Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

segunda-feira, 1 de outubro de 2018

AMANDO DE MIGUEL

Una estafa intelectual

Fuente: Libertad Digital - España.

No acostumbro a caer en la tentación de ponerme a leer los libros que dicen best sellers o superventas. Pero esta vez me sentí obligado a embaularme el tomazo de Yuval Noah Harari Homo Deus. Más que nada me atrajo lo provocativo del título (algo así como "el hombre como Dios") y el consejo de algunos amigos. El estímulo básico fue que me intriga la literatura que atrae a muchos lectores cultos.

Puede que la cosa sea bien sencilla. Ahí está el caso de otro autor (o quizá el editor) más listo que el hambre: Stephen Hawking, otro inglés que fue un éxito de ventas. Se consigue una enorme popularidad cuando se escriben libros que no se entienden. El antecedente egregio fue El capitalde Karl Marx.
El mamotreto de Harari se subtitula "Breve historia del mañana". Ahí empieza la primera desilusión, pues el texto apenas se refiere al futuro. Casi todo es historia, antigua o moderna, pero hecha a pedazos, como si su principal fuente hubiera sido la Wikipedia. Es algo que vende mucho.
No es difícil calificar el género al que pertenece este libraco: fantasías con apariencia científica. Por ejemplo, el abuso de ciertos términos altisonantes, como genes o algoritmo, y la abundancia de signos de interrogación.
Lo malo no es tanto la forma como el contenido. El avispado autor se propone demostrar que la sociedad actual se halla en trance de derrotar a la muerte y garantizar la eterna juventud de los humanos. El resultado es que, tras un largo proceso, por fin, los hombres serán como dioses; se entiende, como dioses griegos. Pues ya se sabe, sostiene el autor, que "Dios ha muerto", según el famoso dicho de Nietzsche. El argumento práctico de Harari es el de un ateísmo cientificista. Entiendo que es una ideología bastante vieja, pero ahora vertida en odres nuevos, los que se presentan como nuevas tecnologías.
Al final, el profesor Harari propone que su ateísmo cientificista se presente con la apariencia más vulgar de un nuevo humanismoFenecido Dios, se trata de sustituirlo por la Humanidad. La verdad es que para este viaje no necesitábamos alforjas.
No me da espacio para describir la serie de disparates que deja caer un historiador tan renombrado como Harari. Da por supuesto que la epidemia de gripe de 1918, la más mortífera de la historia, fue realmente la epidemia española. Especifica que "un virus español puede abrirse camino hasta el Congo o Tahiti en menos de veinticuatro horas" (P. 20). Falso; la epidemia no se originó en España. Se llamó "española" porque la enfermedad afectó a Alfonso XIII y la noticia dio la vuelta al mundo. Los países beligerantes de la Guerra Europea ocultaron la incidencia de la gripe en sus respectivos países por razones de seguridad. Cierto es que el virus viajó rápidamente, pero tardó algunos meses en desplazarse por todo el mundo. A Canarias llegó un año después que a la Península Ibérica.
Narra el autor el magnífico episodio de un cónsul portugués que salvó la vida de muchos judíos durante la II Guerra Mundial, otorgándoles pasaportes falsos (p. 186). Podría haber añadido que la hazaña la realizaron también algunos cónsules españoles.
Harari afirma enfáticamente que uno de los fenómenos más influyentes del siglo XX ha sido el feminismo (p. 305). No es así, pues el feminismo es del siglo XIX.
La verdad es que todas estas minucias que digo palidecen al lado de la tesis fundamental de Harari: en el siglo XXI la ciencia está consiguiendo que los hombres sean dioses. De momento, nos aproximamos a la inmortalidad
Se comprende que para vender un libro valga todo.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Corte Internacional de Justicia,

7 claves para una buena redacción

Recomendación urgente del día
Con motivo del veredicto de la Corte Internacional de Justicia en el litigio entre Chile y Bolivia por el acceso de este segundo país al Pacífico, se ofrecen a continuación las siguientes claves lingüísticas:

1. Corte Internacional de Justicia

El nombre oficial en español del organismo judicial encargado de dirimir este caso es Corte Internacional de Justicia, y su sigla es CIJ. Otras denominaciones, como corte de La Haya tribunal de La Haya, se escriben con inicial minúscula por no ser nombres propios de la institución.

2. La Haya, con el artículo en mayúscula

La ciudad holandesa donde tiene sede este organismo se llama La Haya, y su gentilicio es hayense.  En este caso, el artículo definido la se escribe con mayúscula, pues forma parte del nombre propio de la ciudad, como señala la Ortografía de la lengua española.

3. El océano Pacífico, con océano en minúscula

En el nombre océano Pacífico, la primera palabra va con minúscula por tratarse de un sustantivo genérico.

4. Tratados, convenios y guerras: mayúsculas y minúsculas

Los nombres oficiales de los tratados y convenios se escriben con mayúscula inicial en todos sus elementos significativos: Pacto de Bogotá. Sin embargo, en las denominaciones de conflictos bélicos, solo es necesaria la mayúscula en los elementos específicos, mientras que el sustantivo genérico guerra se escribe con inicial minúscula (guerra del Pacífico), conforme a la Ortografía académica.

5. RR. EE., con espacio intermedio, abreviatura derelaciones exteriores

La abreviatura de relaciones exteriores en alusión a ministerios y organismos se escribe RR. EE., con un espacio entre las dos partes y con punto al final de cada una de ellas, no R.R.E.E. ni RR.EE.

6. Las expresiones latinas, en cursiva

Las expresiones latinas usadas en el ámbito judicial, como ad hocinter partesius cogenspacta sunt servanda, entre otras, se escriben en cursiva o entrecomilladas, de acuerdo con la última edición de la Ortografía académica.

7. Términos formados con prefijos, en una sola palabra

Los términos formados con prefijos, como coagentecontramemoriaredúplica, etc., se escriben generalmente en una sola palabra.

FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

Agencia EFEFundéu - BBVA
FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE

tories, no torys,

plural de tory

Recomendación urgente del día
El plural de tory es tories, término que el Diccionario de la lengua española recoge como anglicismo no adaptado para indicar lo perteneciente o relativo al Partido Conservador británico.
Sin embargo, en los medios de comunicación se pueden leer frases como «Guerra abierta en el congreso anual de los torys» o «Los torys bloquearon la votación en la cámara británica».
De acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudasla voz tory es un extranjerismo crudo, por lo que su plural se forma según las reglas de su idioma: tories, y no la forma híbrida torys.
Por la misma razón, tanto el singular como el plural se escriben en cursiva o entre comillas si no se dispone de ese tipo de letra.
Así pues, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir: «Guerra abierta en el consejo anual de los tories» y «Los tories bloquearon la votación en la cámara británica».
Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe