Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

sábado, 26 de setembro de 2015

CUBA

El Foro

por Arturo Chang


Siempre lo mío primero

Resulta beneficioso dominar varias lenguas, sobre todo las que más se usan mundialmente, pero para su aprendizaje hay que partir del idioma materno...
10 comentarios
 15 votos
Siempre lo mío primero
En Cuba se habla el español, idioma que es base y fundamento de todas las demás que aprendamos después, por eso merece mucho más respeto. (Alfredo Martirena Hernández / Cubahora)
Cuando en la década de los años 50 del siglo pasado, a mi madre o mi padre le hablaban en español y no lograban entender noté que trataban de llevar la conversación a un tema donde tuvieran mayorvocabulario, o sencillamente dejaban de escuchar y provocaban que la charla languideciera, a veces dejando la falsa impresión de que no les interesaba el asunto.
Lo mismo le ocurría a una estudiante universitaria, que con solo haber soñado que le daban una clase en latín despertó queriendo abandonar la carrera, hasta que se percató de que era solamente una pesadilla.
No se trata de rechazar o no una lengua, pues muy musicales son el latín o el cantonés, con cuya entonación me deleitaba en el seno familiar como si fuera un receso al español, el cual comencé preferir cuando descubrí la riqueza de matices en cada palabra y la cantidad de sinónimos y antónimos a través de los cuales podía transmitir un sentimiento aunque lo dijera monótonamente.
Otro punto de vista tenía mi madre, quien a su manera me dijo que había dos países donde sus habitantes hablaban ladrando, y en cuanto al español, me dio la clave de por qué los chinos encuentran tantos obstáculos para asimilar el idioma cervantino. No entendía ella el porqué de la conjugación: yo “hablo”, tú “hablas”, él “habla”, nosotros “hablamos” y ellos hablan; y no decir yo hablar, tu hablar, él hablar y nosotros hablar. Al no encontrar explicación, solo alcanzó a pensar que es como dominar decenas de lenguas, y más aún cuando, a su paso por Canadá supo que en inglés, salvo los verbos irregulares, los demás no sufren tantas variaciones.
Recuerdo que ya a finales de la década de los años 60 del siglo XX pensé que estudiar inglés era como aprender dos idiomas, pues lo escribimos de una manera y lo pronunciamos de otra. Y ya excesivamente tarde, en los 90, cuando la computación obligó a entender la lengua de Shakespeare opté erróneamente por decirlo tal y como lo leía porque mi objetivo era solo entender los tutoriales en inglés para usar las nuevas tecnologías.
En estos días de visita del papa Francisco, tal vez los de más edad recuerden aquellas misas en latín, y quienes no alcanzaron a escucharlas, sencillamente les haya parecido muy familiar la voz del Sumo Pontífice que, según ha dicho, en esta gira se comunicará mediante la lengua de Cervantes, pero en el Congreso de EE. UU. leyó sus palabras en inglés para evitar otras interpretaciones, pues nada tan preciso como el idioma materno, en este caso, el de los congresistas norteamericanos.
Sin dudas, la primera lengua, que en Cuba es el español, es base y fundamento de todas las demás que aprendamos después, por eso merece mucho más respeto, para que nadie nos considere un asere al cual haya que decirle: “Mi no entender a tú hablar español”.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe