Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quinta-feira, 12 de dezembro de 2013

CORPES XXI



Consulta
El Corpus del Español del Siglo XXI (CORPES XXI) es, al igual que CREA, un corpus de referencia. En lingüística, se llama corpus a un conjunto formado por miles de textos (novelas, obras de teatro, guiones de cine, noticias de prensa, ensayos, transcripciones de noticiarios radiofónicos o televisivos, transcripciones de conversaciones, discursos, etc.) y cientos de millones de formas. Son empleados habitualmente para conocer el significado y características de palabras, expresiones y construcciones a partir de los usos reales registrados. Dado el tamaño que poseen, los corpus tienen que estar en formato electrónico.

Un corpus general (llamado de referencia) tiene como propósito básico el de servir para obtener las características globales que presenta una lengua en un momento determinado de su historia. En el caso del español actual, el corpus debe contener textos de todos los tipos y también de todos los países que constituyen el mundo hispánico.
Para ello, los textos que integran el CORPES se seleccionan de acuerdo con una serie de parámetros y son tratados con un sistema de codificación especialmente diseñado para este corpus y para la recuperación de sus datos desde cualquiera de esos parámetros.
Para continuar y desarrollar las líneas seguidas anteriormente, en el congreso celebrado en Medellín en marzo de 2007, las academias de la lengua española acordaron encomendar a la Real Academia Española la construcción del Corpus del Español del Siglo XXI (CORPES XXI), que constará de textos de todos los tipos y todos los países con un volumen de 25 millones de formas por año.
En la primera fase del proyecto, que finalizará en diciembre de 2014, los textos procederán del período comprendido entre 2001 y 2012. Por tanto, la primera fase del CORPES constará de un total de 300 millones de formas.
En el momento actual (diciembre de 2013) de desarrollo del proyecto, el CORPES consta de algo más de 160 millones de formas. La versión provisional se presentó en el VI Congreso Internacional de la Lengua Española (Panamá, octubre de 2013). Desde el mes de diciembre se encuentra disponible para las personas interesadas a través de la aplicación de consulta, que permite recuperar los casos contenidos en el corpus de una palabra o expresión.
Con el asesoramiento y la colaboración de las academias de la lengua española.
Con el patrocinio de Banco Santander | Vídeo de la firma del convenio.
Con la colaboración de grupos editoriales y autores.
Con la participación de equipos de codificación pertenecientes a diferentes instituciones españolas y americanas.
Dosier informativo

Acceso al Corpus del Español del Siglo XXI http://rae.es/recursos/banco-de-datos/corpes-xxi
Descripción del sistema de codificación

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA








Números y numeritos del idioma español
POR: JUAN RECAREDO en El Siglo de Durango - México.


¿Cuántos verbos tendrá el idioma español? Uuuh, pues muchos. Sí muchos, pero ¿cuántos? Es difícil contarlos, pero mi amigo Horacio que es un apasionado de los números y del buen uso del idioma, no se queda con la duda. Horacio es capaz de ponerse a contarlos… y sí, exactamente, eso fue lo que hizo.
Luego “se picó”. Vamos a ver –pensó- de todos los verbos que están en el Diccionario de la Academia de la Lengua Española, cuántos empiezan con la A, cuántos con la B y así todo el alfabeto. Una vez que hubo sacado todos esos numeritos, su curiosidad no quedó satisfecha y sacó otro montón de datos, que cuántos son regulares y cuántos irregulares, que si son defectivos, que si esto que si lo otro y el resultado es muy interesante. Aquí le comparto algunos de esos datos que el buen amigo Horacio amablemente compartió con nosotros.
Según sus cuentas, nuestro idioma tiene unos 12,284 verbos, algunos muy raros por cierto, al menos para nosotros, como remanir y salpresar. De esos más de doce mil verbos la gran mayoría, 11,134 para ser exactos, son regulares, 673 son irregulares y 472 son compuestos.

¿Recuerda usted lo que son verbos regulares e irregulares? ¿No? Ah, sí lo sabe pero no se acuerda… ¡Claro! Lo sospeché desde un principio. Fue un tema que estudiamos en cuarto año de primaria, pero como cuando nos lo explicaron estábamos pensando en la hora del recreo y en el “lonche” que llevábamos para comer, pues no lo grabamos en la memoria. Pero no se preocupe. Se lo voy a recordar con mucho gusto.

Los verbos regulares son aquellos que al conjugarse, en todo tiempo, modo y persona, conservan intacta su primera parte. Por ejemplo el verbo comer: yo com-o, ellos com-erán, vosotros com-éis, siempre va a empezar con la partícula com. Los irregulares son los que no conservan esa parte, por ejemplo el verbo volar. Yo vol-aré, ahí si conserva esa primera parte vol, pero en tú vue-las, ya no la conservó porque no es tú vol-as sino vue-las. Yo le recomiendo que no lo olvide porque hay quien se hace el absurdo racionamiento de que, si el verbo es tostar, lo correcto sería decir yo tos-to en lugar de yo tues-to. A esas personas les recomiendo que le den una repasadita al tema en su libro de Gramática de cuarto año.
¿Y los verbos compuestos? Son aquellos que llevan una partícula agregada al verbo original. Por ejemplo, el verbo original es afirmar, y el compuesto es re-afirmar. De la misma manera están retomar, reubicar, etc.
Debo insistir en que los números que sacó mi amigo son tomando como base el Diccionario de la Real Academia Española, porque hay muchos verbos principalmente entre los compuestos que no están en el diccionario.
Aún hay mucho qué hablar del tema, pero lo vamos a tener qué dejar para una ocasión futura.

Escríbale a Don Juan Recaredo: La dirección de su correo electrónico es donjuanrecaredo@gmail.com
¡REGALE LIBROS SOBRE EL APASIONANTE TEMA DEL IDIOMA! Todos con un poco de humor. Pida información a libros@comodijo.net o bien al teléfono (0181) 8148 8141 de Monterrey, N. L.

PREGUNTA DEL PÚBLICO:
Esteban Almaraz: ¿Es correcto decir “me duele bien poquito” en lugar de “Me duele muy poquito”?
RESPUESTA:
Sí, se considera correcto de las dos maneras.
Me retiro con esta frase: No encontré nunca un compañero más sociable que la soledad. ¿Cómo dijo? LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA.


'NADA DE ESCLAVITUD'





Isabel la Católica se adelantó a Lincoln
JOSÉ JAVIER ESPARZA en La Gaceta - España

Carece de fundamento la Leyenda Negra en lo concerniente al trato de los indígenas en el Nuevo Mundo. Fue crucial el papel jugado por la reina Isabel, cuyo testamento dejó muy claro que los indios eran intocables. Sentó así las bases de las Leyes de Indias.

Esto es muy importante subrayarlo: los españoles inventan en América una nueva forma de colonización, un modelo que ninguna de las potencias de la época - ni Portugal en su zona, ni los turcos en la suya- estaba aplicando. Nuestro modelo se parece bastante al que desplegó Roma en la fase alta del Imperio, pero con la crucial salvedad de que se prohibió la esclavización de las poblaciones autóctonas, en consonancia con el carácter evangelizador y religioso que tuvo la conquista desde el primer momento. Se trataba, además, de algo que los Reyes Católicos tenían muy claro: nada de esclavitud.
Isabel lo expresó muy bien en su testamento: Cuando nos fueron concedidas por la Santa Sede Apostólica las Islas y Tierra Firme del mar Océano, descubiertas y por descubrir, como así se lo suplicamos al Papa Alejandro VI,de dichosa memoria, que nos lo concedió, nuestra principal intención fue procurar inducir y traer a los pueblos de allá y convertirlos a nuestra santa fe católica, y enviar a las dichas islas y tierra firme prelados, y religiosos, y clérigos y otras personas doctas y temerosas de Dios, para instruir a los vecinos y moradores de ellas en la fe católica, y enseñarles y adoctrinarles en las buenas costumbres, y poner en ello la diligencia debida [...].
Y añadía la reina: “Por tanto suplico al rey mi señor, muy afectuosamente, y encargo y mando a la princesa Juana, mi hija, y al príncipe Felipe, su marido, que así lo hagan y cumplan, y que este sea su principal fin, y que en ello pongan mucha diligencia, y que no consientan ni den lugar a que los indios, vecinos y moradores de las dichas Indias y Tierra Firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno ni en su persona ni en sus bienes, sino que manden que sean bien y justamente tratados, y si algún agravio han recibido, lo remedien”.
Hay que decir que este celo por la dignidad de las poblaciones indígenas es un rasgo exclusivo del imperio español. No lo vamos a encontrar en ninguna otra potencia de la época, porque tampoco lo encontraremos ni siquiera muchos siglos después, cuando comience la gran era colonial, ni en la América anglosajona ni en el África bajo dominio europeo.
Abusos... que se denunciaban
Y por supuesto que en nuestra América habría abusos y excesos, pero, precisamente, pudieron ser denunciados como tales -cosa que no ocurrió en ningún otro imperio colonial- porque existían leyes que protegían a los indios. No fue sólo la voluntad de Isabel la Católica, sino que todas las ordenanzas posteriores van a insistir en ese punto una y otra vez.
Fernando el Católico hace promulgar las Leyes de Burgos en 1512 para que a los indios «se les guarden las exenciones y privilegios que se les concedieren», lo cual es importantísimo, porque significa que los indios son sujetos de derecho. Carlos I insistirá en esta idea: «Que los descubridores guarden lo dispuesto en favor de los indios»; encomendará a los clérigos «que fueren en descubrimiento» que vigilen «el buen tratamiento de los indios» y prohibirá a los gobernadores «tener indios si no es comointérpretes».
Felipe II repetirá, más tarde, la misma orden: «Que los descubridores no se embaracen en guerras ni bandos entre los indios, ni les hagan daño, ni tomen cosa alguna». Esta línea de pensamiento alcanzará su expresión más profunda en la Controversia de Valladolid, hacia 1550: fue el año en que los españoles inventaron los derechos humanos.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

dron, adaptación al español de drone

Recomendación urgente del día

La palabra dron (plural drones) puede considerarse una adaptación válida al español del sustantivo inglés drone (literalmente zángano), con el que se designa a diversos tipos de vehículos aéreos no tripulados.

En los medios de comunicación es frecuente encontrar frases como «Un drone le llevará su pedido a casa», «Naciones Unidas estrena en África los primeros ‘drones’ para misiones de paz» o «Un ‘drone’ para controlar la inmigración y evitar incendios».

En una primera etapa, este término aludía a aparatos básicamente de uso militar y con aspecto similar al de un avión, por lo que se extendió como alternativa al término procedente del inglés la expresión avión no tripulado, que puede considerarse adecuada en muchos casos.

No obstante, en los últimos tiempos han surgido otros vehículos que no guardan apenas semejanza con los aviones. Para ellos pueden emplearse expresiones más genéricas como vehículos aéreos no tripulados o robots voladores, según los casos.

Dada su expansión, el término drone puede asimilarse como palabra española con el singular dron, que refleja la pronunciación más extendida, de plural regular drones; al tratarse de una adaptación al español, no es preciso destacarla con cursivas ni comillas.

Así, en los casos anteriores, habría sido preferible escribir «Un dron le llevará su pedido a casa», «Naciones Unidas estrena en África los primeros drones para misiones de paz» y «Un dron para controlar la inmigración y evitar incendios».

Si, en todo caso, se prefiere utilizar el término original en inglés drone (terminado en e), se recuerda que lo apropiado es resaltarlo en cursiva o entre comillas por tratarse entonces de un extranjerismo no adaptado.

LA LENGUA VIVA



Los orígenes de las palabras
Amando de Miguel en Libertad Digital

No me canso de sacar punta a los orígenes de algunas palabras y expresiones. La etimología no es una ciencia exacta; ni siquiera es una ciencia, pero es un saber divertido. Los orígenes de las cosas resultan fascinantes, como se muestra en algunos documentales de La 2. Las discusiones entre los paleontólogos son inacabables, así como las de los filólogos, que en realidad somos todos.

José Antonio Martínez Pons ha rastreado el nombre o apodo de Carracuca en la zarzuela La rosa del azafrán. Pero sospecho que la utilización de ese apodo como elemento de comparación negativa es más antigua que la zarzuela. El nombre es eufémico y propicio al humor. Hay otros muchos: Picio (el feo), Pichote (el tonto), Cardona (el listo). Es inútil buscar la confirmación histórica de a qué personaje original responden.

Luis Palomino sostiene que la expresión "tener ideas de bombero" es una corrupción de otra más lógica: "Tener ideas de bombero-torero". Así queda claro que son ideas ridículas o cómicas. En Madrid se dice también "ideas de casquero” cuando son bastas o simplonas.

Ignacio Frías opina que la simpática frase "que si quieres arroz, Catalina" es moderna, quizá del siglo XX. Así pues, parece un invento la versión popular de una tal Catalina, mujer de un judío converso de León en el siglo XV. Eso creo yo. Seguimos esperando que alguien nos documento el origen de esa frase. Añado que Werner Beinhauer documenta su aparición en un artículo del ABC en 1956, aunque sospecha que empezó a utilizarse 30 años antes.

Luis Cáceres ha encontrado una carta de su abuelo en la que utiliza el símbolo @ para designar una arroba de peso (unos 11 kilos). Ya de paso, don Luis sostiene que lo de bomberos es realmente el acrónimo de la Brigada Organizada Municipal Básica Especializada en Roturas y Siniestros. Tiene gracia.

Pepe Munera me aclara que el símbolo @ se lee en los Estados Unidos como "at" (= en, en el sentido de lugar). Bien, es cosa sabida, pero ese mismo símbolo tiene un origen más antiguo que aquí ha quedado registrado. Otra cosa es que se revitalizara para designar el correo electrónico. Seguramente es hoy uno de los símbolos más utilizados en todo el mundo. Lo que no cabe es adoptarlo como si fuera una nueva letra en expresiones tan tontas como amig@s.

Hablando de símbolos nuevos. Es evidente que en nuestro tiempo se registra una dosis de igualdad social jamás conocida en épocas pasadas. Tanto es así que quizá empieza a ser molesta tanta igualdad, tenida por igualitarismo. Una consecuencia es la búsqueda de nuevos símbolos de desigualdad, puramente formales, aunque tengan consecuencias económicas. Por ejemplo, es algo que se advierte en los vuelos por avión, ahora tan frecuentes y al alcance de todas las fortunas. Ha sido la ocasión para forzar la desigualdad simbólica a través de la business class, la sala VIP, el fast track o la priority (fórmulas para saltarse legalmente la cola de los pasajeros). En esos casos el billete no suele pagarlo el pasajero sino alguna institución o empresa. Esas desigualdades son un poco forzadas, pues los asientos del avión suelen ser iguales para la clase business o la turista. No digamos los chalecos salvavidas y otras menudencias. Otro privilegio de la clase business es que los viajeros reciben ofertas de leer, comer y beber para que las envidien los de la clase turista. Un nuevo elemento de igualdad es que todos los pasajeros hábiles, sean de business o de turista, arrastran con ellos sus equipajes, ahora rodantes. Ya casi nadie viaja con maletas sin ruedas y no digamos con baúles. Da pena contemplar las inmensas salas con las cintas rodantes para los equipajes en los aeropuertos. Otra cosa, no me explico cómo no han dispuesto más lugares para descansar en los aeropuertos, una especie de tumbonas o meridianas para los casos de grandes retrasos, enlaces o huelgas. Solo los he visto en algunas salas VIP; otro privilegio.

PALABRAS







"La Academia es muy absorbente, exige mucho"

Soledad Puértolas cree que "a todo el mundo le gustan las palabras"

EVA GARCÍA en El Periódico de Aragón.

Para Soledad Puértolas los conceptos trabajar en Real Academia Española y disfrutar van unidos. O por lo menos así lo explicó en una conferencia organizada por el Gobierno de Aragón para conmemorar los trescientos años de la RAE. La zaragozana considera que la institución "te hace trabajar, exige mucho y es absorbente", pero ella lo hace "con mucho gusto porque no es una profesión, es un entretenimiento"; por eso, quiso dar a conocer cual es el día a día de un académico, las comisiones de trabajo y sobre todo, "las palabras, el diccionario... porque siempre hay que estar afinando puesto que esas palabras deben reflejar lo que es la sociedad hoy", aseguró.

Ella y el resto de académicos han estado los últimos años revisando todas y cada una de las palabras y "ordenando acepciones". Es una "labor muy minuciosa", desconocida para la sociedad y que provoca "pequeños enfados" entre los miembros de la institución. Sin embargo, también disfrutan porque "si no te gusta no lo puedes hacer; hablar de palabras a todo el mundo de gusta porque es lo que tenemos para expresarnos. Para mí es un regalo y creo que el trabajo va unido al disfrute".

Esa revisión ha llevado a eliminar acepciones sexistas y es que "el diccionario está lleno de definiciones sesgadas hacia lo masculino", pero se han tratado otros temas, como "el sistema de valores absoluto y la concepción religioso-católico porque ahora somos una sociedad más tolerante, con una cultura menos enfocada a la religión".

El futuro del diccionario va, considera, hacia uno que "relacione las palabras" con su etimología, sinónimos, conjugaciones, derivados, etc... ¿y el de la Academia? "Estar muy cerca de la sociedad y proporcionar al hablante una herramienta de trabajo y también de distracción y de felicidad".

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


autofoto, alternativa en español a selfie

Recomendación urgente del día

La palabra autofoto es una alternativa adecuada en español al término inglés selfie, con el que se alude a las fotografías que uno toma de sí mismo, solo o en compañía de otros, en general con teléfonos móviles, tabletas o cámaras web, y luego sube a redes sociales.

La voz inglesa selfie, elegida por los editores del Diccionario de Oxford como la palabra del año 2013 en esa lengua, aparece con frecuencia en los medios de comunicación en español en frases como «La ‘selfie’ de Obama, Cameron y Thorning-Schmidt desata las críticas en las redes sociales» o «En agosto, un selfie en el que se mostraba al papa Francisco en compañía de un grupo de jóvenes, dio la vuelta a la red».

El término autofoto, formado por el prefijo auto- y el sustantivo foto como forma abreviada y coloquial de fotografía, puede sustituir adecuadamente al anglicismo selfie. Es de género femenino, como fotografía (una autofoto), su plural es autofotos y no es preciso destacarla con comillas ni cursivas.

También es válida la alternativa autorretrato, que ya figura en el Diccionario académico.

En los casos anteriores, por tanto, lo adecuado habría sido escribir «La autofoto de Obama, Cameron y Thorning-Schmidt desata las críticas en las redes sociales» y «En agosto, una autofoto, en el que se mostraba al papa Francisco en compañía de un grupo de jóvenes, dio la vuelta a la red».

Si se prefiere emplear el anglicismo selfie, lo adecuado es destacarlo en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas.

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe