Se você procura um serviço de tradução português-espanhol profissional e de máxima qualidade, podemos ajudar-lhe...

quarta-feira, 23 de janeiro de 2013

El género gramatical



Estamos acostumbrados a escuchar, leer o usar "presidenta', pese a que muchos no estén de acuerdo.
Se escucha el uso de "gerenta', como femenino de "gerente'; y de "intendenta', como femenino de "intendente'.
La gente, en su intercambio lingístico cotidiano, es la que crea y re-crea la lengua, como también origina los cambios.
En esta ocasión voy a continuar comentando algunas consultas relacionadas con el género gramatical, al que me referí en mi nota anterior, cuando comparé este concepto con el de sexo.


Presidente / presidenta
Una de las consultas que más efectuó la gente a nuestro Servicio estuvo relacionada con el género femenino de la palabra "presidente'. Se incrementó, por supuesto, desde que Cristina Fernández asumió la presidencia de la Nación; sin embargo, la recibíamos desde mucho tiempo atrás. Quizá esto último se debió a que, en Argentina, ya teníamos el antecedente de María Estela Martínez de Perón (Isabelita) que había asumido después de la muerte de su esposo, según lo establece la Constitución.
Además de la cantidad de consultas sobre este término, es sabido que circulan permanentemente manifiestos sobre él en la web, dando sobradas razones respecto de los motivos morfológicos que no justificarían tal femenino. Los ejemplos que se ofrecen sobre ello (la mayoría elegidos con muy buen tino, de tal modo que causan gracia) apoyan, razonablemente, la tesis en la que se basan para quitar legitimidad al uso femenino "presidenta'.
En tal sentido, el argumento válido (robustecido con varios ejemplos) es que este sustantivo deriva de un participio, el cual tiene una terminación válida para ambos géneros: el presidente / la presidente. En una palabra, este vocablo deriva del verbo "presidir' y, más directamente, es su participio: "presidente'. "Presidente' es el / la que preside, como también "gerente', es el / la que gerencia; y "agente' es el que hace o cumple una determinada función o el / la “persona que obra con poder de otra”, afirma el DRAE.
Estamos acostumbrados, a esta altura de los acontecimientos, a escuchar, leer o usar "presidente' o "presidenta', a pesar de que muchos no estén de acuerdo con la forma femenina. Se comienza a escuchar el uso de "gerenta', como femenino de "gerente'; también, de "intendenta', como femenino de "intendente', y de otras palabras del mismo tipo. Sin embargo, descreo que a una oficial de policía se la titule como "agenta': a nadie, por ahora, se le ocurriría tal opción. De este mismo modo, ninguno elegiría cualquiera de estas primeras opciones que coloco: "eleganta', "escribienta', "diferenta', "hablanta', "pacienta', "adolescenta', "capilla ardienta', "asamblea constituyenta', y tantas otras. Menos aún se le pasaría por la mente construir una oración que diga: “Nuestra presidenta es una dirigenta eleganta; ella es representanta de un 54% de votantes y votantas. Cuando no está de humor, es sufrienta y poco pacienta”.
Bueno; ahora, dejando de lado la cara risueña del asunto, reflexionemos un poco sobre la consulta que muchos realizaron.
El hacedor de la lengua
Uno de los que consultaron sobre este tema, escribió literalmente lo que sigue:
“La consulta es sobre el mundo de la política y de la empresa relacionado con la discriminación del sexo débil. ¿Se debe hablar de "la presidenta', "la diputada', "la gerenta', "la ministra' o, por el contrario, debe decirse "la presidente', "la gerente', etc.? Sería interesante conocer si existe alguna regla para estos tipos de tratamiento”.
Se le había respondido de esta manera:
“"La presidenta' (hubo un fallo de la Academia Argentina de Letras en la época de María Estela Martínez de Perón al respecto), "la diputada' y "la ministra' corren normalmente como femeninos en el uso de la gente. La "gerenta' no parece tener tanta extensión, pero se han detectado ocurrencias. Si su uso se extendiera suficientemente, podría convertirse en norma y, por lo tanto, ser legítimo. Además, el "Diccionario panhispánico de dudas' de la RAE (2005, Bogotá, Santillana, página 520) lo ratifica: "Por su terminación, puede funcionar como común en cuanto al género (el / la presidente); pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico presidenta (...)”.
Estimo que la respuesta está muy clara y fundamentada, con lo que agrega el último diccionario mencionado. Sin embargo, creo conveniente explicitar la razón principal en la que se apoyan las que se mencionaron. Se trata de lo que afirma, de un modo contundente, el lingista Eugenio Coseriu.
En su teoría de la lingística del hablar, adjudica una radical trascendencia al hablar espontáneo de la gente. Hasta principios del siglo pasado, los estudiosos destacaban la importancia de la lengua escrita por sobre la oral, fundándose en su prestigio como trasmisora del conocimiento y de la literatura. De hecho, por ese mismo motivo no se otorgaba mucho valor al estudio de la lengua oral. Sin embargo, luego florecieron las investigaciones sobre esta porque se dieron cuenta de que constituía la base de la comunicación humana. En efecto, del hablar espontáneo y cotidiano han nacido y nacen permanentemente las normas -inconscientes en el hablante- que permiten un coloquio pleno y exitoso a todos. En una operación posterior, los académicos irán a corroborar dichas normas, incluyéndolas en las gramáticas y diccionarios.
De todo esto deduce Coseriu que la gente, en su intercambio lingístico cotidiano, es la que crea y re-crea la lengua, como también origina los cambios necesarios para que el lenguaje sea siempre el instrumento más adecuado para entenderse y producir un mensaje exitoso, capaz de ser entendido por quienes se comunican.
La comunicación, al ser un acto social, tiene reglas de cortesía y de convivencia tales que, al ser respetadas, cada hablante se preocupa para que el interlocutor no se sienta ofendido por alguna palabra, actitud, gesto o entonación inadecuada.
En definitiva, la palabra "presidenta' ha sido aceptada gracias al uso mayoritario que de ella hacen los hablantes

Nenhum comentário:

Se procura um serviço de máxima qualidade e profissionalidade, podemos ajudar-lhe