Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quinta-feira, 12 de setembro de 2013

LAS HERMANAS SUTHERLAND

El «milagro» para el pelo que hizo millonarias a las hermanas Sutherland
ABC.ES ABC_ES / MADRID

A finales del siglo XIX lograron fama mundial y recaudar más de tres millones de dólares gracias a la loción que inventaron para que la longitud total de sus cabellos alcanzara los 11 metros


Imagen de Fletcher Sutherland junto a sus siete hijas



Eran siete y algunos las consideran las primeras modelos famosas de la historia de Estados Unidos, y no por su deslumbrante belleza ni por sus perfectos cuerpos, sino simplemente por la extraordinaria longitud de sus cabellos, que sobrepasaban el metro de largo en cada una de ellas. Las hermanas Sutherland nacieron entre 1851 y 1865 en el condado de Niágara, estado de Nueva York, y nunca mostraron en su juventud ninguna inclinación por vender su imagen, sino por la música.

Antes de hacerse famosas, se dedicaban a dar conciertos a lo largo de todo el estado de Nueva York, llegando a ofrecer una serie de actuaciones en la exposición de Atlanta, celebrada el año 1881. Alrededor de 1884, cuando las hermanas viajaban con el Circo de Barnum, su padre, Fletcher Sutherland, se percató de que el cada vez se reunía un público más numeroso en sus actuaciones. Pero al mismo tiempo se dio cuenta de que la gran mayoría de las personas iban para ver el cabello de las niñas más que para escuchar su canto. «A pesar de que sus espectáculos, que constaban de música religiosa y baladas de salón, recibieron muy buenas críticas, fue en última instancia el pelo de las chicas lo que parecía atraer la mayor atracción», escribió su biógrafo, el señor Stickney.

Demostrando una gran visión para los negocios, el padre lanzó al mercado una loción que llamó el «Cultivador de pelo de las hermanas Sutherland», con la que hacer creer a sus posibles clientes de que la consecuencia de que a sus hijas –Sarah, Victoria, Isabella, Grace, Naomi, María y Dora– les llegara el pelo por los tobillos se debía única y exclusivamente a su producto. Y para que no quedaran dudas, envió una muestra a analizar, de la que un médico y químico de prestigio aseguro: «Habiendo hecho un análisis químico del tónico capilar preparado por las siete hermanas Sutherland, por este medio certifico que lo he encontrado libre de toda sustancia perjudicial. Es, fuera de toda duda, la mejor preparación para el cabello que jamás se ha hecho».

90.000 dólares en un año

El éxito de su iniciativa fue tal que en el primer año de ventas obtuvo cerca de 90.000 dólares de beneficio, gracias a su fama como producto «milagro» para aquellos que querían ver crecer su cuero cabelludo. Unos ingresos que, a lo largo del tiempo en que este tónico estuvo en el mercado, ascendieron hasta los tres millones de dólares, gracias, entre otras cosas, a que posteriormente el patriarca de los Sutherland añadió a sus productos un limpiador del cuero cabelludo y ocho tonalidades de color.

Gracias a las tácticas de marketing de los Sutherland, consiguieron vender más de 2,5 millones de botellas de sus productos hasta 1890, menos de cuatro años después de que comenzara su producción. Y cada botella se vendía a un precio de entre 50 centavos y 1,50 dólares, lo que era prácticamente el salario de toda una semana de un trabajador medio en aquella época.

Al alcanzar la fama mundial en 1893, las mujeres Sutherland tenían cabida en la portada de los principales periódicos y revistas, como «Cosmopolitan», «The New Yorker», «The New York Times» y «Time». Por aquella época las hermanas ya no repararon en gastos y llegaron a construirse una mansión con 14 habitaciones, baños de mármol, agua corriente fría y caliente, maderas nobles y toda una serie de lujos al alcance de prácticamente ninguna persona en esos tiempos.

La familia Sutherland vivió una vida llena de excesos gracias a su «milagrosos» tónico para el pelo y, a pesar de los millones de dólares de beneficio que obtuvieron a lo largo de los años, se dice que acabaron muriendo en la pobreza. Y como si de un epitafio se tratara, en 1938, la mansión se quemó por completo con muchas pertenencias de los días de gloria dentro.

"LA TRAGEDIA ESPAÑOLA"

Polémica: ¿una nueva obra de Shakespeare?
ABC.ESABC_ES / MADRID

Una investigación apunta a que detrás de «La tragedia española» estaría el autor de «Romeo y Julieta»
¿Fueron escritas 325 líneas de la edición de 1602 de «La Tragedia Española» escritas por Shakespeare? Según analiza una investigación de la que se hace eco «The New York Times», es muy probable que fuera así y que no perteneciea a quien normalmente se asocia, Thomas Kyd.


El investigador Brian Vickers llevó a cabo análisis con los que respaldar la teoría de que los llamados «Pasajes Adicionales» pertenecían al autor de «Romeo y Julieta» aprovechando, de paso, para poner de manifiesto la utilidad de la investigación digital -conocida como «data minin»-. A él se sumó el trabajo realizado por un profesor de la Universidad de Tezas quien, por su parte, se ha basado en el estudio de la caligrafía de Shakespeare. Así, Douglas Bruster sostiene que varios rasgos idiosincráticos de los «Pasajes Adicionales» pueden explicarse como malas interpretaciones de imprenta en cuanto a la letra manuscrita de Shakespeare: «Lo que tenemos aquí no es mala escritura, sino mala caligrafía», ha asegurado este profesor.

No es la primera vez que se apunta Shakespeare como el autor de textos no asociados con él. Por ejemplo, en el año 1996, Donald Foster, un pionero del análisis de textos basado en la informática, afirmó que era el autor de un oscuro poema isabelino llamado «A Funeral Elegy» (Elegía fúnebre), algo que seis años más tarde negó.

En este caso Bruster cuenta con el respaldo de prestigiosas publicaciones académicas, así como la base de la investigación llevada a cabo por Vickers: «No tenemos ninguna prueba absoluta, pero esto es lo más cerca a lo que se puede llegar», ha declarado Eric Rasmussen, profesor de la Universidad de Nevada, a la vez que concluye: «Creo que ahora podemos decir con cierta autoridad que, sí, esto es Shakespeare».

LA LENGUA VIVA

Enmiendas, correcciones y añadidos
Amando de Miguel


Más sobre el dichoso spam o correo basura. José María Navia-Osorio establece la asociación entre las latas de conserva de los años 30, marca SPAM, y el correo basura de la generación siguiente. La cosa fue que el grupo de humoristas Monty Python hizo un número sobre un restaurante en el que todos los platos contenían SPAM. Además, los caballeros de la mesa cuadrada vivían en Spamlot (algo así como la Casa de Spam) en lugar de en Cámelot. El problema lo tengo yo, que vivo en Cámelot, pero me llega mucho correo basura.

Vamos con más correcciones. A. Rodríguez precisa el cambio de sentido que puede tener una frase con solo un cambio de acento: "Las señoras ya saben que carajo tienen todos los varones" o bien "Las señoras ya saben qué carajo tienen todos los varones". Precisa que carajo viene del griego jarax en griego (= estoque), que en el bajo latín se transformó en characulus. No me convence. Hay más versiones, a cual más disparatada, sobre el origen de esa voz tan española. Me convence más la teoría de Camilo José Cela, para quien carajo es una voz popular, inventada por su carácter expresivo. A. Rodríguez protesta por la calificación de divertido que doy a mi último libro, Hablando pronto y mal. A. Rodríguez opina que yo tenía que haber dicho divirtiente. Aduce los casos de estudiante (y no estudiado), escribiente (y no escribido), practicante (y no practicado), y así una docena más. Sigo sin estar de acuerdo. El diccionario nos dice que divertido es "cosa que divierte", en este caso mi libro, si no al leerlo, por lo menos al escribirlo. Más, divertir es "hacer disfrutar a alguien causando un estado de ánimo alegre o propenso a la risa". Exacto. Mi libro puede resultar divertido. Así me lo han comunicado algunos lectores.

José Antonio Martínez Pons añade un detalle sobre el infausto reportaje propagandístico sobre el submarino republicano que rompió el bloqueo de Menorca. No había yo caído en ello. El fondo musical de las fotografías y secuencias de la Guerra Civil es la Salve marinera. Añade don José Antonio, "es como si en un reportaje sobre la entrada de las tropas franquistas en Barcelona se pusiera La Internacional".

Jesús García Castrillo hace una réplica graciosa a mi teoría (de andar por casa) sobre el sentido despectivo o despreciativo de la letra z. Insiste en que sus paisanos malagueños cecean para hacer más agradable la conversación. No lo dudo, pero hay otros muchos andaluces que sesean. Es evidente que en castellano hay muchas palabras con sentido despreciativo que incluyen la letra z. En mi libro Hablando pronto y mal incluyo una pequeña muestra. Se podría ampliar repasando las páginas del Diccionario sohez (sic) de uso del español cotidiano, de Delfín Carbonell. Abro por la z inicial: zampabollos, zombi, zorra,etc. Véase cómo la z determina el sentido despectivo de algunos derivados. Por ejemplo, gentuza o calzonazos. Estos últimos días me los paso desbrozando el jardín de malas hierbas por temor a los voraces incendios. Es un trabajo atroz de azada, hoz y zaranda. Para estas cosas soy un poco manazas y tuercebotas.

Juan J. Carballal sostiene que la inercia supone que no hay ninguna otra fuerza que se oponga a ella. Entiendo que la inercia cuenta siempre con la fuerza de la gravedad que se le opone. Rafa Nadal jugaría de modo distinto en la Luna.

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO


Summa cum laude
Por: FERNANDO ÁVILA |


Cita: “Su tesis fue laureada suma cum laude” (de crónica histórica sobre Eduardo Santos).
Comentario: Esta calificación se escribe summa cum laude, que significa ‘con máximas alabanzas’, y debe ir en cursiva según la nueva norma de la Ortografía de la lengua española, 2010. Es la calificación más elevada en algunas universidades. Antes de ella están magna cum laude (‘con grandes alabanzas’), y cum laude (‘con alabanzas’).
Ferri
Cita: “Mis paseos en el ferry de Staten Island duraban horas” (avance de novela de Tomás González).
Comentario: La palabra inglesa ferry ya tiene forma en español, ferri, que se puede encontrar en el Diccionario panhispánico de dudas, 2005. Otra opción es transbordador. Como es bien sabido, las voces españolas que tienen i griega final terminan en -ay, -ey, -oy, -uy, como Bombay, Camagüey, Sibundoy, Cocuy, hay, rey, voy, muy. Si no hay diptongo, las palabras terminadas en sonido i van con i latina final, poni, dandi, penalti, rali (vocablos que se escriben pony, dandy, penalty, rally en inglés).
Libido
Pregunta: ¿Hay palabras femeninas terminadas en o?
Respuesta: La libido, la moto, la foto, la mano.
Huida
Cita: “Emprende la huída y tres horas más tarde es capturado”.
Comentario: El grupo vocálico ui se cuenta como diptongo (aunque no lo sea) para efectos de acentuación ortográfica. En consecuencia, se escriben sin tilde hui, huir, huida, constituido, construida, destituidos, fluidas, que antes llevaban tilde en la i del grupo ui. La norma, que fue derogada hace sesenta y un años, decía: “marque la tilde en la i para disolver el diptongo”. Hay quienes aún lo hacen.

FERNANDO ÁVILA, DELEGADO DE LA FUNDÉU BBVA PARA COLOMBIA

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


Recomendación del día:

informar de que e informar que, construcciones correctas

Cuando se emplea el verbo informar, aquello sobre lo que se informa puede introducirse con un complemento con de (informar de algo) o mediante un complemento directo, sin preposición por tanto (informar algo), de acuerdo con la Nueva gramática de la lengua española.

En los medios de comunicación se observa alternancia respecto al modo de construir esta clase de frases: «El Gobierno egipcio, por su parte, informó de que los fallecidos habían intentado escapar», «Las autoridades informaron de que abrirán una investigación para tratar de esclarecer las causas del accidente» o «Informan que Lula se sometió a pruebas médicas».

Tanto la construcción informar de que, mayoritaria en España, como informar que, más extendida en América, se consideran adecuadas, de acuerdo con la Academia. En este sentido, el Diccionario panhispánico de dudas precisa que, pese a esta distinción inicial por países, entre los hablantes cultos de América puede darse también la primera variante (informar de que).

Cualquiera de los ejemplos anteriores, por consiguiente, resulta apropiado.

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe