Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 6 de outubro de 2015

LA ESQUINA DEL IDIOMA

La esquina del idioma


Piedad Villavicencio Bellolio




«Trabajemos unidos en mancomunidad» es una frase redundante

En la palabra «mancomunidad» están implícitos los significados de ‘unión, agrupación y asociación’; por lo tanto, resultan redundantes las construcciones en las que se emplean los dos vocablos: unidad y mancomunidad. De ahí que no se recomiendan frases como «trabajemos unidos en mancomunidad» o «unidos en mancomunidad celebraron las fiestas patronales». En estos casos es mejor decir o escribir «trabajemos en mancomunidad» y «en mancomunidad celebraron las fiestas patronales».
No olvidemos que «mancomunidad», según el Diccionario académico, es ‘efecto de mancomunar o mancomunarse’; también es una ‘corporación o entidad legalmente constituida por agrupación de municipios o provincias’. Y «mancomunar» es ‘unir personas, fuerzas o caudales’; también, ‘asociarse, obligarse de mancomún’. En Derecho, «mancomunar» es exigir que dos o más personas paguen o ejecuten de mancomún algún asunto.
«De mancomún» es una locución adverbial que denota que dos o más personas están de acuerdo en la ejecución de algo. Con este mismo significado se emplea el adverbio de modo «mancomunadamente».
«Boy» consta en el Diccionario académico
El inglés boy (muchacho) ingresó al español con la misma grafía.
Boy, que se puede escribir sin resalte ortográfico, está en el Diccionario académicocon los sentidos de ‘bailarín de un espectáculo de variedades’, ‘hombre joven que se dedica a los espectáculos de estriptis’; en Guinea Ecuatorial, ‘criado del servicio doméstico’. (F)
FUENTE
Diccionario de la lengua española (2014), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.

EL IDIOMA ESPAÑOL

          El atropello al idioma español

Fonte: http://www.nmidigital.com/secciones2.php?s=10&top_id=16059&op=1&id=4


Sí, señores, se está atropellando constantemente al idioma español por parte no ya de personas iletradas, sino por personas que detentan altos cargos públicos,  quienes se supone deben dominar nuestro idioma, así como comunicadores sociales, locutores, graduados universitarios y profesionales en distintas ramas del saber a los que hay que corregir para mejorar sus muy pobres presentaciones en programas de radio y televisión como comentaristas, entrevistadores y entrevistados. De la prensa escrita ni se diga.
Es increíble que se empleen alegremente palabras como “habemos”, “hubieron”, “interperie”, “estanos”, “estábanos”, “íbanos”, “trayeron”, “haiga”, “tampoco no quiero ir”, “subir para arriba”, “hace años atrás”.
Lo grave es el desconocimiento de los tiempos del verbo “haber” y creer que tiene plural. Cuando este verbo significa existencia, nunca llevará plural y por eso decimos “hay un presidente”, “hay muchos ministros” y, por tanto, debemos decir “En la ceremonia había 200 personas”, “En el partido de mañana habrá numerosos seguidores del equipo visitante”. No se debe decir “Allí habían muchos robos” o “Este fin de semana habrán mil protestas”.
Por desconocer los tiempos del verbo haber es que leemos en un periódico: “Si él habría avisado” en vez de “Si él hubiera avisado”. También tenemos el vicio del “dequeísmo”, contagioso y difícil de curar, que consiste en agregar un “de” donde no debe ir y omitirlo cuando sí debe estar. Ejemplo: “El ministro dijo de que no asistiría”. Lo correcto es: “El ministro dijo que no asistiría”. Otro ejemplo: “Pienso de que ya debemos salir”, y otros que son una plaga depredadora para el idioma.
Añadamos a lo dicho expresiones equivocadas como “Entre más” en lugar de “Cuanto más”, o “La constitución priva sobre la ley”; privar es quitar. Lo correcto es “primar”. “La constitución prima sobre la ley”. Muchos creen que “anuente” significa estar enterado; lo que significa es estar de acuerdo. No se debe decir “ausenciado” en vez de “ausentado”, ni “adquerir” en lugar de “adquirir”.
La expresión “hace años atrás” es una nueva epidemia. Hace años no puede ser adelante, sería como subir para arriba. Y el colmo es decir “pero más sin embargo”.
Hay una muletilla que usan los reporteros incontables veces al día: “Estamos en lo que es la Asamblea para conocer lo que son los nombramientos”. ¿No es más simple decir: “Estamos en la Asamblea para conocer los nombramientos?”. ¿Y qué les parece el “o sea” empleado por la gente joven, principalmente, dicho con tono de duda, o de indignación, o de meditación, o de invitación al interlocutor para que continúe hablando?
Otros vicios del lenguaje que están de moda son:
1) “Cualquier cosa, me llamas” y “cualquier cosa, te llamo”. Lo correcto es decir: “Si me necesitas, surge algo imprevisto, tienes algo nuevo que decirme, me llamas, y si la necesidad es mía, te llamo”.
2) Al despedirse después de haber conversado, uno de los interlocutores le dice al otro, animándole y dándole su conformidad a una acción que va a cumplir: “Ok, dale, cuí­da­te, dale”.
3)  “Quiero es comer” o “Prefiero es dormir”, en lugar de “Lo que quiero es comer” o “Lo que prefiero es dormir” o “Vino es mi hijo”, en lugar de “El que vino es mi hijo”.
Conservar la pureza del idioma debe ser una actividad constante de la Real Academia Española y sus correspondientes de los países de habla hispana, sin perjuicio de la incorporación de nuevos términos enmarcada en la actualización que la modernidad, los avances científicos, tecnológicos y la globalización exigen.
Por su parte, los centros educativos como escuelas, liceos y universidades del sector público y del privado deberían destinar recursos para el mejoramiento de la capacitación de los docentes, y así contribuir a erradicar el atropello del que es víctima el idioma español.
 
Moisés Garzón Serfaty, cofundador de Nuevo Mundo Israelita / mgarzon@poliprima.com
 

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Acuerdo 


Transpacífico


sin guion

Recomendación urgente del día
Acuerdo Transpacífico, con Transpacífico sin guion, es la grafía recomendada para aludir a este tratado de libre comercio.
En los medios informativos se está escribiendo el nombre de este tratado de diversas formas: «Obama celebra el acuerdo Trans-Pacífico de comercio», «Los doce países integrantes del Acuerdo Trans Pacífico (TPP) sellaron un acuerdo en la ciudad de Atlanta» o «Se cierra el Acuerdo Trans-Pacífico (TPP)».
Acuerdo Transpacífico es la mención abreviada del tratado cuyo nombre completo en inglés es Trans-Pacific Strategic Economic Partnership y que los países hispanohablantes que lo han suscrito denominan Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica o Acuerdo de Asociación Transpacífico.
El Diccionario académico recoge el adjetivo transpacífico (junto atraspacífico, también válido), como ‘perteneciente o relativo a las regiones situadas al otro lado del Pacífico’. Dado que la Real Academia Española incluye la grafía trans- y que es la mayoritaria en el uso, se recomienda optar por Acuerdo Transpacífico, mejor que Acuerdo Trans-Pacífico, de igual manera que se escribe transatlánticotransandino o transpirenaico.
Por otra parte, se recuerda que, conforme a la Ortografía de la lengua española, los nombres propios de convenios y tratados se escriben con mayúscula inicial en todos sus elementos significativos: Tratado de VersallesConvención de Ginebra o, en este caso, Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.
Así pues, en los ejemplos iniciales lo aconsejable habría sido escribir «Obama celebra el Acuerdo Transpacífico de comercio», «Los doce países integrantes del Acuerdo Transpacífico (TPP) sellaron un acuerdo en la ciudad de Atlanta» y «Se cierra el Acuerdo Transpacífico (TPP)».
Como puede verse en el párrafo anterior, las siglas inglesas TPP se emplean con frecuencia. En caso de hacerlo, lo indicado es escribirlas en redonda.
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe