Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 31 de dezembro de 2013

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


Gobierno, alternativa a Governatorato

Recomendación urgente del día


La voz italiana Governatorato, usada a menudo para referirse al Gobierno de la Ciudad del Vaticano, puede adaptarse al español como Gobierno o bien puede dejarse en su forma original.

En los medios de comunicación se escribe en ocasiones con minúscula y entrecomillado, así como en la forma híbrida Gobernatorato, con b, que no es española ni italiana: «Al tomar posesión del “gobernatorato”, se encontró con un déficit de 8 millones de euros» o «El nuevo secretario general del Gobernatorato vaticano fue consagrado obispo por el papa».

Aunque Governatorato se puede traducir sin problemas como Gobierno, usar la palabra italiana no es incorrecto, ya que tiene un carácter individualizador similar al del Bundestag alemán o el Foreign Office británico, pero en tal caso lo apropiado es respetar su escritura con v, sin crear la forma intermedia Gobernatorato.

Además, dado que se trata de la denominación del organismo que ejerce el poder ejecutivo, se escribe con mayúscula inicial, sin comillas ni cursiva, pues se considera un nombre propio, con independencia de la grafía concreta que se adopte.

Por ello, en las frases anteriores podría haberse escrito «Al tomar posesión del Governatorato, se encontró con un déficit de 8 millones de euros» y «El nuevo secretario general del Gobierno vaticano fue consagrado obispo por el papa».

LA LENGUA VIVA













Otras formas de lenguaje
Amando de Miguel en Libertad Digital - España

Sigo con mi sospecha de que esto de los intercambios epistolares a través de la internet es algo que se realiza principalmente en los momentos de trabajo o de estudio. La prueba es que, llegadas las vacaciones o incluso los fines de semana, baja el número de comunicaciones. Quizá sea también que, en el caso de las Navidades, mucha energía se vaya en el esfuerzo de enviar felicitaciones a troche y moche.

Damián Galmés me recuerda la idea de Mircea Eliade sobre la significación de muchas palabras que son simplemente alivios inconscientes de nuestros males. Incluso llegan a ser independientes de la mente, de la voluntad. Puede que ese hecho tenga alguna relación con las voces alma o espíritu para designar ese algo misterioso. En griego es pneuma, en sánscrito atman y en árabe ruh nishmat. Añado que esa realidad oculta explica el parecido que hay entre muchas voces de distintos idiomas. Les une la onomatopeya, esto es, un sonido que es más natural que cultural. Por ejemplo, el sonido de la rr se asocia a los arroyos, los ríos y otras corrientes de agua en muchos idiomas. Los sonidos p, m o b (los primeros que balbucean los niños) se asocian en muchas lenguas al padre, la madre o el abuelo.

Ignacio de Despujol y Coloma me pide que nos refiramos aquí al lenguaje no verbal, esto es, a la posición del cuerpo cuando se habla. Él aplica ese lenguaje a la comparación entre los recientes mensajes navideños del Papa y del Rey. La conclusión es que el mensaje del Papa llega mejor. Los recursos del Rey son harto limitados. Estoy de acuerdo. Prometo dedicar más espacio al lenguaje no verbal o corporal, aunque con la cautela de que es más difícil de codificar. Influye mucho la cultura. Por ejemplo, en España dos amigos que se comunican con palabras se sitúan mucho más cerca, el uno del otro, de lo que es usual en los Estados Unidos. Lo he comprobado muchas veces. En el ascensor las conversaciones se paran precisamente porque los interlocutores están demasiado cerca. En el cine se fuerza mucho la cercanía de los que hablan por razones técnicas, para que se vean bien los dos (o más) que conversan.

León Zeldis (desde Tel Aviv) comenta que el humor puede ser también no verbal. Aduce el ejemplo inolvidable de Chaplin comiendo con apetito los cordones de las botas como si fueran espaguetis. La escena no necesita palabras. Es cierto. Hay un humor muy característico de las películas mudas, de los mimos.

Mejor será dejar la voz lenguaje para el que emplea la lengua, sea hablada o escrita. Cuando se recurre a los gestos, a la posición del cuerpo, a la vestimenta o a otros símbolos, diremos más bien "comunicación no verbal". Se admiten ilustraciones.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe