Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quinta-feira, 8 de maio de 2014

PLURALES RAROS

Plurales raros

Hoy: Lengua (modalidad trastorno obsesivo-numerativo)

 14 MAR 2014 - en El País - España

En inglés el sufijo correspondiente a nuestro -ica (bueno, este guión debería llevar una tilde encima, para indicar que es siempre sufijo de palabras esdrújulas, pero no sé hacerlo con mi Word) tiene una curiosa forma plural, -ics. Es un sufijo que encontramos en palabras que designan campos de estudio o actividad: así, en inglés “física” se dicephysics; “aeronáutica”, aeronautics; “dialéctica”, dialectics; “política”,politics. A veces (acrobatics, athletics, dialectics) funcionan como plural (es decir, concuerdan con un verbo en plural: acrobatics are…), tal como uno esperaría; pero muchas veces (geriatrics, aeronautics, macrobiotics) se comportan como un singular (geriatrics is…); y en ocasiones (politics, economics), según la acepción, admiten un doble uso.
Plurales utilizados como singulares también los tenemos en español: “un picardías” o “un botones”, por ejemplo, u obvias abreviaciones como “un mercancías” o “un cercanías”. Dan sobre todo bastante juego en la lengua coloquial: “bocazas”, “bocas”, “cachas”, “mazas”, “manitas”, “manazas”, “guaperas”, “chapuzas”, “cocinillas”, “notas”… Es significativo que estas formas no tengan un origen culto, que tiendan casi siempre a la sufijación expresiva y que nos recreemos precisamente en ellas en ese nivel en el que somos conscientes de que la gramática no tiene por qué regularlo todo.
Cierto es, por otro lado, que todos los idiomas tienen plurales convencionales que no aluden de hecho a una realidad plural. En español, podemos tener “dolor de muelas” cuando es una sola muela la que nos duele; los soldados “cumplen órdenes” aunque solo cumplan una; alguien nos “ha dado esperanzas” pero la verdad es que esperanza solo tenemos la –no las– de que nos diga que sí. Casos como éstos abundan, están anestesiados por la tradición y no nos duelen ni nos llaman la atención. Pero hay otros más cantosos, más inflamatorios, más discutibles.
En nuestro idioma todavía no hemos oído hablar, creo, de “dialécticas” o “aeronáuticas”, pero por supuesto sí de “políticas”. En español, políticaes un nombre abstracto e incontable, por lo que su plural realmente es ocioso: política bien puede significar ‘conjunto de medidas políticas’ sin necesidad de pluralizarse. Pero el caso es que ese falso plural anglicado no solo traduce (o no es solo influencia de la traducción de) politics, sino también policy, un término que comparte rasgos de significado conpolitics pero que no siempre se construye en plural (policies). En inglés, por ejemplo, “política de (la) empresa” se dice company policy; “política sanitaria”, health policy; “política de empleo”, employment policy. Supongo que, por analogía con la -s de politics, también se habla en inglés, sin necesidad tal vez, de policies.
Bocazas, guaperas, manazas... se refieren a una sola persona. La gramática no tiene por qué regularlo todo
Pero es evidente que, por una vía u otra, aquí nos han encantado laspolíticas:
“… arengaba a las muchedumbres en las giras de Trujillo, o exponía laspolíticas del gobierno ante la Asamblea Nacional” (Mario Vargas Llosa,La fiesta del chivo, Alfaguara, Madrid, 2000, p. 222).
“Complejos papeles sociales y políticas sexuales son las bases de la negociación entre hombres y mujeres a la hora de ponerse de acuerdo sobre el número de hijos que van a tener” (Joni Seager, Atlas del estado de la mujer en el mundo, Akal, Madrid, 2001, trad. de Bart Groossens y Jesús Terán Lavín, p. 32).
“En la gestión de los residuos es tan importante la colaboración ciudadana como las políticas medioambientales y la implicación de los ayuntamientos” (Mariano Bueno, El libro práctico de la casa sana, RBA, Barcelona, 2004, p. 143).
“¿Dónde está la brújula de las políticas de empleo?” (titular, Cinco Días,9/VIII/13).
Otro plural anglicado es resultados. No sé por qué el inglés tiende a decir results, pero lo hace. Nos sorprende especialmente cuando se habla de una competición deportiva: si un partido de fútbol termina en 2-0, ése es su resultado. Pero, como hay dos cifras, se ve que ya nos ponemos nerviosamente aritméticos e interpretamos (?) que el resultado del equipo A ha sido 2, el del equipo B ha sido 0, y que por tanto… tenemos dos resultados:
“Un programa que predice los resultados del partido de fútbol con gran precisión” (sobre Soccer Match Predictor, Softpedia.es).
“… el club Tianjin Teda tendrá que pagar un millón de yuanes […] por haber concertado los resultados de un partido con otro club de Shanghai” (“China suspende de por vida a 33 personas por amaño de partidos”, La Vanguardia19/II/13).
El “efecto y consecuencia de un hecho, operación o deliberación”, tal como lo define nuestro querido DRAE, no necesariamente se compone de un solo “efecto” o “consecuencia”. El resultado de mi desastrosa entrevista de trabajo de ayer puede ser un estado de completa postración, así, en resumidas cuentas, que seguramente se compone de sentimiento de injusticia, indignación, dudas, reproches, autocompasión, etc. Pero ¿realmente nuestra mentalidad es tan literal que tiene que ponerse a numerar? Parece que sí:
Todos los idiomas tienen plurales convencionales que no aluden de hecho a una realidad plural
“.. los artificieros […] han localizado cuatro bombas de gran potencia unidas a tres bombonas de gas, así como metralla para agravar losresultados de la explosión” (“El Ejército israelí intercepta un coche bomba en una carretera cerca de Kalkiliya”, El Mundo13/VII/03).
“… y de los resultados del accidente siempre tiene la culpa el conductor” (José Manuel Leiva Caro, Cómo erradicar los accidentes de tráfico, Entrelíneas, Madrid, 2007, p. 157).
“Maduro se atribuye la victoria y Capriles rechaza los resultados [de las elecciones]” (titular, El País15/IV/13).
Pasemos a otro caso. Contents, un plural usado en inglés para referirse a todo aquello que está dentro de un recipiente o, figuradamente, al índice o sumario de un libro (creo que aquí aún seguimos llamándolo “índice” o “sumario”, pero todo puede ser), es otro de esos plurales literales que ya en singular suelen aludir a un conjunto, pero que aun así tientan a nuestra neurosis desmenuzadora. Por supuesto, también ha hecho carrera en español, y ha ido sustituyendo al más clásico “principio” o “elemento” (que sí tienen sentido distintivo en plural):
“… una liberación en el lenguaje que responde parcialmente a loscontenidos de la ‘revolución sexual’ en Norteamérica” (Carlos Monsiváis,La ofensiva ideológica de la derecha, Siglo XXI, México D. F., 1979, p. 310).
“… un sueño reparador, de algunas horas, tras el cual el paciente se muestra más tranquilo y sosegado, si bien continuando aún con loscontenidos psicóticos” (Carlos Castilla del Pino, Introducción a la Psiquiatría, II (1980), Alianza, Madrid, 1992, p. 162).
“… parece también procedente detenerse en los contenidos materiales del Derecho, relaciones humanas, organización de la vida social humana…” (Gregorio Peces-Barba, Introducción a la filosofía del derecho, Debate, Madrid, 1983, p. 28).
“Los contenidos del programa electoral contemplarán el ideario general del Partido Socialista a nivel federal” (“Cinco notables en la redacción del programa electoral”, El Diario Montañés18/II/11).
Pero hoy, sobre todo, contenidos es un plural prestigioso, “tecnológico”, para designar cualquier despliegue de información o propaganda mediática, en cualquier medio o formato. Podcasting. Nuevos modelos de distribución para contenidos sonoros se titula un libro de J. Ignacio Gallego (UOC, Barcelona, 2010). “Cómo generar contenidos para redes sociales” se titula una entrada de la web Método Marketing del 29 de mayo de 2013. Y Marketing de contenidos se titula el libro de Eva Sanagustín publicado por Anaya Multimedia en 2013, ya más papista que el papa, podríamos decir, porque en inglés marketing “de contenidos” se dice content marketing. Más ejemplos:
En español, podemos tener "dolor de muelas" cuando es una única muela la que nos duele
“Cuando [Loquillo] se sentía inseguro frente a una gira promocional, le acompañaba y compartía protagonismo con él. A veces le dictaba loscontenidos” (Sabino Méndez, Corre, rocker, Espasa, Madrid, 2000, p. 150).
“El fichaje de Abad, a menudo criticado en redes sociales por su sensacionalismo, contrasta con el modelo televisivo de Antena 3 basado en unos contenidos especialmente familiares” (“Susanna Griso arrebata a Nacho Abad a Ana Rosa Quintana”, El Confidencial19/VIII/13).
Para terminar, nos gustaría referirnos a otro tipo de plurales que también tiene el inglés y que, sin duda, en muchas traducciones e imitaciones de traducciones son imputables a él, pero que tienen una larguísima historia en español. Yo los llamo “plurales por atracción”. Cuando nos referimos a una realidad plural (persona, animal o cosa) que tiene alguna propiedad o cosa propia, es decir, algo que solemos expresar con un posesivo (“mi”, “tu”, “su”, etc.), parece que podemos elegir entre poner esa propiedad o cosa en singular o en plural, aunque, estrictamente, no sea plural. No sé si me explico. Observemos estos dos venerables y antiquísimos ejemplos:
“Contrapuntad vuestros corazones al Señor” (Benedicto XIII, papa Luna,Libro de las consolaciones de la vida humana (a1417), Ayuntamiento de Peñíscola, 1988, sin página en el corpus de la RAE).
“… las fiestas de los hombres vanos más son para regozijar sus cuerposque no para reformar sus espíritus” (Fray Luis de Granada, Reloj de príncipes (1529-1531), Turner, Madrid, 1994, sin página en el corpus de la RAE).
No habría pasado nada si hubiéramos dicho “vuestro corazón”, “su cuerpo” y “su espíritu” en estos casos: de hecho, individualmente y hasta como colectivo, solo tenemos un corazón, un espíritu, un cuerpo… No hay la menor diferencia semántica –como no la había enpolítica/políticas, resultado/resultados, contenido/contenidos– entre lo expresado por el singular y lo expresado por el plural. Pero, como estamos hablando de un plural (“vosotros”, “los hombres vanos”), se produce un fenómeno de atracción y pluralizamos también todo lo que está incluido en ese plural.
Recuerdo haber oído, en mi infancia mallorquina, hasta “Cocas-colas”. Realmente el plural tiene sus adeptos
Vale.
Pero a veces, francamente, da un poco de risa pensar en las ambigüedades que permiten plurales como los siguientes:
“… los obreros habían obedecido la orden de evacuar la estación, y se dirigían a sus casas en caravanas pacíficas” (Gabriel García Márquez,Cien años de soledad (1967), Mondadori, Barcelona, 1999, p. 365).
Pues… ¿cuántas casas tenía cada obrero?
Y ¿cuántos cuellos, cuántas chaquetas, cuántas mentes, cuántas cabezas, cuántas barbas, cuántas madres tenía toda esta gente?:
“Nos subimos los cuellos de las chaquetas” (Eduardo Mendoza, La verdad sobre el caso Savolta (1975), Seix Barral, Barcelona, 1994, p. 58).
“… les hizo en sus mentes el efecto de un alka-seltzer, se les subió a sus cabezas una especie de efervescencia” (Txema García, El Salvador: de la lucha armada a la negociación, Txalaparta, Tafalla, 1993, p. 182).
“Los discípulos de Freud tuercen sus cuellos y ponen las manos juntas delante de cada reliquia de Freud” (Ignacio Carrión, Cruzar el Danubio, Destino, Barcelona, 1995, p. 263).
“Los Consejeros se rascaban sus cabezas y sus barbas sin saber qué hacer” (Elder Díaz Flores, “La meditación al alcance de todos”, blog,13/V/03).
“Cartas que los niños habían escrito de su puño y letra al dictado de susmadres” (Takiji Kobayashi, Kanikosen. El pesquero, Ático de los Libros, Barcelona, 2010, trad. de Jordi Juste y Shizuko Ono, p. 83).
A veces la atracción es sumamente poderosa:
“Los espías y los diplomáticos viven dobles vidas” (Arkadi N. Schvechenko, cit. en Manuel A. Martínez Pujalte, Los espías y el factor humano, Huerga y Fierro, Madrid, 2004, p. 204).
“Tampoco se quedó cortó Feijóo al replicar a sus opositores […]: ‘“Ustedes no merecen sus actas de diputados’” (“Feijóo siembra nuevas dudas sobre las relaciones de Dorado con la Xunta”, El País Galicia,10/IV/13).
Si ya es difícil llevar una doble vida, cuánto más no lo será llevar más de una. En el segundo ejemplo, el “ustedes” no solo ha atraído a las “actas” sino a los mismos “diputados”. Esto nos recuerda esos famosos plurales de las aposiciones: “coches bombas”, “salones comedores”, “hombres ranas”… Recuerdo haber oído, en mi infancia mallorquina, hasta “Cocas-colas”. Realmente el plural tiene sus adeptos.
PD: Sobre el último L&L, Concha Cardeñoso nos recuerda que el ruidito de los cencerros, según se oiga de cerca o de lejos, es distinto: de lejos, un cencerro puede tintinear. Vale. Javier Montes añade que hay cencerros finos para los terneros (diferentes de unos gordos para las vacas) que sí tintinean. Y también que en una noche campestre en Brasil oyó unas ranitas que emitían “un ruidito/silbido metálico” que bien podría definirse como tintineo. Vale. Los “cientos de ranitas” quetintineaban en nuestro ejemplo eran de Costa Rica, así que estaremos atentos a la variedad de especies de la creación.

CENTROAMÉRICA CUENTA

Centroamérica apuntala sus letras

Clara Morales en El País - España

El encuentro literario Centroamérica Cuenta celebra su segunda edición en Nicaragua

La cita trata de propiciar la comunicación entre los escritores de la región y hacia el exterior

"Centroamérica es un territorio cultural bastante desvalido. Las políticas son en general casi nulas, y hay pocas editoriales, muy pequeñas". El escritor y periodista nicaragüense Sergio Ramírez no se anda con paños calientes al analizar el estado literario de su región. Lleva años dándole vueltas a la odisea de escribir en "una entidad cultural un tanto inválida", según sus propias palabras. El encuentro Centroamérica Cuenta que preside el narrador celebra en Nicaragua su segunda edición entre el 7 y el 10 de mayo, y pretende responder a las principales inquietudes de creadores y lectores: cómo dedicarse a la literatura en un país sin apenas editoriales y cómo acceder a unos títulos de difícil distribución. "Un encuentro como este tiene una importancia fundamental para la visibilidad de la región. A veces parece que Centroamérica, con la excepción de México, no existe, y no es verdad", zanja el escritor español Luisgé Martín, participante en esta edición.
La cita tiene un doble objetivo. Primero, la voluntad de reunir y materializar un sentimiento de pertenencia a Centroamérica que existe en lo literario, pero no en lo práctico, según Ramírez. Pero además, abrir vías de comunicación entre los países de la zona y hacia el exterior para derribar "ese muro que hay en mitad del océano, y probablemente en mitad de la propia Centroamérica", como explica Martín. De hecho, el encuentro —que cuenta con la participación de 25 escritores de la región y una decena de autores europeos— fue lanzado en 2013 gracias principalmente al apoyo del Isntituto Goethe y de las Embajadas alemana y francesa, aunque también cuenta con financiación mexicana y española. "Dependemos en gran medida de la buena voluntad de estos embajadores, así que seguimos buscando formas alternativas de financiación", explica Ramírez.
Cartel de la cita literaria.
Las temáticas de las distintas charlas, celebradas durante cuatro días entre los municipios de Managua y León, a una distancia de 90 kilómetros, atestiguan las inquietudes del mundo literario centroamericano. El encuentro no puede sino regresar, tras tratarlo el pasado año, al problema de la falta de iniciativas editoriales. "Publicar es un acto valiente, aquí apenas hay negocio", reflexiona Ramírez. Pero también se abordan temas "cercanos al lector". Por ejemplo, la situación de la novela negra (¿subgénero, o género de pleno derecho?) y su vinculación con la violencia y el narcotráfico, una mesa redonda en la que participa Martín: "No venimos a hacer ponencias académicas ni a resolver nudos gordianos artísticos, sino a ofrecer nuestra forma de mirar y a hablar de lo que ocurre en nuestros países". El otro participante español, el poeta Manuel Vilas, intervendrá en una charla sobre fútbol y literatura. "Ha preparado una intervención sobre el Real Madrid, creo", cuenta entre risas Ramírez.
Las nuevas tecnologías y el libro electrónico tienen también su hueco en el debate, pero desde una perspectiva algo extraterrestre desde la óptica europea. Sergio Ramírez ve el e-book como una posible forma de democratización de la lectura: "La irrupción del libro electrónico en un país con la tradición editorial de España supone un trauma, pero en Centroamérica es al revés. La posibilidad de que en una aldea remota haya una bibloteca de 50.000 ejemplares en dos pantallas es maravillosa". Aunque el escritor asume que su visión optimista del fenómeno es también algo utópica. Como él mismo reconoce, solo un 18% de la población nicaragüense tiene acceso a Internet de forma regular, aunque el número de teléfonos móviles supere con creces sus seis millones de habitantes.
El encuentro, aún recién nacido, empieza a dar sus frutos. Durante estos días se presentan dos antologías bilingües de relatos escritos por autores centroamericanos, una en francés y otra en alemán. Además, se fallarán dos galardones premiados con estancias formativas en el extranjero. "Hemos trazado un camino y vamos avanzando poco a poco", resopla satisfecho Sergio Ramírez. 

ANGLICISMOS

¿Qué son los anglicismos?


En un mundo globalizado, donde todas las culturas se relacionan, y con el predominio económico y social de los Estados Unidos, los términos en idioma inglés se convierten cada vez más comunes entre los hispanohablantes a través de los llamados anglicismos.
Los anglicismos son préstamos lingüísticos del idioma inglés, palabras o modos de expresión propios u originarios de la lengua inglesa que son empleados comúnmente en el idioma español, son un tipo de extranjerismo.
Reacia o muy cuidadosa a la hora de aceptar anglicismos, la Real Academia Española (RAE) es, hace pocos años, muy permisiva en incluir en el Diccionario de la Lengua Española palabras de uso masificado, entre ellas, anglicismos.
Por ejemplo, la próxima edición del referido diccionario de la RAE incluye a chat (intercambio de mensajes electrónicos a través de Internet, que permite establecer una conversación entre dos o varias personas y el servicio que permite mantener conversaciones mediante chats) y al verbo chatear (mantener una conversación mediante chats).
Máster como sinónimo de maestría (título tras la licenciatura) también ya es aceptado por la RAE.
Otros anglicismos comunes en su uso y aceptados por la lengua oficial son hobby (pasatiempo), show (espectáculo de variedades), bar (local en que se despachan bebidas), clóset (armario) y blíster (envase para manufacturados pequeños). Este proceso, de aceptar directamente palabras en inglés, se denomina préstamo lingüístico.
Fuente:http://trome.pe/escolar/que-son-anglicismos-2006904

LA LENGUA VIVA


Los libertarios 


opinan


 en Libertad Digital - España




Lo mejor de esta seccioncilla es que los libertarios todos puedan opinar, disentir, proponer, criticar. Lo cual me permite contestar, redargüir y muchas veces equivocarme y siempre aprender. Si encima nos lo pasamos bien, eso que nos llevamos. Los telones del teatro solían poner esta inscripción, que podemos hacer nuestra:Ridendo et canendo corrigo mores, esto es, riéndonos y cantando vamos corrigiendo los disparates.
Julio Iglesias de Ussel me envía unos ripios muy divertidos del escrito Pablo Parellada. Empiezan así: "Si el que bebe es bebedor,/ el sitio es el bebedero,/ a lo que hoy es comedor/ hay que llamar comedero". Añado que, en efecto, así se llama a la pieza donde están los pesebres para que coman los animales herbívoros (vacas, caballos). Así era en la casa de mi abuelo. Es una de las primeras palabras que aprendí. Por cierto, el comedero era en invierno una estancia muy agradable por el calorcito que desprendían los animales. Pensaba yo de niño que todas las casas tendrían su comedero. En este caso no hay que arreglar el castellano, como graciosamente pide don Pablo.
José Luis García-Valdecantos (otro que no para) reflexiona sobre elresentimiento, una extraña voz que no significa volver a sentir. Más bien es no dejar de sentir, pero por dentro, y siempre de una forma envidiosa (que no envidiable). Don José Luis apunta certeramente que el resentimiento se suele despertar paradójicamente por haber recibido un favor, una protección. Puede que a veces ese favorecedor sea percibido así en un plano superior y, por tanto, el favorecido se sienta humillado. Muy bien visto. A mi modo de ver, el problema no está en el que otorga el favor sino en el que lo recibe. La ley no escrita de las relaciones sociales señala que todo favor o regalo debe ser correspondido, aunque solo sea simbólicamente. Hay personas que no saben corresponder a los favores, ni siquiera dando las gracias. Son candidatas al resentimiento, que es algo así como reconcomerse las tripas.
Tenemos a un candidato para las elecciones europeas en el elenco de los libertarios: José María Navia-Osorio (Foro Asturias). Esa adscripción le faculta para observar todo lo observable con sentido del humor, en este caso las curiosidades de las listas electorales. Por ejemplo, el Partido Feminista viene obligado a introducir en la lista los nombres de unos cuantos varones para acogerse a esa parida que es la ley de la paridad. El de Oviedo añade que para cumplir bien con ese principio de la paridad habría que introducir en las listas un diabético por cada 15 candidatos o un miope por cada 20. Más aún, en las listas de los populares tendría que haber algunos socialistas, etc. Hay candidatos con nombres redundantes, como el que se apellida Gutiérrez de Cabiedes (con b) Hidalgo de Caviedes (con v). Hay partidos con nombres muy bonitos, como ese LEM (La España en Marcha). Hay otro que se llama Confederación Pirata.
Me cuenta don José María que en Asturias ahora ponen multas si tienes una mimosa en el jardín. Por lo visto se trata de una especie invasora. Parece ser que también lo es el castaño, que en tiempo de los romanos sustituyó al autóctono tejo. En el jardín no tengo castaños ni tejos, pero sí una magnífica mimosa, bajo la cual leo, escribo y sesteo en el buen tiempo. Espero que las autoridades autonómicas no me apliquen la norma contra las especies invasoras.
Por si fuera de alguna utilidad para los libertarios prestos a escribir libros, adelanto el decálogo que he aplicado para la confección de un ensayo que me va a publica Stella Maris, Este mundo nuestro:
  1. Las frases no deben superar las 30 palabras.
  2. Los párrafos no deben ocupar más de 30 líneas.
  3. Los capítulos no deben ir más allá de las 30 páginas.
  4. Las notas de pie de página están de más.
  5. Las referencias a otros autores deben ser las mínimas.
  6. Las observaciones sobre España deben entenderse en el contexto de lo que ocurre fuera.
  7. Los datos numéricos deben ser solo los imprescindibles.
  8. Los términos técnicos deben reducirse todo lo posible.
  9. Las palabras o expresiones en otros idiomas deben darse con la traducción castellana.
  10. No debe abusarse de los recursos tipográficos (cursiva, negritas, etc.).
Bien, este decálogo puede valer para un librito de ensayo, no tanto para otros géneros.

USAL


USAL llevará a Brasil y EE. UU. enseñanza español a través de nuevas tecnologías

 | 
AGECNIA EFE

La Universidad de Salamanca (USAL) llevará la enseñanza del idioma español a Brasil y Estados Unidos a través de las nuevas tecnologías y mediante un curso específico que se impartirá en línea de forma masiva.

La primera edición de este curso abrirá su periodo de matriculación a finales de mayo, según ha informado hoy en Ávila a los medios el vicerrector de Promoción y Coordinación de la USAL, José Ángel Domínguez.
La Enseñanza de Español para Extranjeros será el segundo curso de estas características que impartirá la USAL, tras la puesta en marcha de uno específico de Estadística para Investigadores, que ha logrado, en su primera edición, «entre 8000 y 9000 inscripciones», ha añadido.
En la inauguración del Congreso Internacional TISLID’14 (Technological Innovation for Specialized Linguistic Domains) que se celebrará hasta el viernes en Ávila, Domínguez ha destacado la apuesta por el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza de todas las titulaciones, a través de la plataforma Moodle, que permite crear comunidades de aprendizaje en línea.
Domínguez ha resaltado el potencial de las nuevas tecnologías en el aprendizaje presencial y a través de la red, porque «permiten una interacción directa» entre los profesores y el alumnado.
En este sentido y a la vista de la demanda registrada, la USAL diseña un tercer curso, especializado en turismo, ante el «potencial» del campus en Ávila, desde donde se impartirá en un año, ya que ahora se están preparando los materiales.
El congreso que hoy ha comenzado en Ávila y al que asiste cerca de un centenar de profesores y expertos en nuevas tecnologías de toda España y varios países de la Unión Europea y Estados Unidos, busca, así acercar las aplicaciones y las nuevas herramientas al aula, con el objetivo de facilitar la enseñanza de los idiomas.
La docencia tradicional, de carácter presencial, sale del aula y permite al alumno continuar aprendiendo en su casa, a través de una plataforma, un MOOC (Massive Online Open Courses o Cursos en línea masivos y abiertos) o una aplicación para tableta o teléfono móvil, ha explicado la directora del congreso, Blanca García Riaza.
Para la directora de TISLID’14, las nuevas tecnologías están llegando cada vez con «más rapidez» al proceso educativo, a la vista de cursos de e-learning o aprendizaje a distancia, o de b-learning, que combinan la enseñanza en línea y la presencial.
El congreso, organizado por la USAL en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid y la UNED, acogerá, en su última jornada, además, la asamblea nacional de Eurocall, la Asociación Europea para la Enseñanza de Idiomas Asistida por Ordenador.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

banear


alternativas en 


español

Recomendación urgente del día
El término banear puede traducirse en español por verbos como bloquear,suspenderprohibir o restringir. Este verbo, del inglés ban (‘prohibición’), se emplea frecuentemente para referirse a la acción de restringir o bloquear el acceso de un usuario a un determinado sistema, red, foro, etc.
Propio de la jerga informática, suele aparecer en frases como «10 formas de evitar que te baneen», «Cómo banear a un trol en una página de Facebook» o «Contraseñas sin banear».
Se recomienda traducir este verbo por bloquearsuspender,prohibir o restringir, ya que se trata de un anglicismo que cuenta con varios equivalentes en nuestra lengua.
Así, en los ejemplos anteriores, habría resultado preferible escribir «10 formas de evitar que te bloquen», «Cómo restringir el acceso de un trol a una página de Facebook» y «Contraseñas sin bloquear»
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe