Google+ Badge

Google+ Followers

Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

domingo, 20 de outubro de 2013

Carlos Guillén. Presidente de Carbures




"El castellano es irrelevante en el mundo de los negocios"

Nacido en Cádiz en 1960, preside Carbures, una de las joyas de la corona aeronáutica española que emplea a 560 personas y facturó en 2012 más de 24 millones de euros.
FEDE DURÁN en Diario de Sevilla - España

-El inglés es el idioma de los negocios, pero ustedes también batallan en China, un país con 1.300 millones de habitantes. ¿Puede el mandarín darle un vuelco algún día al dominio anglo?

-Sin inglés no se puede establecer ningún tipo de acuerdo. Incluso en China se está imponiendo. El peso específico de la economía china, sin embargo, pone de manifiesto que el suyo es un idioma de gran pujanza e interés. Quien hable mandarín allí tiene obviamente una ventaja competitiva frente al inglés o a un traductor. El mandarín abre puertas y es un indicador de competencia profesional.

-¿Y el castellano?

-Ni siquiera en EEUU tiene un peso significativo. Los políticos latinoamericanos con los que me he entrevistado en el Congreso hablan inglés pudiendo hablar español. El castellano es un idioma precioso y con una riqueza gramatical y estructural enorme, lo utilizan muchas personas, pero en el mundo de los negocios es irrelevante.

-¿Cómo acaba un catedrático de Psicología del Trabajo presidiendo una compañía industrial?

-La universidad es la cantera de futuros trabajadores, el lugar al que acuden los jóvenes para enfrentarse al mundo laboral con la debida preparación. Yo siempre les animo a que afronten sus retos de una forma abierta, nada encorsetada, flexible y versátil, con el fin de tomar siempre la mejor decisión posible. Al ser consecuente con lo que predico, aplico esa misma fórmula en mi desempeño profesional.

-De hecho, la semilla de Carbures está en la colaboración universidad-empresa privada, sinergia poco aprovechada en general en España.

-Es algo de lo que estamos especialmente orgullosos. A partir de la Universidad de Cádiz y Airbus hemos logrado construir una compañía como la que ahora tenemos.

-Es un gran especialista en Recursos Humanos. ¿No piensa que se trata de una disciplina descuidada en este país? Las empresas no suelen tratar bien a sus empleados.

-Las personas son el eje fundamental en el desarrollo de cualquier compañía. Es vital atraer y retener el talento; generar una vivencia, una satisfacción laboral que ahora llamamos bienestar psíquico, una integración. No por trabajar mucho se logra el objetivo; hay que reorganizar bien para que esa persona rinda donde tenga que rendir. El modelo de Carbures está basado en la gestión por competencias, que es una labor transversal importante. Todas las personas de esta empresa son evaluadas dos veces al año; se marcan objetivos y se asignan misiones en función de sus competencias. No existe un modelo único de RRHH, hay que adaptarlo a las organizaciones.

-España ni retiene ni atrae talento. La fuga de cerebros es constante. La frustración de quienes se quedan, creciente. Y las tribulaciones de organismos como el CSIC notoriamente conocidas.

-Hay investigadores punteros que se van porque les dan no sólo recursos económicos sino materiales. Es un error grande no cuidar nuestro know how, nuestro core, que es muy productivo... Pero no mezclemos: también hay investigadores encantadísimos que trabajan por 900 euros al mes con una beca y generan una producción científica altísima, igual que en las compañías hay muchísimas personas que ganan mucho y no producen nada. Es un fallo estratégico no tener en cuenta el rendimiento. El dinero claro que juega un papel importante, pero el talento se atrae y conserva no sólo a partir de eso: está el bienestar psicológico del que yo hablaba, el clima laboral, el trabajo en equipo, la función que satisface y hace ser autoeficaz.

-Pagar en especie...

-Están la formación, el desarrollo de la carrera, el teletrabajo. Cuando hablo de atraer y retener hablo de generar implicación con un proyecto: no hay nada mejor que trabajar en algo que se cree que es acertado y donde se aporta un granito de arena al crecimiento de la compañía. Junto a la sensatez de una retribución justa, hay muchos otros valores.

-El inversor huye por definición y sin contemplaciones de la inestabilidad política. ¿Nos perjudica la perspectiva de una posible independencia de Cataluña?

-No me interesa entrar en ese tema. Ni siquiera tengo claro que vaya a existir un proceso de disgregación. Obviando ese matiz, el mercado bursátil apuesta por productos y empresas claramente definidas. En un país con estos temores laborales, ¿cuántos minoristas están invirtiendo sus ahorros en empresas como la nuestra? Eso genera satisfacción y confianza en lo que están haciendo muchas compañías. Hay que apostar por ese esfuerzo combinado. Quien espere a ver qué sucede en los mercados, tendrá pérdidas importantes.

-La fibra de carbono triunfa en la aeronáutica, pero también, desde hace años, en deportes como el ciclismo. ¿Le dan también a ese palo?

-Nuestra planta de Burgo de Osma (Soria) produce cuadros de bicicleta para las primeras marcas internacionales. Es una de las ventajas de acumular más de diez años de experiencia en un sector tan complejo como el aeronáutico. Si podemos hacer aviones, ¿cómo no vamos a ser capaces de fabricar bicicletas o coches?

Nenhum comentário:

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe