Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quinta-feira, 17 de julho de 2014

LA LENGUA VIVA

     

Dudas y confusiones a la hora de 


escribir


 en Libertad Digital - España

Empiezo con algunas dudas corrientes que todos hemos tenido al escribir. Se resuelven de acuerdo con las normas de la RAE (Real Academia Española) y con el sentido común.
Un error muy corriente es la confusión entre deber ser, que indica obligatoriedad moral o simple consejo, y deber de ser, que transmite la idea de probabilidad, conjetura. En inglés es más fácil, se emplean dos verbos distintos. Compárese: it must be (= debe ser) e it may be (= debe de ser). Para resolver la posible confusión, se aconseja sustituir el debe de ser por podría ser.
Una plaga de la lengua española es la monotonía. Se advierte, por ejemplo, en la profusión de adverbios terminados en -mente. No hay que cortar por lo sano y eliminarlos bonitamente. Esos adverbios, utilizados con mesura, proporcionan matices interesantes. Hay dos de ellos que surgen como las setas en otoño: absolutamente,totalmente completamente. Quieren dar una idea de que la afirmación es cierta, pero el lector o el interlocutor podrían entender lo contrario, que se trata de una falsedad.
Una faltilla muy corriente es armarse un lío con estas dos palabras:aun (= si bien, aunque) y aún (= todavía). Por ejemplo,
(-) Aún esperándote y aun no has venido (incorrecto)
(+) Aun esperándote y aún no has venido (correcto)
Parece un trabalenguas. En el lenguaje oral el acento permite entenderse mejor.
Hay dudas sobre la concordancia entre un nombre colectivo y la persona del verbo correspondiente. La solución más razonable es que haya concordancia, pero si el nombre colectivo especifica sus componentes el verbo debe ir en plural. Por ejemplo,
(-) La mayoría opinan
(+) La mayoría opina
(-) La mayoría de los españoles opina
(+) La mayoría de los españoles opinan
No debe tomarse el signo (-) como una falta, una incorrección, sino más bien como la opción menos aconsejable. Por ejemplo,
(-) extrovertido
(+) extravertido
O también, digan lo que digan algunos diccionarios,
(-) intravertido
(+) introvertido
Puede ser elegante una frase que empiece por y, pero no se debe abusar, como hacen los presentadores de algunos telediarios.
Tampoco hay que ser escrupulosos con algunas palabras latinas castellanizadas. Por ejemplo, no hace falta decir "currículums" (-). Siempre será mejor "currículos" (+). Peor es "currícula" (-).

LENGUAJE UNIVERSAL


Estudiantes de Español de la Universidad Portland State compaginan el aprendizaje del idioma con su participación en programas de voluntariado

17.07.2014 | 08:40
Los estudiantes estadounidenses, con los jóvenes y monitores del programa de calle en los Tres Árboles.
Los estudiantes estadounidenses, con los jóvenes y monitores del programa de calle en los Tres Árboles. 
Aprender un idioma, conocer la cultura del país pero, sobre todo, realizar un auténtica inmersión en la sociedad. Los ocho estudiantes de la universidad Portland State de Oregón, de la mano de su profesora de Español, Laura Mulas, vienen a Zamora para vivir una experiencia única. "Este año no solo mejorarán su comunicación, sino que también participarán en la comunidad", explica esta profesora americana, con raíces en Morales del Vino.
Este objetivo se consigue a través de su participación en el programa de calle "Construyendo Futuro", que desarrollan entre Cruz Roja y Menesianos de Zamora en un trabajo educativo en el que prima la prevención y la integración social.
Junto con la asociación Pricultamefor. que realiza labores solidarias y está ubicada en Peleas de Abajo, Laura Mulas puso en marcha esta iniciativa. "Se han adaptado desde el primer momento a la actividad y son programas que les ayudarán también en su comunicación", reconoce la coordinadora de la asociación, Margarita Molina.
Aurora de Luis, educadora de calle de Cruz Roja, recuerda que el primer contacto entre los chicos y los voluntarios "estuvo lleno de preguntas, está siendo una experiencia muy buena para ambas partes". Su compañero de Menesianos Zamora, Rubén Iglesias, añade que este programa facilita el acercamiento de los jóvenes a otras culturas. "Podrán conocer a los americanos más allá de lo que saben por la televisión, conocer de primera mano sus tradiciones y eliminar algunos mitos, viendo, en definitiva, que todos somos iguales a pesar de estas diferencias culturales".
Los voluntarios extranjeros, con edades comprendidas entre los 20 y 30 años, se muestran "encantados" con la experiencia. Jenna Rainville, quien reside desde hace meses en Barcelona, explica que tenía ganas de venir a una ciudad como Zamora "más pequeña, para conocer la cultura y cómo vive la gente", zamoranos a los que califica como "muy tranquilos y amables".
Aaron Allison es la primera vez que viaja a otro país y confiesa que estudiar español le abrirá muchas puertas para su futuro profesional "porque Estados Unidos está lleno de latinos e hispanohablantes". El idioma no es un problema para Carina Guzmán, colombiana que lleva cinco años viviendo en Estados Unidos. "Es una experiencia muy enriquecedora conocer proyectos de voluntariado en un país tan diferente", reconoce.
No es la única novedad que Laura Mulas ha incorporado este año a su programa de verano con estudiantes de Español de su universidad. Por primera vez, los alumnos residen en la capital, mientras que en ediciones anteriores lo hacían en Salamanca. Además, se ha iniciado un programa de conversación con zamoranos "que está siendo todo un éxito", según apunta Mulas, ya que recibió más de medio centenar de solicitudes para participar en la actividad. "A los americanos les ayuda un montón para soltarse con el idioma y además están haciendo amigos con los que salir e ir de tapas. Incluso algunos ya han visitado los pueblos de sus compañeros de conversación", afirma la profesora, quien añade que será una actividad que repetirá en próximos veranos.
Pero no todo va a ser trabajo para estos visitantes. Durante el mes que durará su estancia, también tendrán tiempo para conocer el románico de la capital o localidades como Fermoselle, El Perdigón o Puebla de Sanabria, además de otras ciudades españolas, ya que harán excursiones a Santander y Salamanca. "Lo español gusta mucho en Estados Unidos", subraya Laura Mulas.

MALTRATO DEL IDIOMA

Carteles populares con errores garrafales
OPINIÓN: "A MENOR FORMACIÓN ACADÉMICA, MÁS FALTAS ORTOGRÁFICAS 
EN EL IDIOMA POPULAR”, ASÍ SE EXPRESA EL DOCTOR MANUEL MATOS 
MOQUETE.


Saiury Calcaño
Santo Domingo


Muchas de las avenidas, calles y callejones del país están atiborradas de una publicidad popular cuya particularidad es un atentado al segundo idioma más hablado en el mundo.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define la ortografía como una parte de la gramática que enseña a escribir correctamente, por el acertado empleo de las letras y los signos auxiliares de la escritura.

Sin embargo, en la mayoría de carteles usados para promocionar las bondades de bienes y servicios es notorio el maltrato del idioma.

Las faltas ortográficas más comunes son la confusión en el uso de “B” y “V”, escribir “Y” por “LL”, “S” por “C” y viceversa, así como la ausencia de la “H” donde debe ir. Resulta chocante que incluso los errores se observen en algunos centros educativos, donde se supone que sus directores y personal docente deben velar por el uso correcto del idioma español.

Origen del problema
Al preguntarle sobre el origen de este fenómeno, el académico y escritor Manuel Matos Moquete expresa que las faltas ortográficas en los carteles son de la misma naturaleza en comunidades diferentes, no es exclusivo de un sector.

“No es un mal nuevo. Es el mismo que encontramos desde hace varias décadas en los bajos índices de los estudiantes dominicanos en todas las evaluaciones nacionales e internacionales sobre lectura y escritura, y que luego se refleja con una alta frecuencia en todas las situaciones de los dominicanos, sin importar las edades y las ocupaciones”.

El también ganador del Premio Anual de Novela afirma que no existe un lugar específico para encontrarse con este deterioro del lenguaje, pues en todos los espacios públicos, tanto en los barrios como en el centro de la ciudad, se producen errores ortográficos por carencia de formación o por descuido de los propietarios o de los autores de los carteles.

Sin embargo, aclara que “no es menos cierto que a menor formación académica, más faltas... y claro está, éstas abundan más en las comunidades con índices socioculturales más deprimidos”.

Responsabilidad colectiva
La tendencia humana ante los problemas es buscar un culpable fuera de su yo, y al hablar de los carteles con faltas garrafales que se exhiben a diario en el territorio nacional, la mayoría querrá achacarle la responsabilidad a otros individuos o entidades.

“Todos los usuarios de la lengua son los principales responsables, ya que cada uno debe manejar el español no sólo correctamente sino de manera significativa para comunicar y expresar todos los matices del pensamiento y de las emociones”, precisa Matos Moquete.

“Luego del individuo, quienes tienen a cargo las funciones de formación y orientación y quienes deben asumir un compromiso que se agrega al anterior son los maestros, las escuelas y colegios, los funcionarios del Estado, en particular de Educación y de Cultura, las universidades, pero también los medios de comunicación. En resumen, las faltas ortográficas de los carteles tienen autores materiales y autores intelectuales”, comenta el académico.

El lingüista considera que la causa número uno de este mal en el país radica en la falta de formación general y el poco uso de las expresiones de la lengua.

“Estamos hablando de grupos o de sociedades con un analfabetismo funcional elevado y en las que la comunicación oral espontánea es casi la forma exclusiva del intercambio lingü.stico”, indicó.

Posible solución
Sobre si el Plan Nacional de Alfabetización “Quisqueya aprende contigo” puede mejorar la situación, plantea que sólo si se le da continuidad, abriendo espacios y situaciones de lectura y escritura, y en general de intercambios sociales.

“Pero si esos alfabetizados se mantienen en la marginalidad socioeconómica en que han vivido, ese plan será un esfuerzo loable, pero en vano”.

(+)
PREOCUPACIÓN EN LOS DOCENTES
Faustino Pérez, profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), publicó en el año 2005, la obra “Letreros Populares Dominicanos”, el cual es una recopilación hecha por estudiantes de Arte y Comunicación, quienes capturaron los carteles más visibles a la hora de hablar de faltas ortográficas.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

la expresión 


de cara 


es en muchos 


casos innecesaria

Recomendación urgente del día
La expresión de cara a es en muchos casos innecesaria, por lo que se recomienda no emplearla de manera abusiva.
Concretamente, en los servicios de información meteorológica de algunos medios, esta expresión se ha convertido en una construcción recurrente: «Un frente frío afectará al centro peninsular de cara a la jornada de hoy», «De cara a la noche los chubascos vendrán acompañados de fenómenos tormentosos» o «De cara a principio de mes comenzaron a registrarse temperaturas más frías».
La expresión de cara a quiere decir, según la Real Academia, ‘frente a, mirando en dirección a’,  ‘con vistas a’ e, incluso, ‘en relación con’.Aunque, en rigor, esta última acepción puede encajar en los ejemplos antes mencionados, el uso de esta expresión resulta superfluo.
En estos casos habría sido preferible omitir el de cara a, que alarga innecesariamente las frases, y decir sin más: «Un frente frío afectará hoy al centro peninsular», «Por la noche los chubascos vendrán acompañados de fenómenos tormentosos» y «A principio de mes comenzaron a registrarse temperaturas más frías».
Ver también cara a o de cara a, uso apropiado.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe