Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

domingo, 7 de agosto de 2016

JUEGOS OLÍMPICOS

Deportistas politécnicos, presentes en los Juegos Olímpicos y ... - edu.co



Juegos Olímpicos y normalización lingüística en Galicia
































Una de las estrategias -quizá la principal- para la normalización de la lengua gallega más socorridas por los colectivos lusistas y reintegracionistas consiste en la reivindicación de la inclusión de#Galicia entre la lista de territorios lusófonos (o sea, de habla portuguesa), debido a que tanto el gallego como el portugués comparten origen y rasgos lingüísticos como a que, por otra parte, los hablantes de ambas lenguas poseen la capacidad de comprenderse hablando en sus respectivas variedades lingüísticas.

En paralelo a esta forma de ver la relación entre ambos idiomas, cabe contraponer el hecho de que, desde algunos países de habla portuguesa existe un cierto rechazo al concepto de Lusofonía, por entender que éste cuenta con connotaciones reminiscentes al sometimiento colonial. Y de esta forma, dado que el origen del portugués reside en el gallego, voces autorizadas como el escritor brasileno Luiz Rufatto o la intelectual y cantante angoleña Aline Franzão piden un cambio en la denominación de este compendio lingüístico, de modo que consideran más acertado cambiar Lusofonía por Galeguía. Además, esta postura rechazaría el imperialismo lingüístico impuesto por el Novo acordo ortográfico, el cual supone una forma de uniformización lingüística al invisibilizar las particularidades dialectales de cada país o territorio.


Sea como fuere, llamémosle de una forma u otra, no cabe duda de que la relación con los países donde se habla portugués presenta una gran oportunidad para la lengua gallega, castigada en su propio territorio por el rodillo de los privilegios sociales de la lengua española, que impide al gallego gozar de normalidad dentro de sus propias fronteras. Del mismo modo, países de habla portuguesa, como Angola, buscan en en el gallego una forma de aproximarse a España.

Es evidente que, por mediación de los #Juegos olímpicos de Rio de Janeiro, escucheremos y veremos mucho portugués en los medios de comunicación, hecho que supondrá una ocasión más para intentar desterrar los prejuicios que, desde sectores interesados en frenar el proceso normalizador gallego y en favorecer el del castellano, se vienen vertiendo sobre el idioma en el que escribieron Rosalía de Castro o Castelao. Los gallegos ven al portugués como una lengua distante, y los lusófonos en general prefieren el castellano antes que al gallego como forma de comunicación con los nativos de Galicia, a pesar de tratarse de un idioma que presenta mayores diferencias. Al mismo tiempo, el uso del "portugués" como reclamo por parte de medios de comunicación o establecimientos comrciales deGalicia que no usan el gallego, aunque sea ritual o testimonial, ayudará a reducir distancias entre ambas variedades diatópicas.

Gallego y portugués comparten, pues, pasado, pero también futuro. #Brasil

PALABRAS

Resultado de imagem para PALABRAS

Uso correcto de las palabras

Se ha vuelto muy común el uso antojadizo de palabras que tienen un significado muy diferente al que se pretende dar, y que al leerlas o escucharlas con tanta frecuencia, se presume que hacerlo así es normal. Este es el caso de la palabra socializar. Con ella se pretende decir que se va a dar a conocer algo, cuando lo correcto es difundir.
Diariamente asambleístas, políticos, editorialistas, entidades públicas y privadas la han convertido en una palabra favorita deformando el idioma. En una nota con relación a hallazgos de la Contraloría al examinar cuentas de la Asamblea, se dice que se analizó un contrato para “Planificación, Formulación y Desarrollo de Estrategias Comunicacionales para la Difusión y Socialización del Quehacer Legislativo…”. Aquí se usa juntas las palabras difusión y socialización. Socializar, según el Diccionario de la Lengua Española, en ningún momento equivale a dar a conocer algo. También está de moda introducir palabras nuevas sin siquiera entender qué significado tienen; o saber si existen o no, tal es el caso de “empoderar”, con la que creo, pretenden expresar hacer suyo algo. Otro ejemplo es el uso continuo de sumilla, cuando quieren referirse a rúbrica o rasgo caligráfico. Insuceso es otra palabra que no consta en el Diccionario de la Lengua Española. Qué contrasentido. Quiere decir que no sucedió.
Utilicemos adecuadamente el idioma español, que como ningún otro tiene una acepción para todo. (O)
Luis Holguín Ochoa,
Quito
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe