Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

terça-feira, 4 de outubro de 2016

TOPOLOGÍA:

Topología: qué es la ciencia que usaron los científicos premiados con el Nobel de Física

Se entregó hoy
Los tres británicos recurrieron a esta rama de la matemática e hicieron hallazgos que impactarán en la ciencia de materiales y la electrónica.


Topología. Esa es la palabra clave del Nobel de Física que se entregó hoy a tres investigadores británicos por sus descubrimientos sobre la materia.
En esta ciencia se basaron para hacer sus investigaciones David Thouless, F. Duncan Haldane y J. Michael Kosterlitz. Los científicos, que trabajan en Estados Unidos, utilizaron estos métodos matemáticos avanzados para estudiar fases o estados inusuales de la materia. Los estados más conocidos de la materia son el sólido, el líquido y el gaseoso. Pero en condiciones extremas, la materia también puede adoptar otros estados y desarrollar propiedades inusuales. Es el caso, por ejemplo, de los superconductores, por los que la electricidad fluye con mucha facilidad. Gracias a su trabajo pionero se abrió la caza de nuevas y exóticas fases de la materia que pueden tener en un futuro aplicaciones tanto en la ciencia de materiales como en la electrónica, explicó el Comité Nobel al premiarlos.
La topología es una rama de la matemática y describe las propiedades que permanecen intactas cuando un objeto es estirado, retorcido o deformado, pero no si se rompe, explica el Comité Nobel en su sitio web. Topológicamente, una esfera y un bowl pertenecen a la misma categoría, porque una esfera de arcilla puede transformarse en un bowl. Del mismo modo, un bagel con un agujero en el medio y una taza de café con un agujero en el asa pertenecen a otra categoría: también pueden ser remodeladas para tomar una la forma de la otra.
Volviendo al bagel,  tiene un solo agujero; si consiguen doblarlo para darle forma de ocho, tendrá dos; y si le pegan un buen bocado, no tendrá ninguno: en cada uno de estos casos, el objeto tendrá propiedades topológicas distintas. Los objetos topológicos pueden contener uno, dos, tres o cuatro agujeros, pero este número tiene que ser un entero.
El bagel, el ejemplo que usó el Comité Nobel para explicar el galardón. (AFP)
El bagel, el ejemplo que usó el Comité Nobel para explicar el galardón. (AFP)
¿Cómo esta teoría influyó en las investigaciones de los científicos? Resultó ser útil para describir la conducción eléctrica encontrada en el efecto cuántico Hall, el misterioso fenómeno que Thouless describió teóricamente. Como muestra el gráfico con un ejemplo simple (el de la taza), esta conducción sólo cambia en pasos que son múltiplos exactos de un entero.
Topología explicada. Los agujeros y su relación con la conducción eléctrica (Comité Nobel)
Topología explicada. Los agujeros y su relación con la conducción eléctrica (Comité Nobel)

EFEMÉRIDE

La Real Academia Española cumple 302 años de su constitución

La Real Academia Española (RAE) se creó en Madrid en 1713, por iniciativa de Juan Manuel Fernández Pacheco y Zúñiga (1650-1725), octavo marqués de Villena, quien fue también su primer director.

Tras algunas reuniones preparatorias realizadas en el mes de junio, el 6 de julio de ese mismo año se celebró, en la casa del fundador, la primera sesión oficial de la nueva corporación, tal como se recoge en el primer libro de actas, iniciado el 3 de agosto de 1713. En estas primeras semanas de andadura, la RAE estaba formada por once miembros de número, algunos de ellos vinculados al movimiento de los novatores.

Más adelante, el 3 de octubre de 1714, quedó aprobada oficialmente su constitución mediante una real cédula del rey Felipe V.

En 1715, después de considerar una serie de propuestas para decidir su lema, la institución, en "una votación secreta, eligió el actual: un crisol en el fuego con la leyenda Limpia, fija y da esplendor", según señala Alonso Zamora Vicente en su Historia de la Real Academia Española (1999).

La RAE, cuyo principal precedente y modelo fue la Academia Francesa fundada por el cardenal Richelieu en 1635, se marcó como objetivo esencial desde su creación la elaboración de un diccionario de la lengua castellana, «el más copioso que pudiera hacerse». Ese propósito se hizo realidad con la publicación del Diccionario de autoridades, editado en seis volúmenes, entre 1726 y 1739, y en cuyos preliminares se incluye una sucinta historia de la corporación.

En 1715 la Academia, que en sus inicios contaba con veinticuatro miembros, aprobó sus primeros estatutos, a los que siguieron los de 1848, 1859, 1977 y 1993. La Orthographía apareció en 1741 y en 1771 se publicó la primera edición de la Gramática.

A lo largo de sus trescientos años de historia, un total de treinta directores han regido los destinos de la RAE, aunque dos de ellos —Ramón Menéndez Pidal y José María Pemán— repitieron en su cargo en dos períodos diferentes de sus vidas.

Instalada en su actual sede académica de la calle madrileña de Felipe IV desde 1894, la institución ha ido adaptando sus funciones a las exigencias y necesidades de la sociedad de su tiempo. Los estatutos vigentes, aprobados en 1993, establecen como objetivo fundamental de la Academia "velar por que la lengua española, en su continua adaptación a las necesidades de los hablantes, no quiebre su esencial unidad". Este compromiso se ha plasmado en la denominada política lingüística panhispánica, compartida con las otras veintidós corporaciones que forman parte de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), creada en México en 1951.

PROPAGANDA


Los consejos del manipulador

Los consejos del manipulador
02.10.2016 | Reeditaron "Propaganda", el influyente manual de Edward Bernays. El libro publicado en 1928 explicaba los mecanismos por los cuales se puede controlar a la opinión pública de manera indirecta. Son técnicas publicitarias que tuvieron aplicaciones mucho más vastas.

Por Jorge Martínez en La Prensa - Buenos Aires

Entre periodistas, publicistas y otras variantes de la industria de la "comunicación social" se ha vuelto un artículo de fe negar la posibilidad de que la opinión pública pueda ser creada o manipulada. A lo sumo, sostienen los rectos comunicadores, los medios abastecen de informaciones o datos a esa opinión, pero jamás han podido dirigirla. El reciente ocaso de un gobierno obsesionado con esa manipulación, como fue el del kirchnerismo, habría aportado la prueba definitiva a favor del argumento.
Es evidente que quienes eso afirman no han leído a Edward Bernays. Y tal vez deberían hacerlo porque Bernays (1891-1995), un austríaco de origen judío que era sobrino de Sigmund Freud por parte de padre y madre, fue el creador de las modernas relaciones públicas, un concepto amplio que en sus comienzos también incluía el uso de la publicidad, el periodismo y la presentación sesgada de las noticias. Bernays llamó "propaganda" a ese conjunto de prácticas y así tituló el volumen tan influyente como olvidado que ahora reeditó en nuestro país Libros del Zorzal (256 páginas).
Corresponde aclarar que la forma de propaganda que propugnaba Bernays no era la de los estados totalitarios. En su libro publicado en Estados Unidos en 1928 (cinco años antes del ascenso al poder de Hitler), no proponía las burdas campañas adoctrinadoras de nazis o comunistas sino un modo mucho más sutil e indirecto de orientar a las masas en países democráticos. Y el propósito inicial era el muy capitalista de vender productos y ganar dinero.
"Es el objetivo de este libro -señala al final del primer capítulo- describir la estructura del mecanismo que controla la mente pública y explicar cómo lo manipula el sofista que trata de recabar la aceptación del público para una determinada idea o artículo de consumo". Todo el resto del ensayo es así de franco. Con una rara mezcla de ingenuidad y cinismo, Bernays no vacila al hablar del "gobierno invisible" que detenta el verdadero poder y del uso que hace de la propaganda, a la que define como su "brazo ejecutor".

PIONERO
Se cree que Bernays fue el primer "asesor en relaciones públicas" de la historia, un especialista en "moldear las actividades de su cliente para que logren granjearse el interés, la aprobación y la aceptación del público". Pero sus propuestas iban más lejos. Valiéndose de sus antecedentes familiares, Bernays aseguraba que era posible conocer y usar la psicología de grupos para manipular los motivos de las acciones de las masas. "De ahí -señalaba- que la pregunta no tardase en plantearse: si conocemos el mecanismo y los motivos que impulsan la mente de grupo, ¿no sería posible controlar y sojuzgar a las masas con arreglo a nuestra voluntad sin que estas se dieran cuenta?".
En Propaganda, Bernays no sólo presenta sus teorías. Relata además casos concretos de cómo las llevó a la práctica, aunque nunca se atribuye el mérito que sí se registra en el prólogo. Esas técnicas tuvieron una evidente utilidad comercial que subsiste hasta el día de hoy, pero con un alcance mucho más vasto.
En el libro se indicaba que es posible cambiar o instalar costumbres, gustos, modas (Bernays dirigió, por caso, una exitosa campaña para difundir el consumo de cigarrillo entre las mujeres estadounidenses de la década de 1920), ideas o creencias.
El método no era la repetición mecanicista sino el manejo sutil de los "principios manipulables" de todo grupo: "el gregarismo, la obediencia a la autoridad, la emulación y otros semejantes". Se trataba de un proceso mucho más largo y ambicioso, y nada pasivo. "El moderno propagandista -advertía- se pone manos a la obra para crear las circunstancias que deberán modificar el hábito".
Coherente con esta ambición, Bernays descreía de los gobiernos tibios que siguen a la opinión en vez de moldearla. "Si un político es un verdadero líder -observó- será capaz de liderar al pueblo mediante el uso habilidoso de propaganda en lugar de seguir al pueblo sirviéndose del torpe instrumento empírico del probar y fallar".
Puesto en términos actuales, podría decirse que Edward Bernays fue el reverso exacto de Jaime Durán Barba.

"POESÍA SIN FIN"

Jodorowsky: 

“Embellecer tu memoria es la mejor curación”

‘Poesía sin fin’, la nueva película autobiográfica del artista, ovacionada en la Quincena de los Realizadores



Cannes  - EL PAÍS - ESPAÑA - 
Fotograma de la película 'Poesía sin fin', de Alejadro Jodorowsky.
Fotograma de la película 'Poesía sin fin', de Alejadro Jodorowsky.
Siendo un joven torturado por su pronunciada sensibilidad, Alejandro Jodorowsky caminaba llorando por la calle cuando se topó con un loco en estado de ebriedad. Le transmitió un augurio indescifrable: “No te preocupes. Una virgen desnuda alumbrará tu camino con una mariposa que arde”. Tardó poco en entender a qué se refería: ese animal en llamas no era otra cosa que el arte. La escena aparece al comienzo de Poesía sin fin, la nueva película del cineasta chileno, presentada en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes, donde fue acogida ayer sábado con una larga ovación.
Algo ha cambiado para Jodorowsky desde que decidió regresar al cine, tras 23 años de ausencia, con La danza de la realidad, el primero de sus filmes autobiográficos —espera completar cinco sobre su existencia—, que fue presentado en este mismo festival en 2013 y donde abordaba sus primeros años de vida. Director de vanguardia en otro tiempo, responsable de un western de culto como El topo, guionista estrella de cómics fantásticos y agitador teatral junto a Fernando Arrabal (con quien fundó el grupo vanguardista Pánico), Jodorowsky terminó siendo visto, a ratos, solo como un charlatán que leía el tarot en distintos cafés parisienses. A juzgar por lo visto en Cannes, ahora se le trata como un genio y un sabio. Lo confirma su cuenta en Twitter, donde cuenta con más de un millón de seguidores. ¿Se ha convertido aquel payaso místico de otro tiempo en algo parecido a un visionario? “Sí, me ha ido bien. Yo también he notado un cambio. Supongo que mis películas estaban adelantadas a su época”, tantea Jodorowsky desde un hotel pegado a la Croisette. “De todas formas, yo soy lo que soy y no los que los otros desean. No me avergüenzo de nada”. Para dar fe de ello, saca un tarot del bolsillo de su camisa, como si estuviera tentado por dejar de lado la entrevista para adivinarnos el destino.
Con una mezcla de realidad dramatizada, surrealismo lírico y esoterismo sin charlatanería, Poesía sin fin describe el encuentro con la poesía del artista adolescente. Pero también sus encuentros con sus contemporáneos —del escritor y crítico Enrique Lihn a la poetisa punk Stella Díaz— y su destierro definitivo en París tras el regreso del derechista Carlos Ibáñez al poder, después de romper con una familia represora, encabezada por un padre tendero, pequeñoburgués, estalinista y autoritario. Su progenitor nunca le apoyó, se opuso a su deseo de convertirse en poeta e intentó evitar que abandonara Chile y el negocio familiar. “Sufrí mucho en esa época, pero esta película me ha curado”, sostiene. “Crecí en un barrio obrero, lleno de asesinos, putas y borrachos. ¿Qué hacía yo en ese lugar? Logré escapar, pero con un gran dolor”. La película le ha permitido procesar esos recuerdos de una manera distinta: “Me he dado cuenta de que, si me convertí en artista, fue porque ese lugar me hirió. Y así he logrado embellecer lo feo. He dado color a mis recuerdos en blanco y negro. Embellecer tu memoria es una gran curación”.
El proceso no ha sido precisamente rápido: ha tardado 87 años en perdonar a su padre. “Eso me reprochan mis hijos. Me dicen que tendré que permitirles tener problemas conmigo durante un tiempo más”, sonríe Jodorowsky. “Perdonar es un proceso muy largo y duro, al que mucha gente nunca se enfrenta porque da mucho miedo. Pero si uno quiere morirse tranquilo tiene que hacerlo. Yo lo que no quiero es desaparecer irrealizado”, añade. “Entendí que mi padre había tenido una vida tremenda, una vida de inmigrante [judío de origen ruso]. ¿Qué esperaba de mí? Aspiraba a que me convirtiera en un héroe, que yo lo realizara a él. Terminé llegando a la comprensión y luego a la compasión. Me dije que yo lograré morir liberado, pero él no, así que seguro que sufrió todavía más. Así se consigue el perdón”. Ahora, por primera vez, cuando toma la pluma y empieza a escribir sus versos, ya no escucha la voz de su padre gritándole: “¡Maricón!”.

Gente enjaulada

Para aumentar la carga psicoanalítica del proyecto, su hijo Adán, conocido como músico con el nombre artístico Adanowsky, interpreta el papel del joven Alejandro en la película. En un momento de Poesía sin fin, el Jodorowsky maduro le susurra al oído: “La vida no tiene sentido. Hay que vivirla. ¡Vive!”. En las películas, las masas están cubiertas de polvo y de máscaras, casi como si ya estuvieran muertas. Cuando mira a su alrededor, ¿detecta a muchos muertos? “Más que muertos, veo a gente enjaulada. Nuestra conciencia tiene límites, prejuicios que aprendemos con la familia, la sociedad y la cultura, que crean una jaula mental. Y los pájaros enjaulados siempre creen que volar es una enfermedad. Pero volar no es una enfermedad. Libérate. Haz lo que tú quieres y no lo que los demás quieren que hagas. Sé tú mismo y no te traiciones. No te vendas y respétate”, dice Jodorowksy, fiel a su irrefrenable tendencia al imperativo amable con vocación de salvavidas.
En Poesía sin fin, también tiene tiempo para atacar a Pablo Neruda, objeto de la biografía dirigida por Pablo Larraín que se acaba de presentar en Cannes, a quien califica de “viscoso poeta nacional”. “Nunca me gustó”, reconoce. “Se sentía el salvador del mundo, pero sin entrar en la realidad humana. Tenía mucho ego. Hacía una campaña política donde el único héroe era él”. Jodorowsky siempre prefirió los antipoemas de Nicanor Parra. “Eliminó todos los adornos. En sus versos no hay nada que sobre. El verdadero poeta no se ama a sí mismo, sino que ama la poesía”.
Hace unos meses, Jodorowsky decidió visitar a Parra, a punto de cumplir 102 años. “Me dijo que la vejez no es una humillación. Me dijo que te desprendes del sexo, del dinero, de la fama y de ti mismo, y te conviertes en una mariposa fulgurante, en un ser de pura luz”. ¿Así es cómo se encuentra hoy? “En eso estoy. A eso estoy llegando”, quiere creer. “La edad es algo bueno. Se te caerá todo, pero te vuelves ágil por dentro. Y se queda lo único esencial, que es el amor a la vida”.

PUBLICIDAD Y NEOLOGISMOS

El escritor colombiano, que fue director nacional de noticias de RCN Radio durante 27 años, provocó risas y aplausos en una sala paralela en la que se presentó junto a la escritora uruguayo-española Carmen Posadas. Juntos hablaron del español como herramienta publicitaria y llegaron a una expresión de deseos que no llegó a ser conclusión.
  • Gossain (izquierda) y Posadas (derecha): los literatos brindaron uno de los momentos relajados y verdaderamente inspiradores de Cartagena Inspira.
“Los contenidos en español: escenario de oportunidades” era el título de la presentación, ofrecida el viernes 30 en la sala Barahona 3 del Centro de Convenciones de Cartagena de Indias, donde durante tres días se realizó el congreso publicitario Cartagena Inspira. Los ponentes, Juan Gossain (69 años) y Carmen Posadas (63), tenían chapa de sobra para encarar, durante tres cuartos de hora, una reflexión sobre la herramienta de comunicación más importante con que cuenta la región, el español —“yo prefiero decir castellano”, aclaró Gossain varias veces—, para sus mensajes, tanto publicitarios como artísticos.
Posadas arrancó haciéndose una pregunta en voz alta: qué hacer, si se desea establecer el grado de conveniencia que ofrece el español para confeccionar mensajes publicitarios, con la dificultad que tiene para los neologismos. “Esto tiene que ver con la cantidad de palabras que posee nuestro idioma —definió la escritora—. Basta comprobar esto poniendo, uno junto al otro, el Diccionario de la RAE y el Diccionario de Oxford: el nuestro es gordísimo y el inglés es mucho más flaco. Esto es hermoso para la riqueza de nuestra comunicación, pero lo vuelve menos indicado para mensajes que buscan la practicidad. En eso, el inglés es imbatible: ellos toman la palabra put, le agregan —por delante o por detrás— montones de preposiciones y listo, logran el neologismo que desean —put in, put out, put off, put at, put back, y mil ejemplos más— y, de paso, enriquecen su idioma. El nuestro ya tiene esa variedad desde la base, pero en términos mucho más complejos”.
Pasada la pelota del lado de Gossain —el ida y vuelta fue incesante en ese sentido—, el colombiano optó por recordar que un día le preguntaron a Jorge Luis Borges si el español le parecía tan rico como muchos afirmaban, a lo que el autor de El Aleph respondió: “Yo diría que nuestro idioma es más gordo que rico”. Aplicando aquella sentencia del escritor argentino y dándole una vuelta de tuerca, Gossain afirmó: “Nuestro idioma está demasiado gordo para hacer publicidad. Va a tener que ejercitarse mucho si quiere hacerlo”.
Aclarado, por un lado, que resultaba al menos políticamente incorrecto hablar de gordura en lugar de riqueza para referirse al español, y por otro, que Gossain es un especialista en lopolíticamente incorrecto —lo que en la Argentina llamarían un tirabombas—, Posadas fue más atrás en el tiempo y reflotó aquel consejo atribuido a Carlos V, quien, al parecer, alguna vez dijo que hablaba en italiano con los embajadores, en francés con las mujeres, en alemán con los soldados, en inglés con los caballos y en español con Dios. “El rey también decía que a veces le gustaba soñar en español”, remarcó la escritora, y sobre esa posibilidad basó su siguiente consejo: “Si la publicidad refiere tanto a los deseos, las aspiraciones y los sueños, ahí está el español para servirla. Quizás no desde la practicidad del sentido, pero sí desde la riqueza de las formas. En todo caso, que los ingleses le pongan la letra: nosotros le pondremos la música”.
La pequeña discusión, alimentada por alguna intervención de la platea, se extendió cuando Gossain retomó su postura levemente contradictoria explicando que muchas veces el español el demasiado impreciso para la publicidad. En el arte, decía, esa imprecisión puede resultar enriquecedora, pero la publicidad necesita justamente lo contrario: precisión y un sentido único. “A mí, la imprecisión y el doble sentido son detalles de nuestro idioma que me encantan —se entusiasmó el colombiano—, pero que sinceramente creo que lo hacen muy poco funcional para la publicidad. En este punto, a veces siento que la publicidad debería contratar como creativos a los sutilísimos campesinos del Caribe colombiano, que para resolver el problema dicen cosas como ese es su problema suyoese es su problema de ella o ese es su problema de ellos: le agregan precisión a la imprecisión”.
Sin dar el brazo a torcer, Posadas volvió al ataque con su defensa de la musicalidad del español y, a ese argumento, le agregó uno nuevo: el de la riqueza individual como creativos. “Cuando los hispanoparlantes hablamos en inglés no nos convertimos en ingleses —sostuvo, y remató—: Seguimos siendo latinos y pensando en español; de allí, nuestra riqueza”.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

fondo de inversión 


libre

no 


hedge fund

Recomendación urgente del día
Fondo de inversión libre o fondo de gestión alternativa, entre otras expresiones del lenguaje económico, son alternativas válidas en español, preferibles al anglicismo hedge fund.
En las noticias económicas es habitual encontrar frases como «Los hedge funds reducen su exposición al bróker de Deutsche Bank», «¿Cómo invirtió el mayor hedge fund del mundo en el primer trimestre de 2015?» o «La mayor gestora cotizada de hedge funds agrava su declive bursátil».
La traducción oficial de hedge fund que propone la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España es fondo de inversión libre, denominación legal que alterna con fondo de gestión alternativa, «aunque este modelo de gestión no tiene por qué materializarse necesariamente en la figura dehedge funds», puntualiza el Diccionario del inversor, de la revista Inversión.
Por otra parte, la prensa especializada se refiere a menudo a este tipo de fondos como fondos de alto riesgo, opción también válida, aunque con cierta connotación negativa al poner el foco en el supuesto riesgo asumido por el inversor.
Sea como sea, en los ejemplos anteriores habría sido mejor escribir «Los fondos de inversión libre reducen su exposición al bróker de Deutsche Bank», «¿Cómo invirtió el mayor fondo de gestión alternativa del mundo en el primer trimestre de 2015?» y «La mayor gestora cotizada de fondos de alto riesgo agrava su declive bursátil».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe