Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 28 de dezembro de 2015

EL IDIOMA ESPAÑOL

A vueltas con el idioma

Polla, pico, poto (trasero...) ¡Qué difícil es hablar el español!, recita una canción, porque todo lo que dices tiene otra definición
Augusto Pinochet.
Augusto Pinochet.
"Que una palabra signifique varias cosas a la vez, es la evolución natural del idioma y supone, además, una enorme riqueza. Otra cosa es que en determinados contextos, eso pueda suponer un problema, que en todo caso suele ser menor", explica Javier Lascurain, periodista y subdirector de la Fundéu BBVA.
"Se corre la polla del presidente". Con esta frase tan impactante, te reciben en algunos países hispanoamericanos. Polla es en Chile lotería o juego. En realidad, tanto en Chile como en Argentina y algunas otras regiones, polla es también algo más: una carrera de caballos. Por eso se "corre".
Dice "La wikipedia" que el arresto de Augusto Pinochet en Londres fue un evento de relevancia política internacional, desarrollado entre el 10 de octubre de 1998 y 2 de marzo de 2000, a raíz de una orden de detención internacional cursada por el entonces juez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón, por presunta implicación en los delitos de genocidio, terrorismo internacional, torturas y desaparición de personas ocurrido en Chile durante la dictadura.
Todo eso coincidió con el desembarco de bastantes empresas españolas en Hispanoamérica a las que, la verdad, no les hizo mucha gracia. Algunos chilenos se lo tomaron como una segunda conquista, esta vez, con ordenadores.Tampoco ayudó que Augusto Pinochet tiene, tenía y seguirá teniendo  bastantes seguidores. Por eso, se produjeron algunas situaciones incómodas, aunque hoy visto con perspectiva, con cierta gracia. Todas, tienen que ver con el idioma.
José María Fesser, jefe de Administración de expatriados de Endesa, cuenta algunas anécdotas de su estancia en aquellos años, coincidentes con la detención de Pinochet, en Santiago de Chile. "La madre de mis hijos se llama Inmaculada, Concha para los amigos", dice José María. Hasta ahí todo normal. A los pocos días de haber empezado el colegio en Santiago, le preguntó a su hijo mayor, entonces tenía nueve años, sobre qué le parecían sus nuevos compañeros, los profesores, en fin, sus primeras impresiones. José María júnior, le contó a su padre que el colegio era grande y bonito, con buenos campos de deportes y aulas modernas, que los profesores eran simpáticos. Pero al llegar al tema de sus compañeros, la cosa cambió. Y el niño dijo: "parece que muchos conocen a mamá...Y es raro porque mamá solo ha ido una vez al colegio a una reunión con el director. Sin embargo, en el patio hay muchos niños que dicen: ¡concha, tu madre!". Desconocía que en esa parte del mundo, concha hace referencia a una parte muy concreta de la anatomía femenina.
"Las palabras tienen generalmente más de un significado y muchas connotaciones que no siempre es fácil encontrar en cualquier diccionario. Y no solo entre hablantes de distintos países; también de distintas regiones, diferentes grupos sociales o de intereses y hasta de familias. ¿Cuántas veces no habremos dicho "pues en mi familia no usábamos esa palabra así, sino de esa otra manera"?, comenta Lascurain.
Borges
Otros chascarrillos son de corte sexual. "Estando alojado con algunos compañeros en el Hotel Hyatt de Santiago durante nuestras primeras semanas en Chile, un sábado decidimos cuatro de nosotros, alquilar un coche para conocer Viña del Mar y Valparaíso. Contratamos el coche en el mismo hotel, en la recepción de la planta ejecutiva. A la vuelta, fuimos a devolver las llaves y a pagar la correspondiente factura", dice Fesser.
"Bueno Francisca, el 'pico' lo pongo yo...", dijo José María. Los ojos de la joven le miraron abiertos como platos. De su boca, solo acertó a salir un balbuceo: "perdón, señor Fesser ¿Cómo ha dicho?". "Que nada, que usted no se preocupe que yo pongo el pico". Francisca bajó la cabeza y clavó su vista en los papeles que tenía delante. Por tercera vez, José María se recreó en su suerte: "Es que si no lo pongo yo, estos no se meten la mano en el bolsillo para sacarlo ellos".
Francisca, rubita de piel pálida, había enrojecido tanto que parecía un rábano. "Yo notaba que algo iba mal, pero no entendí qué estaba pasando hasta que uno de mis compañeros se me acercó por detrás y me susurró al oído: "Sabes lo que estás diciendo? Aquí no se puede decir la palabra "pico", que significa lo que rima con chirimoya..."
Y otra más de corte sexual que es un lenguaje universal. Esto le pasó a una española, de nombre desconocido, en un restaurante de Santiago. Llegó con su marido, unos amigos y su bebé. Era la hora de almorzar y le pidió al camarero que le calentase elpotito. Un "potito Bledine" que, allí, desconocen que se trata de una marca de purés caseros para niños muy pequeños. Pero si saben, que "poto" significa trasero. Ya se pueden imaginar la cara que se le puso al camarero, que no sabía exactamente lo que le pedía aquella dama.
"Hay que recordar siempre una cosa, algo que creo que los expatriados aprenden muy rápido, pero que a menudo olvidamos los que vivimos en España; que el español es, por suerte, la lengua de casi quinientos millones de personas. Creer que el español, o al menos el buen español, es eso que hablamos nosotros en Europa no es solo aventurado sino más bien falso", afirma Javier Lascurain.
Desde hace ya muchos siglos, la lengua se ha ido construyendo a los dos lados del Atlántico y renunciar a eso u olvidarlo es renunciar a una parte fundamental de nuestro patrimonio cultural común. En estos casos, siempre suele citarse a Borges que escribió que los españoles creían hablar el mejor español, pero en realidad solo lo hablaban "en voz más alta, con el aplomo de quienes ignoran la duda".
¿Recomendaciones? Paciencia, buen humor...y escuchar mucho, con ganas de aprender.

Nenhum comentário:

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe