Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sexta-feira, 1 de agosto de 2014

EL GUSTO POR LO LARGO

LUIS MAGRINYÀ (EL PAÍS.COM, ESPAÑA)


Hoy: el estilo no está en las 

preposiciones (insistimos)


La elección de unas preposiciones en lugar de otras cuando hay otras que, en efecto, podrían usarse suele venir dictada por la loable, aunque a menudo fantasiosa, como venimos viendo en esta sección, intención de «escribir bien». Hay cierta teoría que define el lenguaje literario como el que más se aparta de la norma (entendiendo «la norma» como «lo normal»), y mucha gente aplicada en «escribir bien» se la ha creído a pie juntillas. Si algo suena raro, complicado, frondoso, o inextricablemente «preciso», si no es, en fin, lo que uno diría todos los días, entonces es que tiene que ser «literario», o, como poco, «formal». Es una idea que se aplica a todos los aspectos de la lengua (léxico, gramática, sintaxis) y por supuesto ni siquiera las preposiciones, esas cositas tan pequeñas, iban a librarse. Ya vimos lo que ocurría con hacia y con desde en un L&L anterior.
Hoy consideraremos el afán de hacer de estas cositas pequeñas cosotas muy grandes; pero otro día trataremos el caso contrario, cuando interviene un extraño «principio de economía» y algo (incluso una preposición) nos parece tan insoportablemente largo que consideramos oportuno abreviarlo. Lo que no sabemos, en fin, es por qué en unos casos prevalece, en aras del buen estilo, el gusto por el aumento y, en otros, por la disminución; seguramente lo que ocurre es que elegimos lo que otros, más ilustres, han elegido antes que nosotros.
Hoy nos detendremos en tres preposiciones, o locuciones preposicionales (o prepositivas, se dice de las dos formas, creemos): junto a, acerca de y durante. Esperamos dar cuenta de sus excesos.
Junto a el DRAE la define como «cerca de», que también es una locución larga y con pedigrí latino y que es evidente que se usa más. Lo que habitualmente diríamos que está «cerca de» o «al lado de» algo manifiesta cierta tendencia a convertirse en junto a cuando queremos expresarnos formal o literariamente. Muchas veces, como veremos, ni siquiera responde a esos significados, sino que aspira a una exactitud totalmente ociosa.

PALABRAS

Cinco palabras moribundas 

absolutamente imprescindibles

 |  
ELENA ÁLVAREZ (MOLINO DE IDEAS.COM, ESPAÑA)


Las palabras nacen, con suerte se expanden y, cuando dejan de ser útiles, mueren. Es el ciclo natural e inevitable de la lengua.

Lo excepcional de las palabras que a continuación recuperamos es que, estando ya en su lecho de muerte, se hacen indispensables en el momento en el que uno descubre de su existencia. He aquí una reivindicación de estas grandes olvidadas que esperan in extremis su merecido momento de gloria
El limón que se añade a la bebida no es simplemente una rodajita de limón. Es un luquete. Así define la RAE: “Rueda de limón o naranja que se echa en el vino para que tome de ella sabor”. Lejos de ser un recién llegado nacido al calor de la moda de gintonics historiados, luquete es un palabro del siglo XVII atestiguado, entre otros, en textos de QuevedoNo dejemos caer en el olvido esta joya léxica.
El cachivache semiesférico para hacer bolas de helado es un funderelele. Este folklórico término no está recogido por el DRAE, pero sí por la Wikipedia. Los escépticos y eruditos pueden encontrar más datos de tan exótico ejemplar en este magnífico rastreo filológico sobre el término funderelele.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE


stage, traducible por concentración


Concentración (generalmente de pretemporada) es una alternativa adecuada en el mundo del deporte al extranjerismo stage.
Sin embargo, en los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Así será el ‘stage’ del Barcelona en Inglaterra» o «El Celta vuelve de Marbella y piensa en el stage de Inglaterra».
El Diccionario terminológico del deporte, de Jesús Castañón, define stage como ‘concentración que los equipos celebran en la pretemporada o como preparación previa a un acontecimiento de alta competición’; de forma similar, el diccionario Claverecoge concentración como ‘reclusión o encierro voluntario de deportistas antes de competir’.
Así pues, por tratarse de un extranjerismo innecesario, en los ejemplos anteriores habría sido preferible sustituir stage por concentración: «Así será la concentración del Barcelona en Inglaterra» y «El Celta vuelve de Marbella y piensa en la concentración de pretemporada en Inglaterra».
Por otra parte, con el fin de enriquecer el estilo y aunque no se trate de equivalentes directos de stage, también podría haberse optado por «Así será la preparación (de pretemporada) del Barcelona en Inglaterra» y «El Celta vuelve de Marbella y piensa en la gira (de pretemporada) en Inglaterra».

FUNDÉU RECOMIENDA...

Recomendación del día:


alto el fuego y alto 

al fuego, ambas 

válidas

Tanto alto el fuego como alto al fuego sonformas válidas para referirse a la ‘suspensión de las acciones militares en una contienda’, tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas.
En los medios de comunicación aparecen ambas variantes: «Entra en vigor el alto el fuego de 72 horas pactado por Israel y Hamás», «Israel y Hamás se acusan mutuamente de romper el alto el fuego» o «Alto al fuego entre Hamás e Israel a partir de este viernes».
En este sentido, la Academia indica que alto el fuego puede emplearse para ordenar que se deje de disparar («¡Alto el fuego!») o como locución nominal con el significado ya referido. Además, se aclara que la forma alto al fuego se usa en gran parte deAmérica y con menos frecuencia en España, y se considera igualmente adecuada, por lo que los tres ejemplos anteriores están bien escritos.
Se recuerda, en cualquier caso, que alto el fuego no equivale a armisticio.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe