trabajo, explicó.En el lado más negativo, Pauer señaló el abuso de los extranjerismos, el uso frecuente del condicional en lugar del subjuntivo ("serían por fueran" o "habría" por "hubiera") y el "queísmo".La Fundéu BBVA es una entidad sin ánimo de lucro nacida de un acuerdo entre la agencia Efe y el banco BBVA y que trabaja en Argentina asesorada por la Academia Argentina de Letras para impulsar el buen uso del idioma español en los medios de comunicación.El próximo miércoles presenta en Buenos Aires el libro "Escribir en internet", una guía para los nuevos medios y las redes sociales elaborada por cuarenta profesionales y coordinada por Mario Tascón, pionero del periodismo digital.Con motivo de la presentación del libro en Buenos Aires, Pauer habló con Efe sobre la situación lingüística de los medios argentinos."Hay de todo, como en botica. Hay muchos medios que cuentan con correctores, personal con muchos años en el oficio y un manual de estilo, lo que hace que cometan pocos errores. Otros son muy pequeños, cuentan con poco presupuesto y con periodistas no profesionales, y ahí suelen cometerse más gazapos".Sin embargo, "si algo puede decirse de nuestro periodismo, tanto gráfico como radial y televisivo, es que se esfuerza por mejorar", aseguró Pauer."No soy de las que creen que todo tiempo pasado fue mejor; sino que hoy en día se ven más los errores que siempre existieron" en parte por el efecto de los nuevos medios y la amplia difusión que estos aseguran.En su opinión, la prensa argentina es muy ágil a la hora de crear nuevos términos. "Eso es maravilloso, aunque hay que tener cuidado y entrecomillar las nuevas creaciones para marcarlas como tales hasta que se incorporen al léxico general de los argentinos".Mencionó ejemplos como "banquinero" para nombrar a quien conduce por la banquina o arcén para evitar un atasco; "motochorro", para aludir a los que roban desde una moto y luego huyen; "fugaducto", para hablar de una vía financiera para sacar divisas del país.Entre los rasgos negativos señala el uso y abuso de extranjerismos ("overbooking" por "sobreventa", "backup" por "copia de seguridad" o "workshop" por taller) con la "idea paradójica de que quien no usa extranjerismos, sino términos castizos, tiene un lenguaje más pobre".El uso del condicional en lugar del subjuntivo ("Si los argentinos serían más amigos del diálogo, el país sería una superpotencia" en lugar de «Si los argentinos fueran/fuesen...") es, bromea, "tan argentino como el asado con cuero y el dulce de leche" y no solo se da en los medios sino en todos los niveles sociales y en todas las profesiones.Lo mismo ocurre con el queísmo (la eliminación de la preposición "de" en construcciones en las que es necesaria como en "Se duda que el papa venga antes de las elecciones", por "Se duda de que..."), fruto del miedo a caer en el error contrario o dequeísmo.Respecto a su trabajo en la Fundéu BBVA, Pauer explicó que rastrea cada día los medios en busca de dudas y errores que dan lugar después a las recomendaciones que reciben periodistas, profesores de comunicación, traductores e intérpretes, entre otros.Pauer subrayó que la Fundéu "sugiere y aconseja, pero jamás impone ni mira desde una cima; somos aliados de los medios, no rivales ni mucho menos sus censores".Y para eso, argumentó, intenta llegar con la palabra justa en el momento justo: recordar que existe "ciberacoso", cuando todos hablan de "ciberbullying", "cienciología" en lugar de "cientología" o que "brasileño" y "brasilero" son formas correctas, pero se prefiere la primera.(Agencia EFE)
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe