Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 27 de maio de 2014

LA LENGUA VIVA

El lenguaje de los 



símbolos


 en Libertad Digital - España 

Los conflictos humanos se resuelven normalmdente con palabras (a veces con golpes), pero cuentan mucho los símbolos. La razón es que son más antiguos que el habla y más todavía que el alfabeto.
Rafael Campo me echa en cara mi comentario sobre "la roja", la selección mundial de fútbol. Añadía yo que ese color estaba bien puesto, porque es el color heráldico de Castilla. La opinión rectificadora de don Rafael es que "el símbolo forjador del Estado Moderno, gracias a Fernando de Aragón, fue el de las barras de Aragón, rojas y amarillas". Es cierto, la corona de Aragón fue decisiva en la formación de España como Estado moderno, cronológicamente el primero de la historia, junto al de Portugal. Pero mi escolio era aquí muy particular. Me siento castellano (después de español) y el color de Castilla y de León es el rojo; no el morado, desde luego. La empresa primordialmente moderna del descubrimiento y conquista de América fue esencialmente de la corona de Castilla, que incluía Galicia, Asturias, País Vasco, las dos Castillas, Extremadura, Murcia y Andalucía. En seguida se añadió Canarias y todas las demás tierras ultramarinas.
A propósito de los símbolos, hay ahora una tendencia en Cataluña, a propósito de las barras rojas y amarillas, como si fueran solo de esa región. Son de la corona de Aragón. Lo más curioso es que esa combinación de colores, a través del virrey de Nápoles, el que había de ser Carlos III, se puso como enseña de la Armada española. Un siglo después pasaron a ser de la bandera de España. Hoy se pretende la paradoja de que la secesión de Cataluña se ampare en esos mismos colores, amarillo y rojo, que son de todos los españoles. Continúan las paradojas, pues la bandera española solo se exhibe en los partidos políticos de la derecha.
Hablando de símbolos. Me dicen que los terroristas de Amaiur han pedido que se quiten las flechas y el yugo de los distintivos de la Casa del Rey por ser un símbolo del franquismo. ¡Ignorantes! No lo son tanto como en una película (supongo que subvencionada) que se hizo hace años sobre la época de los Reyes Católicos. Aparecía varias veces el escudo real, pero le habían quitado bonitamente el yugo y las flechas. No me atrevo a seguir comentando el hecho para no caer en expresiones constitutivas de delito.
A propósito de mi reseña sobre la autobiografía de Santiago Abascal, jr., José María Navia-Osorio señala que es un "luchador contra el terrorismo", junto a Gregorio Ordóñez o María San Gil, entre otros. A su lado están los miles de "víctimas del terrorismo", en el sentido de que han sufrido ese zarpazo, muchas veces por azar, como en los trenes de Atocha. Me parece una distinción muy pertinente. Ya de paso, y como es natural, don José María anticipa que Vox se va a quedar sin votos. (La predicción se hacía antes de los últimos comicios). No es una cuestión de número de votos sino de testimonio. Tanto Vox como Foro de Asturias, entre otros, representan el fenómeno de los desengañados del PP, los que se atreven a traducir su sentimiento en el acto de votar.
Maribel Fernández se lamenta de que muchos políticos que se asoman a la pantalla azul no solo son corruptos sino que corrompen el lenguaje. Cita por ejemplo a Cayo Lara, que predice la "cagada" del PP en las elecciones. En otros idiomas ─dice doña Maribel─ el repertorio de tacos en las declaraciones públicas suele ser muy reducido. En cambio en español es amplísimo. Por algo siguen sin encontrar los restos de Cervantes, Lope y Calderón. Esos prohombres no quieren ver el estropicio que hemos hecho de nuestra lengua. Me uno al lamento emitido desde las Montañas Rocosas.

BABELIA

Nace babelia.com

La revista cultural de EL PAÍS y referente en lengua española en todo el mundo se pone al alcance de la audiencia global en la web


Babelia, la revista cultural de EL PAÍS y suplemento de referencia en lengua española en todo el mundo, estrena su dominio en la red. El espacio semanal de EL PAÍS para la creación, que en papel se distribuye los sábados con el periódico en un suplemento en páginas interiores, se hace más global al ponerse al alcance de las audiencias de todo el mundo a través de Internet.
 “Babelia es un referente en el ámbito de la cultura iberoamericana, y el lanzamiento de la nueva web es un paso más en la decidida apuesta global de EL PAÍS”, afirma Antonio Caño, director de EL PAÍS. “Queremos que sea el punto de encuentro de la cultura en lengua española y portuguesa, una plataforma de debate con perspectiva internacional y un generador de contenidos de primer nivel”.
Todas las entrevistas, las críticas, los reportajes, las columnas, artículos, ilustraciones y fotografías estarán en un nuevo dominio: babelia.com, al que se puede acceder desde cualquier conexión a Internet o encontrar en la portada y en la sección de Cultura de EL PAÍS. El nuevo espacio será enriquecido con audios o vídeos de autores comentando sus obras o leyendos fragmentos de sus publicaciones; descargables con los primeros capítulos de los libros; capítulos o material inédito de los escritores y artistas elegidos; fotorrelatos; y servicios de acceso y compra online. Al frente de Babelia en esta nueva etapa está Berna González Harbour.
Babelia ampliará también su actividad en redes sociales a través de sus cuentas babeliaelpais, en Facebook, y @babelia_elpais, en Twitter. Los lectores podrán compartir y comentar los contenidos y dialogar con sus autores en la red. En estos días, y dentro de esa apuesta por acoger la participación, los lectores pueden encontrar una encuesta en la web para expresar qué le piden a Babelia.
La incorporación de todos los contenidos de Babelia a la oferta de elpais.com se enmarca dentro de la vocación y apuesta digital del periódico como referente de noticias, de información cultural y de calidad líder en lengua española.
Los contenidos de Babelia se ponen así al alcance de la población hispanohablante en todo el mundo. El diario EL PAÍS está en posiciones de liderazgo mundial de la prensa en español con más de 12 millones de usuarios únicos al mes. El 26% acceden a esta web desde América, especialmente desde México, Estados Unidos y Argentina. Desde ahora pueden hacerlo también a Babelia.com.

INSTITUTO CERVANTES


El Cervantes crece en América

El Instituto, menguado su presupuesto, afianza su estrategia de alianzas con los países de habla hispana para expandirse, sobre todo, en Estados Unidos


Puede parecer contranatura. Y existen corrientes, dentro sobre todo de la diplomacia, que se oponen, pero la iberoamericanización del Instituto Cervantes ha dejado de ser un empeño teórico de su actual director,Víctor García de la Concha, para pasar a convertirse ya en un hecho. Cuestión de alianzas. En vez de ir por libre en esa conquista de los espacios del español, “y evitar la dispersión”, en sus propias palabras, elantiguo responsable de la Real Academia (RAE) pensó que era mejor, más práctico y, sobre todo, más natural, aliarse con los países que comparten la lengua y así, expandirse sin cortapisas. A la primera colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México, “que está siendo ejemplar”, según De la Concha, se ha unido el Gobierno de Peña Nieto, además de Colombia, Chile y Perú.
El director avisó nada más entrar.  Forjar vínculos con América Latina —incluido Brasil— iba a constituir un eje de su gestión 
 El director avisó nada más entrar. Su deseo de forjar los vínculos con América Latina —incluido Brasil— iba a constituir uno de los ejes de su gestión al frente del Cervantes. Tradicionalmente, en la institución creada hace 20 años bajo el amparo ante todo del ministerio de Asuntos Exteriores, muchos han creído que esa tarea debía realizarse en solitario, con la idea de que el español era cosa exclusivamente de españoles.
Pero, García de la Concha, después de haber virado radicalmente la historia de la responsabilidad del idioma común instituyendo el consenso con el resto de academias hispanas mientras lideró la RAE, se ha empeñado en aplicar la misma estrategia en el Cervantes. “Sigo en esto las directrices del presidente del Gobierno”, afirma. El apoyo de Mariano Rajoy a dicho viraje quedó de manifiesto en el discurso ante el patronato hace dos años: “El futuro de nuestra lengua y cultura, que late con fuerza en España, depende, en buena parte del desarrollo y progreso de las sociedades de América Latina, con quienes necesitaríamos alcanzar una mayor coordinación y concertación. Sólo con el protagonismo y liderazgo del conjunto de la comunidad iberoamericana se podrá hacer del español una herramienta global”.
Son palabras que sirven de base a la estrategia de la actual dirección, contestada por algunos en el ministerio de Asuntos Exteriores. Pero ha sido una acción urgente. Movida también por la necesidad de forjar salidas a la merma del presupuesto que truncaba la expansión del instituto.
Hay que tener en cuenta que pese a los discursos de dirigentes de uno y otro signo, la realidad expansiva de la política lingüística es algo que no ha llegado a convertirse en una prioridad. Con remitirnos a las cifras basta: la aportación del estado al IC pasó de los 90,3 millones en 2009 a 50,4 en 2014, un 44% menos, cuando crece la demanda en todo el mundo en progresión geométrica.
La aportación del estado al IC pasó de los 90,3 millones en 2009 a 50,4 en 2014, un 44% menos
Había acabado, entre otras cosas, la época dorada de las inauguraciones cuyo punto álgido tuvo lugar en los años de César Antonio Molina. De la Concha tan sólo ha inaugurado un centro a lo largo de su gestión: Cracovia, en junio de 2012. El último que ha pasado a englobar la suma de 87 presentes en 43 países.
Con los fondos reducidos casi a la mitad, se imponían alianzas. Primero fue la establecida con la Universidad de Harvard, donde ya ha comenzado la tarea del Observatorio del Español para satisfacción de las 24 asociaciones latinas con capacidad de presión dentro de aquella institución radicada en Boston. Luego vino el pacto con la UNAM, que se cerró con un Centro de Estudios Mexicanos abierto en la sede madrileña del Cervantes y tres acuerdos más: uno referente a la formación de profesores; otro, con la creación de un certificado online conjunto y, por último, la asociación conjunta con los centros del propio Instituto para enseñar español en todo el mundo, pero principalmente en Estados Unidos.
A esa alianza, ambiciosa y deseada por ambas partes con el empeño de De la Concha y el rector de la UNAM, José Narro, quiso unirse después el Gobierno mexicano. Ha sido mediante la Secretaría de Relaciones Exteriores, que a través también del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) ha puesto a disposición sus consulados y, atención, 300 puntos comunitarios distribuidos a lo largo de EE UU con fuerte presencia mexicana para que allí se enseñe español.
Colombia también quiso entrar en el juego. El Gobierno de Juan Manuel Santos ha diseñado un programa de turismo lingüístico basado en la idea —muy reconocida— de que en el país que preside se cultiva el español más puro. En ese sentido, el Instituto Caro y Cuervo, dependiente del ministerio de Cultura, se ha embarcado junto al Cervantes en la misma iniciativa. Lo mismo que se han emprendido ya conversaciones con el Gobierno chileno y con Perú, a través del Instituto Inca Garcilaso.

SIGNSLATOR


El primer traductor online de español a lengua de 


signos


Signslator
En Internet tiene cabida todas las personas de cualquier condición, y para ello, van surgiendo herramientas que evite la exclusión a determinados colectivos. En este sentido, nos acaban de presentarSignslator, la primera herramienta de traducción del español al lenguaje de signos que acaba de ser lanzada. Creada por la agencia de publicidad TBWA\España en colaboración con la Asociación para la Normalización del Lenguaje de Signos, Signslator tiene como objetivo servir de ayuda tanto para oyentes como para no oyentes, facilitando el aprendizaje, la comprensión y el estudio del lenguaje de signos, según señala TBWA\España en un comunicado.
Signslator está disponible a través de la web y como aplicación móvil para la plataforma Android, disponible gratuitamente, y próximamente estará también disponible para la plataforma iOS. En la creación de esta herramienta se han invertido casi un año, empleándose más de 12.000 palabras grabadas cada una de ellas en vídeo a través de una intérprete, suponiendo un total de más de 200 horas de rodaje y más de 750 horas de programación.
Signslator cuenta con un equipo dedicado a la actualización y perfeccionamiento de la propia herramienta de forma constante, teniendo además el ambicioso objetivo de su internacionalización, con el objetivo de llevarla a otros idiomas y países. De momento está en fase beta, por lo que es relativamente sencillo encontrar problemas en algunas traducciones.
TBWA señala en su comunicado que Signslator ha sido uno de los trabajos más premiados en el festival de comunicación iberoamericana, recientemente celebrado en Miami

ANGLICISMOS


Los 25 anglicismos más 


usados del español





Nuestro idioma acepta préstamos de varios idiomas, entre ellos, el inglés. Usamos muchas veces, vocablos  de esta lengua  que se introdujeron al español por préstamos lingüistícos "temporales" (mientras la Real Academia Española encuentra un equivalente o designa traducción); como los influenciados por la tecnología y otros tantos, de uso cotidiano. 

Veamos entonces los de uso más frecuente:

1 - Video: Video
2- Zippe: Bragueta
3 - Banner: pancarta (Puede ser digital)
4 - Blog: Bitácora (Digital)
5 - By - Pass: Conductor alternativo, aunque la RAE permite baipás.
6 - Casting: Audición
7 - Boom: Auge
8 - Corn Flakes: Hojuelas de maíz
9 - Delivery: A Domicilio
10 - Chat: Conversación por medios digitales
11 - Márketing: mercadeo
12 - VIP: Siglas de Very Important People, o personas muy importantes.
13 - Gym Gimnasio
14 - Rating: Punteo
15 - Copyright: Derechos de autor
16 - CD: Abreviatura de disco compacto
17 - Mouse: Ratón o cursor (de ordenador)
18 - Mapear: Limpiar el piso
19 - Basketball: baloncesto
20 - Fashion: A la moda, de moda
21 - Online: Conectado, en línea
22 - Garage: aparcadero
23 - Boxer: calzoncillo de pierna
24 - click: pulsar con el mouse
25 - email: correo electrónico

¿Cuáles incluiría usted en la lista?

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA

interrogación y 


exclamación, usos 


de 


los signos 


ortográficos

Recomendación urgente del día
Ante las dudas que se plantean a menudo con respecto a los signos de interrogación y exclamación, así como acerca del empleo de las mayúsculas en las preguntas e interjecciones, se ofrece una serie de claves sobre su ortografía:
1. En español las preguntas directas y las exclamaciones requieren dos signos: el de apertura y el de cierre. Se considera falta de ortografía omitir el signo de apertura, aunque sí es válido escribir solo el de cierre entre paréntesis para mostrar extrañeza «(?)» y sorpresa «(!)».
2. La pregunta o la interjección puede ir seguida de otro signo de puntuación: «La ciencia y la técnica, ¿quién lo duda?, necesariamente progresan». Si no va seguida inmediatamente de otro signo porque coincide con el final de la oración, se sobrentiende que hay un punto, que no se escribe tras la interrogación o la exclamación de cierre: «¿Cuál es el futuro del juez en excedencia? La primera opción es convertirse en europarlamentario» (y no «… en excedencia?. La primera…»).
3. Las mayúsculas y las minúsculas son las que corresponden a la oración en la que está la pregunta. En particular, cuando el comienzo de esta no coincide con el de la frase, lo apropiado es la minúscula: «Siempre se plantea la misma duda: ¿qué comer?», «Pero ¿cuál es su futuro?».
4. Cuando se yuxtaponen varias preguntas, estas puede ir separadas por los signos de coma, punto y coma, punto o incluso dos puntos, según se considere más apropiado, aplicando la mayúscula y la minúscula como corresponda: «¿Cómo lo hizo? ¿Cuándo?», «¿Cómo lo hizo?; ¿cuándo?» o «¿Cómo lo hizo?, ¿cuándo?».
5. Por la misma razón, en citas directas se siguen las pautas ortográficas que les son propias: mayúscula inicial y punto tras las comillas (este ejemplo está en cursiva y no entrecomillado para que se vea la puntuación):El papa le preguntó: «¿Cómo está Cristina?».
6. Se pueden repetir los signos como énfasis, recurso que es habitual en la prensa deportiva: «¡¡¡Olé!!!». También se pueden combinar los de interrogación con los de exclamación: «¿¡Entró!?» o «¡¿Entró?!»; los signos de cierre han de ser simétricos con los de apertura, por lo que no son apropiadas las grafías «¡Olé!!!», ¿¡Entró?!» ni «¡¿Entró!?», aunque sí se considera válido abrir solo con exclamaciones y cerrar solo con interrogaciones o a la inversa: «¡¡Entró??», «¿¿Entró!!».
7. Se recuerda finalmente que la acentuación de las voces quécómo,cuáldóndecuándo, etc., depende de si tienen sentido interrogativo o exclamativo y no del mero hecho de que estén en un pregunta directa o una interjección: «¿Que ha perdido en la bolsa? Le explicamos en qué invertir ahora».
Ver pero con coma, usos apropiados
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe