Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quarta-feira, 12 de fevereiro de 2014

LA TOLERANCIA









¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE TOLERANCIA? ¿POR QUÉ ESTA PALABRA ESTÁ EN BOCA DE MUCHOS, PERO POCO SE PRACTICA? NOS VANAGLORIAMOS DE SER UNA SOCIEDAD TOLERANTE, ¿LO SOMOS?
por Jaime Clara en El Observador - Uruguay


Para muchas sociedades, aceptar la tolerancia forma parte de la consolidación del sistema democrático y de libertades individuales y sociales. Pero la tolerancia no es un axioma, es decir, una proposición que se considera evidente y se la acepta sin demostración previa. La tolerancia es un concepto que está en construcción todos los días y en todo momento.

Comencemos por las definiciones.

La tolerancia es saber respetar a las demás personas en su entorno, es decir en su forma de pensar, de ver las cosas, de sentir y es también saber discernir en forma cordial en lo que uno no está de acuerdo.

La tolerancia es el respeto con igualdad sin distinciones de ningún tipo.

La tolerancia es aceptarse unos a otros. Debemos aceptarnos a nosotros mismos y luego aceptar y respetar a todos los demás. Aceptar a los demás como son, sin peros y sin reparos.

La tolerancia es la virtud moral y cívica que consiste en permitir la realización de acciones, preferencias y creencias que aunque no sean consideradas como lícitas, sin embargo, no son impedidas por la autoridad con poder de impedir. La innegable actitud de soportar los actos ajenos, respetando su forma de pensar, quedando en la situación de recibir lo dado.

La acción de tolerar es respeto y consideración hacia creencias y opiniones de los demás. Es el margen o diferencia que se consiente en la calidad y cantidad de una cosa.

El concepto de tolerancia se aplica en diversos contextos, por lo que depende dónde se aplique, la dimensión que puede alcanzar.

Se trata de una idea compleja, pues supone la relación entre las personas, entre grupos sociales, que generalmente tienen discrepancias o, directamente, están enfrentadas. Para muchos la tolerancia puede ser una virtud, para otros un valor moral, puede tratarse como una actitud, una disposición de no interferir en la conducta de otra persona, o tratarse de una concesión gradual de libertad.

Voltaire, en su Diccionario, parte del cuestionamiento de cuál es el menor mal para la convivencia de los seres humanos, si la tolerancia o la intolerancia. Dado que todos los seres humanos están propensos al error, la tolerancia sería una especie de perdón recíproco. “…es indudable que debíamos tolerarnos mutuamente unos a otros, porque somos débiles, inconsecuentes, mudables y víctimas de errores.” En su Tratado de la tolerancia, el propio Voltaire critica duramente al catolicismo, el cual considera la religión más intolerante de todas.

El mismo espíritu de defender la libertad de conciencia, entendida como libertad de culto, aparece en los escritos sobre la tolerancia de John Locke, recogiendo así el concepto ilustrado de tolerancia en el siglo XVIII.

La tolerancia encierra una actitud de comprensión frente a las posturas contrarias en las relaciones entre las personas, cuya esencia se caracteriza por la diversidad.

En su Diccionario de Filosofía, Walter Brugger, dice que “tolerancia significa la actitud del hombre dispuesto a no suprimir las convicciones de los otros, especialmente religiosos y morales, aunque le parezcan falsas o desechables, ni a impedir la expresión de las mismas. Pero no significa la aprobación de tales convicciones, ni indiferencia frente a lo verdadero y bueno, ni es necesario que se apoye en el agnosticismo.”

El concepto de verdad absoluta no existe en un régimen donde campea la tolerancia. Debo admitir la duda sobre lo que piensa o dice la otra persona. Lo que está claro, según Ferrater Mora, es que “la intolerancia fue/es perjudicial, porque impide el florecimiento de las artes y de las ciencias, y, al limitar las condiciones del ejercicio del pensamiento, ahogó la originalidad y con ello, la posibilidad de descubrir la verdad”.

La tolerancia, en tanto derecho fundamental, se emparenta íntimamente con el principio de libertad de pensamiento, con el principio de igualdad, en contra de toda discriminación, ya sea por sexo, etnia, religión, pensamiento, país, cultura. Se trata de comprender y dialogar con el otro, en vez de discriminarlo, ignorarlo o exterminarlo. El sistema democrático no se concibe sin la tolerancia en su propia esencia.

Pero no podemos conformarnos tranquilamente con estas definiciones. Parte de la construcción que pretendemos realizar desde el taller, es la generación de pensamiento crítico sobre conceptos que parecen sólidamente constituidos.

Sin que signifique un juego de palabras, la tolerancia supone tolerar al otro. Tolerar al otro supone, respetarlo en la divergencia, en la diferencia, puede suponer también “aguantarlo”. Le decimos al otro, “te soporto, acepto que pienses diferente, pero yo tengo mi verdad.” Es decir, no hay negociación posible. Se corre el riesgo de generar una lucha entre las posiciones antagónicas.

Confieso que me genera más comodidad el concepto de la convivencia o coexistencia. Asumir que en la sociedad en que vivimos, todos somos distintos y no pensamos igual.

Durante una entrevista radial, el Dr. en Filosofía Facundo Ponce de León me manejaba el concepto de respeto, como posible desarrollo ante las observaciones a la tolerancia. El respeto por la opinión ajena. Estos conceptos, los de convivencia o el de respeto, no suponen competencia entre posiciones, entre verdades, sino que aspira a la armonía entre todas las posiciones. Si esto se logra, la sociedad que se construye día a día será mejor.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE







captar capital, mejor que levantar capital

Recomendación urgente del día

La expresión captar capital es preferible, en el ámbito de los medios de comunicación, a levantar capital, que se usa con frecuencia en informaciones sobre el mundo financiero.

En los medios de comunicación es frecuente leer frases como «Es probable que esas dos entidades tengan que levantar capital adicional por parte de los inversores» o «Muchas empresas emergentes fracasan porque no planean cuánto tiempo les tomará levantar capital».

Esa expresión, asentada en el ámbito financiero, parte de la inglesa to raise money, en la que el verbo se traduce con su significado más común (levantar), cuando significa también recaudar o captar.

En ese contexto, y para evitar además confusiones con otros sentidos de la palabra levantar (que coloquialmente significa ‘apoderarse de algo’ o ‘robar’, como recogen diccionarios de uso como el de Seco, Andrés y Ramos y el Clave), es preferible usar el verbo captar u otros análogos, como conseguir, obtener, recaudar…

Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Es probable que esas dos entidades tengan que captar capital adicional por parte de los inversores» y «Muchas empresas emergentes fracasan porque no planean cuánto tiempo les tomará obtener capital».

JULIO CORTÁZAR

HOY SE CUMPLEN 30 AÑOS DE SU MUERTE Y EN AGOSTO 100 AÑOS DEL NACIMIENTO


Primera evocación de Julio Cortázar
El País - Uruguay

Hoy se cumplen 30 años de su muerte y en agosto 100 años de su nacimiento. La figura de Julio Cortázar resurge con este doble aniversario. El tributo incluye exposiciones, publicaciones y encuentros en todas partes, desde México a Francia.


Un 12 de febrero murió en París el escritor.


Los festejos tienen hoy un día especial, dado que el notable escritor falleció exactamente un 12 de febrero. Y en la vecina orilla figuran actividades en el Museo Nacional de Bellas Artes, la Biblioteca Nacional y el Museo del Libro y de la Lengua, entre otros, destacando la edición de Cortázar de la A a la Z, libro compilado por su primera esposa Aurora Bernárdez.

Se trata de una especie de biografía iconográfica, que combina imágenes de su vida con textos propios extractados de su obra y su correspondencia, que funcionan a modo de comentario de las fotos y reproducciones. Este "álbum biográfico" cortazariano cuenta con edición de Bernárdez y el filólogo español Carlos Álvarez Garriga, quienes ya dieron a conocer previamente Papeles inesperados y los cinco tomos de las Cartas. El mismo se lanzará también en México, España y Colombia.

Académicos y escritores como el nicaragüense Sergio Ramírez y el mexicano Juan Villoro, así como el ensayista argentino Saúl Sosnowski y Álvarez Garriga, buscarán desentrañar en agosto el universo literario cortazariano en las jornadas internacionales Las lecturas contemporáneas de Cortázar en la Biblioteca Nacional.

Buenos Aires también ofrecerá a partir de junio dos muestras sobre el maestro del cuento, amante del boxeo y el jazz. La colección personal del escritor integrada por material fotográfico, documentación en papel y sus películas filmadas en Super 8 podrá verse por primera vez en la capital argentina. La exposición se extenderá hasta agosto en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Por su parte, el Museo del Libro y de la Lengua exhibirá hasta octubre "Rayuela. Una muestra para armar". Será una propuesta interactiva y lúdica -aspecto insoslayable en la obra de Cortázar- sobre la obra clave del "boom" de la literatura latinoamericana, que marcó un punto de inflexión en la literatura en español.

Francia, México y España son algunos puntos adonde llegarán las celebraciones más destacadas del Año Cortázar fuera de Argentina, encabezadas por el Salón de París, donde se darán cita más de 40 escritores argentinos de la mano de la Secretaría de Cultura de ese país. También se le rendirá tributo en la Feria Internacional del Libro, de Guadalajara.


Los homenajes incluyen iniciativas como el largometraje Historias de cronopios y de famas, una animación para adultos sobre dibujos y pinturas de destacados artistas argentinos como Carlos Alonso, Luis Felipe Noé, Antonio Seguí, Daniel Santoro y Crist, que se estrenará entre abril y mayo en Argentina.

Producido por de el Innca, dirigido por Julio Ludueña y realizado con técnicas de software libre en 2D y 3D, en el mismo participan Cristina Tejedor y Aldo Pastur dando voz a los personajes. La curiosa película ya fue premiada en Cuba, y se verá también en París y Madrid, entre otros lugares. Por lo pronto, ya puede verse un adelanto en YouTube.

EL LENGUAJE EN EL TIEMPO







En la diestra
Por: FERNANDO ÁVILA en El Tiempo - Colombia.


Cita: “Quizá su obra más aplaudida fue A la diestra de Dios padre, adaptación del texto de Tomás Carrasquilla”.
Comentario: Tanto el relato del antioqueño Tomás Carrasquilla, escrito en 1908, como la adaptación teatral del vallecaucano Enrique Buenaventura, estrenada en 1958, se llaman En la diestra de Dios Padre, con la proposición ‘en’ y no con la preposición ‘a’, pues Peralta, el protagonista, se hace pequeñito, y termina literalmente en la diestra, encaramado en el mapamundi y agarrado de la cruz que lo corona, que Dios Padre tiene en la mano derecha.
En cuanto a Dios Padre, el avance para la vigésima tercera edición del Drae para la palabra dios dice que se deben escribir las dos palabras con mayúscula inicial, Dios Padre, al referirse a la primera persona de la Santísima Trinidad. Así, la forma más adecuada de referirse a esta obra literaria y a su versión teatral es En la diestra de Dios Padre.
Cita: “Entonces Alejandro se levanta, se pone el pantalón y, antes de salir, nos toma del pelo”.
Comentario: ‘Hacer una broma’ es tomar el pelo, no del pelo, en consecuencia, “…y, antes de salir, nos toma el pelo”.
Cita de El País, de Cali: “Los porqué de la Justicia”.
Comentario: Porqué es sustantivo que significa ‘causa’, ‘motivo’ o ‘razón’. De la misma manera que se pluralizarían estos sinónimos, “Las causas / los motivos / las razones de la Justicia”, hay que hacerlo con la palabra porqué, “Los porqués de la Justicia”.
Cita de Arcadia: “Trenes de pasajeros que nunca llegaron a la Guajira”.
Comentario: En los nombres de varios departamentos colombianos, el artículo va en minúscula, el Cesar, el Magdalena, el Cauca, el Amazonas; otros no llevan artículo, Nariño, Bolívar, Córdoba, Santander, pero en el caso particular del departamento citado, el artículo forma parte del nombre propio, La Guajira; en consecuencia, “…que nunca llegaron a La Guajira”.

FERNANDO ÁVILA, FUNDÉU BBVA COLOMBIA
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe