Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quarta-feira, 14 de janeiro de 2015

EL IDIOMA MATERNO


fabio_morabito_fullblock

El idioma materno, 

de Fabio Morábito



Pável Granados
No me queda claro a qué se refiere el tema que da título a este libro. No sé si el idioma materno del autor es el italiano y de qué manera lo ha determinado a lo largo de la vida. Tal vez hay una membrana que separa esa primera lengua del mundo del idioma español. Pero tampoco es muy preciso al hablar de ese tema. Entonces, ¿qué tenemos en estas páginas? Una larga serie de breves capítulos con someras reflexiones sobre la literatura y la vida. Temas típicos de la escritura, tales como subrayar los libros, leer poesía, las traducciones, hablar con los periodistas, entre otros muchos. Mientras los leía trataba de explicarme por qué me irritaban tanto, por qué cada uno de ellos me producía tanto malestar. Cada texto, me parece, pretende decir que el escritor tiene acceso a un secreto que los lectores comunes no podrán conocer. El escritor parece un ser aparte que se ríe de los rituales comunes de los lectores, tiene que pensar distinto y ver más que los otros. El escritor reflexiona de otro modo, y eso lo pasan por entero los lectores comunes. Todo lo que le ocurre tiene moralejas “literarias”. Su espíritu es exquisito. Pero no lo sabremos, porque no se puede reflejar en la literatura, no lo podríamos comprender. No conocemos ni nos imaginamos las verdades de la literatura. El autor nos dice que el auténtico lector no se detiene en las frases sino que aprecia el conjunto: de ahí la inmadurez de subrayar los libros, pues eso lo hacen lectores que se detienen a admirar un ladrillo en vez de apreciar el edificio. Ese aire de superioridad se respira en todas las páginas. Pero no todos los escritores son iguales, por sobre de todos está el poeta. Los prosistas saben más o menos hacia dónde va su texto; el poeta, en cambio es poseído por el lenguaje y no sabe hacia dónde va. Me pregunto si esta idealista reflexión se puede aplicar a la mayor parte de los grandes poetas, pues pienso inmediatamente en dos excepciones, dos autores que planeaban sus versos: Góngora y Poe. Por otra parte, ninguno de los dos estarían de acuerdo en dividir su oficio en “redactar” y “escribir”, como lo hace el autor de El idioma materno. Siguiendo sus ideas, tendríamos que colocar a Góngora y a Poe como “redactores” que buscaban textos planeados, enfocados a crear efectos literarios. Fabio Morábito entonces entraría en la categoría superior de “escritor”, porque participa de ese conocimiento secreto del artista. Pero lo realmente molesto del libro son las absurdas conclusiones de sus lecturas. Afirma que el interés del conde Drácula es hablar inglés “como cualquier nativo” y que para ello necesita convertirse en otra persona, porque Drácula piensa que “pasar de un lengua a otra exige la mutación del ser”. Naturalmente, es la libre interpretación del ensayista, pero llama la atención que sus deducciones sean siempre “estilísticas” (no sabría ponerle un mejor adjetivo a su forma de hacer de la literatura un fetiche). Siempre, las de un escritor original que es capaz de ver lo que otros no. Por desgracia, sus observaciones no son más que recetas, a partir de las cuales construye sus textos. Hablé antes de la soberbia del autor. Ningún pasaje como el que le dedica a Homero (“El temblor de Troya”). En él afirma que hoy se sabe que Troya cayó a causa de un temblor en una jornada tan indescriptible y caótica como para que la literatura de la época la pudiera desmenuzar. De ahí que Homero, “con la pobre retórica a su disposición”, decidiera inventar un caballo de madera para explicar la victoria de los aqueos. Al autor le parece que la retórica de Homero es pobre… Y si bien la mención del caballo le ocupa unas líneas de la Odisea, al autor de este libro le parece que luego de relatar la complejidad de algunos días de la guerra de Troya, no tiene la capacidad de relatar el caos de un temblor. Bueno, como se decía en la antigüedad, si hasta el buen Homero dormita a veces, también lo pueden hacer los autores que le sonríen condescendientemente.

Fabio Morábito, El idioma materno. México, Sexto Piso, 2014.

PALABRAS


15 palabras de otros idiomas que no pueden ser traducidas al español


Si nos centramos en otras lenguas de diversos orígenes, tales como el checo, el alemán, el ruso o el danés, podremos ver palabras que encierran en su significado elaborados y complejos conceptos que, en español, sería imposible definir en una palabra.




Cada idioma está ligado a las circunstancias culturales, históricas y sociales en las que surgió, evolucionó y existe, lo que hace que se observen entre ellos algunas diferencias que resultan verdaderamente fascinantes.
Aunque compartimos el «idioma español», todos sabemos que no es lo mismo hablarlo en España que en , en México que en Argentina, o en Puerto Rico y , por ejemplo, y probablemente más de una vez te has visto asombrado y sorprendido por algunas de las palabras y conceptos diferentes que se manejan incluso, como en este caso, dentro de un mismo idioma.
Estas son 15 fascinantes palabras intraducibles al español:
15 Toska – Ruso
De acuerdo a la  de Vladimir Nabokov, el autor de varias novelas escritas en ruso, y de otra decena de ellas en inglés (como Lolita, su  más célebre), la palabra «toska» no tiene equivalente en otro idioma y significa lo siguiente: “En su acepción más profunda y dolorosa, describe la sensación de una enorme angustia espiritual, generalmente sin motivo específico. En un sentido menos mórbido, puede designar un apagado dolor en el alma, un anhelo incierto, sin objeto, un nauseabundo languidecimiento, una vaga agitación o deseosas agonías mentales”.
14 Jayus – Indonesio
“Un  tan mal contado y tan poco gracioso que uno no puede evitar reírse”.
13 Iktsuarpok – Inuit
“Ir hasta afuera para ver si viene alguien”.
12 Kyoikumama – Japonés
“Una madre que incansablemente presiona a su hijo para que alcance el éxito académico”.
11 Ilunga – Bantú
Esta palabra del idioma bantú es utilizada en Congo y ha sido designada por los lingüistas como “la palabra más difícil de traducir”. «Ilunga» describe a “una persona dispuesta a perdonar cualquier abuso por primera vez y a tolerarlo una segunda vez, pero nunca una tercera vez”.
10 Prozvonit – Checo
Concepto que muchos sin dudas manejan cotidianamente, pero que en la República Checa lograron designar con una sola palabra, «Prozvonit». Es la acción de llamar a un teléfono móvil pero cortar antes de que la otra persona atienda, de manera de informar algo al receptor sin tener que gastar dinero en una llamada.
9 Torschlusspanik – Alemán
Traducida literalmente esta palabra significa “miedo al cierre de las puertas” y proviene de la Edad Media, cuando los campesinos temían que las puertas del castillo fueran cerradas debido a un ataque enemigo. En su significado más contextual, describe “el miedo a tener menos oportunidades a medida que uno envejece”.
8 Tingo – Rapa Nui
“El acto de ir tomando objetos prestados gradualmente de la casa de una amigo, hasta eventualmente tomar todos los que había”.
7 Hyggelig – Danés
En esta única palabra, el idioma danés reúne varios conceptos, tales como “agradable, amistoso, acogedor, confortable, cómodo, genial y hogareño”. Se utiliza habitualmente para designar una velada junto con amigos o personas queridas, mientras se disfruta de una rica comida, un buen trago y una cálida fogata.
6 Litost – Checo
“Estado de agonía y tormento provocado por la repentina revelación de la propia miseria”.
5 Tartle – Escocés
“El acto de dudar al momento de presentar a una persona porque momentáneamente has olvidado su nombre”.
4 Cafuné – Portugués
En Brasil, el verbo «cafuné» describe la acción de pasar delicadamente los dedos por el cabello de otra persona.
3 Dépaysement – Francés
“El sentimiento que uno experimenta al estar en un país extranjero”.
2 Schadenfreude – Alemán
Famosa palabra de origen alemán que designa el sentimiento de alegría o felicidad surgido de presenciar el sufrimiento o la infelicidad de otra persona. Por ejemplo, esa risa inevitable que nos surge cuando vemos a alguien caer de manera estrepitosa. En español, se podría traducir como «regodeo», aunque no es un término tan específico.
1 Mamihlapinatapai – Yámanas
Los yámanas, indígenas de Tierra del Fuego, poseen en su idioma esta maravillosa palabra que ha ingresado el Libro Guinness de los Récords como la palabra más concisa del mundo.
Describe “una mirada entre dos personas, cada una de las cuales espera que la otra comience una acción que ambos desean pero que ninguno se anima a iniciar”.
Fuente: Ojo científico
AJV

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

tal vez


en dos palabras, 


mejor que


talvez

Recomendación urgente del día
La grafía tal vez, en dos palabras, es preferible a talvez, también válida, aunque minoritaria, usada en algunas variantes del español americano.
En los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «Irreverente, talvez; pero sobre todo polémico en sus declaraciones», «Talvez las pérdidas de ayer no representen nada en las estadísticas oficiales» o «No fue exitosa la actuación del equipo formoseño, talvez por falta de experiencia de algunos integrantes del plantel».
Aunque el Diccionario académico recoge la grafía talvez, remite a la entradavez, dentro de la cual se halla definida la locución tal vez con el significado de ‘quizá’ o ‘acaso’. Esta es la variante mayoritaria y preferible, tal como indica la Ortografía de la lengua española.
Así pues, en los ejemplos anteriores, aun siendo válidos, habría sido mejor escribir «Irreverente, tal vez; pero sobre todo polémico en sus declaraciones», «Tal vez las pérdidas de ayer no representen nada en las estadísticas oficiales» y «No fue exitosa la actuación del equipo formoseño, tal vez por falta de experiencia de algunos integrantes del plantel».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe