Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

domingo, 10 de julho de 2016

EL IDIOMA ESPAÑOL


Maldito lenguaje











ATRÁS QUEDA el resacón de la sanjuanada, rebufo de vivencias y recuerdos anclados en el tiempo que nos reconcilia con el pasado. La vida es corta y da para lo que da, así, somos aficionados a vivir el presente porque el futuro llega demasiado aprisa. Y este futuro también acecha al don más precioso que España ha legado al mundo, el idioma castellano que muchos lo llaman ‘el español’.
Cada día se habla peor, cada día se escribe peor al usar modismos en exceso, palabras inútiles que desdicen de quien las usa, palabras raras que parecen un adoquín suelto o levantado en una calle perfectamente adoquinada. Creo que estos ‘malhablantes’ encubren la pobreza de su pensamiento pues el lenguaje es una forma de expresión de la razón humana.
Tal es la manera que, una frase puede herir o incluso matar un sentimiento, - es el lenguaje -. Hay que cuidar la dicción o la escritura que viene a ser el alma de quien la realiza salvo si es poesía o, ¿es posible traducir la poesía sin que esta no pierda su primigenio perfume?, ¿acaso se puede traducir la música? Estos días, nuestra Ciudad se convierte, dicen, en un referente del ‘hispanismo’ gracias a la FDS más la ya cuajada iniciativa del Centro Internacional Antonio Machado que imparten cursos de español y de ‘cultura hispánica’ - ¿solo hay una ‘cultura hispánica’?- dirigida a extranjeros. Y, ¿acaso no debería dirigirse también a los próceres que hacen de la tribuna de las Cortes escaparate del peor lenguaje?

Usando mal la lengua, el idioma, se desprecia a la Cultura. En este tiempo que vivimos, el idioma es la selva en la que reinan los SMS, ¿literatura epistolar?, teniendo mucha de la culpa al sustituir la palabra por expresiones encanecidas, groseras y carentes de belleza.
Hay que desovillar esta realidad, pero ¿cómo?, antaño las campanas también hablaban cuando llamaban a fiesta, fuego, muerte, oficios religiosos… pero no devastaban el lenguaje y menos la ortografía. ¿Saben que es tk?, pues un mensaje que dice ‘te quiero’. El idioma no lo hacen los académicos sino los pueblos. Esta es la realidad que haría que Cervantes, Borges, Octavio Paz, Julio Cortázar, Miguel A. Asturias, Federico García Lorca, Miguel Delibes, Gabriela Mistral, Neruda, Calderón, Quevedo… se llevaran las manos a la cabeza para luego desterrar a mejor vida su cálamo que ha engrandecido la cultura universal.

Ahí y aquí debe entrar la vocación académica de ese hispanismo que necesita de esfuerzos filológicos que coordinen la ortografía que, ante todo, debe ser coherente, exhaustiva y sobre todo simple.
Lo panhispánico lo necesita como agua de mayo, sin polémicas ni revuelos mediáticos, para conseguir un futuro de clara intención pedagógica para las nuevas generaciones. Las palabras tienen vida propia, envejecen y se rejuvenecen también, pero lo del sexismo en el lenguaje es otro cantar, es la ignorancia supina de las mínimas reglas de dicción: ¿ignorantas e ignorantes?..., todo viene de la coletilla de incluir el género donde no lo hay, empezando por compañeros y compañeras, miembros y miembras, futbolistos y futbolistas…, y estos aprendices de filólogos que defienden estos circunloquios, dicen que es para evitar el uso solo del masculino, por eso, tal vez, lo más in o cursi es usar la fórmula pija de ‘compañer@s’.
Persona es femenino y a nadie si es varón se le llama persono, memez que a todas luces ofende por su idiotez, como decir artisto, novelisto, fisioterapeuto, policio, o… gorilo. Son ladridos, en masculino, metafóricos. Y, un último apunte, en la Prensa de Provincias se escribe muchísimo mejor que en la nacional porque el periódico sigue siendo ‘el único órgano serio y eficaz de cultura popular. La Prensa contribuye a crear la vida ciudadana, es un espejo, acaso el más fiel de la conciencia colectiva’, - A. Machado en el nº 1 del Porvenir Castellano. Soria, 4 de octubre de 1915.

Nenhum comentário:

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe