Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 14 de setembro de 2015

NUESTRO IDIOMA ESPAÑOL







¿Qué más le espera

a nuestro idioma

español?



¡Qué lamentable que la propia Academia permita estas barbaridades! ¡Y ni qué decir de las demás "palabras" que ésta ha aceptado! Día a día, esta institución (que pareciera empeñada en dañar nuestro hermoso idioma español) nos sorprende con reglas que, en lo personal, además de causarme tristeza y enojo, me deprimen.

Dalal El Laden 
Correctora de estilo 
Isla de Margarita
http://www.elsoldemargarita.com.ve/
Hace días, un amigo me dio la noticia de que la Academia acepta la voz "okupar", para referirnos a "tomar una vivienda o un local deshabitados e instalarse en ellos sin el consentimiento de su propietario". Mi amigo y yo, igual de sorprendidos, entristecidos y enojados, coincidimos en que, al paso que vamos, esta institución terminará por pedirnos que nos olvidemos de la "c", para darle lugar a la "k".
Lo más increíble de este caso es que, al entrar a la página digital del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), notamos que, antes de que éste nos dé la definición de este ¡"vocablo"!, se nos aclara lo que a continuación transcribiré:
"Okupar. (De ocupar, con k, letra que refleja una voluntad de transgresión de las normas ortográficas)".
Releamos, por favor: "…una voluntad de transgresión de las normas ortográficas". Es que, cada vez que lo leo, ¡me quedo sin palabras! ¡Muy bien! Entonces ahora voy a dejarme llevar por la forma en la que muchos escriben, ¡sí! ¡Qué emocionante! Ahora, en lugar de "casa", escribiré "kasa"; en lugar de "aquí", plasmaré "akí". ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Qué bien! Oh, no, perdón, quise escribir "Ke bien!", ya que, tomando a esta admirable Academia como ejemplo, una gran "voluntad de transgresión" me conduce a escribir así.
¡Qué lamentable que la propia Academia permita estas barbaridades! ¡Y ni qué decir de las demás "palabras" que ésta ha aceptado! Día a día, esta institución (que pareciera empeñada en dañar nuestro hermoso idioma español) nos sorprende con reglas que, en lo personal, además de causarme tristeza y enojo, me deprimen.
Después de darnos la aclaración y la definición de "okupar", el Diccionario nos deja el siguiente ejemplo: "Un centenar de personas okupó un edificio vacío". ¡Qué feo se ve!
Queridos lectores, ustedes disculparán esta insistencia en que cuidemos nuestra escritura. Es que no se trata solamente de cómo escribimos, ya que si tenemos cuidado al momento de escribir, sin duda, lo tendremos también al hablar. Nuestro idioma es parte de nuestra herencia cultural. Nuestro idioma es parte de nuestra esencia. Nuestro idioma, por ser parte de nosotros mismos, merece todo nuestro respeto. Pero para que exista el respeto, primero debemos amar lo que somos. Si no nos amamos, no nos valoramos, por tanto, no nos respetamos.
Me gusta aprender idiomas. Mi lengua materna es el árabe. Estudio inglés. Sin embargo, nací en Venezuela, soy venezolana y, ante todo, amo el español, mi lengua favorita, la lengua de este maravilloso país que me vio nacer y crecer, por lo que, por respeto, seguiré esforzándome por usarla de la mejor manera, con el fin de cuidar su presente ya tan lastimado y, sobre todo, su futuro que, al igual que a su servidora, nos preocupa a muchos.
Por favor, de corazón, si alguien desear compartirnos su sentir sobre el hoy de nuestra lengua española, no dude en enviar su mensaje a ladendalal@hotmail.com. Gracias por leer estas líneas. Gracias por darle a nuestro idioma el lugar que merece. 






Nenhum comentário:

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe